Pasar al contenido principal

¿Sabes a qué se llama Síndrome de Estocolmo?

Querida familia barinesa, saludos y felicidad para ti, como sabes la vida moderna es un vendaval de desencuentros y contrastes que hacen que desafortunadamente situaciones de violencia sean más frecuentes, dentro de este ambiente de conflictividad a menudo se produce un proceso psicológico desconcertante, más común en la vida diaria de lo que se cree, se trata del Síndrome de Estocolmo ¿Sabes de qué se trata? Acompáñanos.

Clínicamente se conoce como Síndrome de Estocolmo a la reacción psicológica en la cual la víctima de un secuestro o una persona retenida contra su voluntad, desarrolla una relación de complicidad y de un fuerte vínculo afectivo con quien la ha secuestrado. Se debe, principalmente, a que malinterpretan la ausencia de violencia contra su persona como un acto de humanidad por parte del secuestrador. Desde el punto de vista de la criminología, las víctimas que experimentan el síndrome típicamente muestran dos tipos de reacción ante la situación. Por una parte, tienen sentimientos positivos hacia sus secuestradores, mientras, por otra parte, muestran miedo e ira contra las autoridades (policiales). A la vez, los propios secuestradores muestran sentimientos positivos hacia los rehenes.

 

Debe su nombre a un hecho sucedido en 1973 en la ciudad de Estocolmo, Suecia, cuando, con motivo del fallido atraco al banco Kreditbanken, el llamado robo de Norrmalmstorg, dos delincuentes mantuvieron rehenes, durante seis días, a cuatro de los empleados (tres mujeres y un hombre). A los tres días del inicio del secuestro, para evitar el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía, los rehenes fueron obligados a ponerse de pie con sogas alrededor de sus cuellos, hecho que fue percibido por ellos como una amenaza real contra sus vidas. Después de la rendición se produjo un hecho insólito, las víctimas (los rehenes) se negaron a testificar contra los secuestradores, por ello poco después y a consecuencia de aquel caso, el criminólogo Nils Bejerot acuñó la frase “Síndrome de Estocolmo” para referirse a rehenes que se sienten este tipo de identificación con sus captores.

Aunque este “síndrome” inicialmente se asumió como consecuencia de situaciones de violencia social y formaba parte de la materia criminalística, en los últimos veinte años la psicología y la psiquiatría han estudiado las implicaciones clínicas y psicológicas de este comportamiento, uno de los grandes hallazgos de los psiquiatras es que el Síndrome de Estocolmo, mucho más allá del instinto de supervivencia en situaciones de peligro con victimarios, representa anomalías emocionales como una autoestima débil y una personalidad insegura y temerosa, por esta razón, tanto la Sociedad Española de Psicología de la Violencia y la Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association) incluyeron el Síndrome de Estocolmo en su glosario de patologías mentales y conductas disfuncionales, de manera que se habla de Síndrome de Estocolmo en las siguientes situaciones:

-Incesto

-Violencia doméstica

-Violencia de género (psicológica y sexual)

-Violencia infantil (física y psicológica)

 

La mayoría de los casos en los que se ha diagnosticado este síndrome ocurren en el ámbito doméstico, concretamente violencia de género, es común que las mujeres golpeadas por sus parejas o un conocido cercano, no denuncien y lo justifiquen, criminalísticamente esto sucede porque las víctimas sienten temor a las represalias y no confían en el sistema judicial, pero psicológicamente el abuso es reiterado porque las víctimas anulan su autoestima y desarrollan una enfermiza relación de dependencia con su atacante. Lamentablemente la mayoría de estos casos termina en la muerte por homicidio de la víctima. Cuando se trata de niños y estos de alguna manera justifican, generalmente por sentimiento de culpa, a su atacante, la vida adulta de estos niños suele ser totalmente disfuncional.

Lastimosamente, la violencia contra las mujeres es una constante en todos los países de América Latina donde, a pesar del crecimiento económico de los últimos años, las cifras se mantienen en registros muy altos, con una incidencia de entre un 30 a un 60%, según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas. En nuestra región las mujeres son violentadas física, sexual y psicológicamente, independientemente de su origen social, racial o étnico, bien, la mayoría de estos casos están relacionados con el Síndrome de Estocolmo, eso explica por qué las mujeres latinoamericanas, en contraste con sus pares estadounidenses y europeas, solicitan menos el divorcio por violencia doméstica y abuso emocional. Las autoridades policiales, así como los sociólogos recomiendan a las víctimas de abuso denunciar y, además, recurrir a ayuda psicológica. No obstante, debe tomarse en cuenta que el Síndrome de Estocolmo es producto de un evento conflictivo en el ámbito social y de allí debe partirse para reforzar la personalidad alienada y la baja autoestima de las víctimas de situaciones de violencia. Si conoces a alguien cercano que podría estar manifestando Síndrome de Estocolmo, recomienda ayuda profesional, comparte esta información, la información y la prevención salva vidas. ¡Saludos!

__________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_de_Estocolmo

http://www.muyinteresante.es/salud/preguntas-respuestas/ique-es-el-sindrome-de-estocolmo

http://www.tuotromedico.com/temas/sindrome_de_estocolmo.htm

http://www.nodo50.org/mujeresred/violencia-am.html

Imágenes

http://www.forocriminologia.com/psicologia/el-sindrome-de-estocolmo/

http://pijamasurf.com/2013/04/sintomas-de-una-epoca-sindrome-de-estocolmo/

http://id.tudiscovery.com/estocolmo-el-sindrome-de-amor-entre-el-cautivo-y-el-secuestrador/

http://suples.net/?p=8753

http://es.sott.net/article/17444-Epidemia-de-violencia-mata-en-America-Latina-a-80000-ninos-por-ano

http://albafoundation.blogspot.com/2010/04/para-mi-el-incesto-era-normal.html

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.