Pasar al contenido principal

Reflexión acerca de las fiestas y ferias del estado Barinas

¿A quién le interesa las Ferias?

Tradicionalmente, a nuestro entender. Las Fiestas de los pueblos son como una especie de: un tiempo para el encuentro, la diversión sana después de un arduo trabajo de los habitantes de los pueblos y las ciudades, y una gran oportunidad para mostrar el potencial Cultural, artístico, turístico, gastronómico, agropecuario, científico y artesanal de sus creadores. De manera organizada con bastante anticipación.

Las llamadas "fundaciones" y "amigos" de las Ferias le han causado un gran daño al espíritu y el alma de las Ferias populares puesto que, se nombra una directiva, que lo que hace es solo buscar ganancia.

Esto ha prostituido de tal manera a las Ferias, en la búsqueda de la ganancia de quienes componen su organización, que lo que consiguen es que el pueblo se desvincule  de sus valores, de su Cultura, de sus raíces mas profundas, sintiendo un gran desprecio de los organizadores por nuestras tradiciones.

Aunque esto ya se ha dicho y discutido, no parece importarle a alguien. Esto se evidencia cuando se somete al pueblo en un coso o en un teatro al aire libre a una tortura transculturizante que pervierte a nuestra juventud y la incita a la drogadicción, prostitución, el alcohol, aportando no un granito de arena sino un camión a la descomposición de nuestra sociedad.

Se llega al caso de que, grupos musicales que causan estos estragos como el reggaetón, el vallenato, solamente dos conjuntos se llevan todas las ganancias de las Ferias, dejando nada para el estado, para nuestros Cultores, nuestros artistas, sino veámonos en el espejo de cuando trajeron a Arjona.

Es menester de las instituciones del estado como: alcaldías, gobernaciones, entre otras  instituciones públicas y privadas, invertir grandes sumas de dinero sin buscar ganancias. Porque se trata nada más y nada menos que de la recreación, la diversión y la búsqueda de una mejor calidad de vida espiritual de nuestro pueblo, y también la proyección del estado hacia otras regiones y países.

Se ha demostrado en diversas oportunidades como nuestros folkloristas son sometidos a una suerte de tercera categoría al ser relegados a un kiosquito en los extramuros del gran coso ferial, ahogados por el gran andamiaje de la gran maquinaria de equipos de iluminación y sonido estridentes que con su estruendo provoca un delirio psicótico en las masas asistentes, en especial las juveniles.

Otra cosa que esta demostrada es que, un Festival de música llanera atrae a una inmensa cantidad de público, tan grande, como el que pueda atraer artistas como Arjona, J Celedon, y otros por nombrar dos ejemplos. Y no es que estemos cerrados a la diversidad artística, pero debemos buscar una diversidad positiva y constructiva.

ATRÁS quedaron las Ferias donde uno veía espectáculos de calidad. En el parque ferial se hacia exposiciones ganaderas, artesanales, gastronómicas, agropecuarias. La Cultura tradicional era la que imperaba en la tarima, con festivales de música llanera, danza, estudiantinas, grupos folklóricos invitados de otros estados, (Tamunangue, los diablos danzantes de Yare) por nombrar algunos. En otras zonas de la ciudad como en el casco central, paralelamente a lo que sucedía en el parque ferial se presentaban grupos de ballet, orquesta sinfónica, danza, teatro, exposiciones de pintura, conciertos al aire libre, encuentros poéticos, (La gran serenata barinesa con la retreta del estado por mencionar algo). Lo que demuestra que se pensaba en los diferentes gustos del pueblo a través de las variadas propuestas. También es pertinente recordar los desfiles, las grandes bailantas al aire libre con grupos de música tropical.

Si queremos con sinceridad hacer una buena feria donde se exprese una cálida y hospitalaria presencia de nuestra Barinidad, debemos invitar a los barineses a organizar sus Ferias, principalmente a los que están conformados en concejos comunales, escuelas de danza, escuelas de música, orquestas, asociaciones de artesanos, instituciones turísticas, asociaciones agropecuarias, escuelas públicas y privadas, universidades, clubs privados (quienes en una oportunidad le dieron un gran apoyo y colorido con sus carrozas de diferentes colonias extranjeras).

Una reflexión para que en esta oportunidad las instituciones le den mayor cariño y seguridad a las ferias.

Miembros del CENTRO DE INVESTIGACIÓN PARA EL LOGRO DEL DISFRUTE DE LA CULTURA

Barinas, Venezuela

1 Comentarios

Excelente, estupendo comentario.... la palabra Feria hace tiempo desaparecio; ahora lo que celebran son encuentros cerveceros y aunque traen buenos artistas, para quien les gusta, es para el beneficio de algunos; vivo fuera de Barinas y cuando hay Ferias, siempre hay alguien que me pregunta: vienes a las ferias? les he dicho a que? la paso mejor en cualquier epoca, reuniendome con la familia y amistades o simplemente visitando los lugares tan llenos de recuerdos de mi Linda Barinas. Tampoco he podido traerme un recuerdo, q pueda decir.. tengo un pedacito de Barinas en mi casa, he querido comprar una franela con algo que resalte mi tierra y en ninguna parte he podido encontrar alguna. Falta motivacion, resaltar sus costumbres, para atraer turistas, darnos a conocer con publicidad por ejemplo.:nod:\r\nUn placer saludar a mis paisanos por este medio y aunque no vivo en Barinas, tengo un par de maracas barinesas, un cuatro larense, un par de alpargatas, nunca falta el rico dulce de lechosa en mi casa y una piedra del Rio Santo Domingo para machucar los ajos. Barinesa 100%

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.