Pasar al contenido principal
General

Caldero grande, caldero pequeño...

Érase una vez un pueblo donde la gente vivía feliz, la sopa constituía su principal alimento, y cada hogar tenía su especialidad propia. Tomates, perejil, cebollas, pimientos marrones, especias... Cada ama de casa tenía su receta inimitable su pequeño secreto. Se daba a probar la sopa a sus amigos...
Suscribirse a Edumática