Pasar al contenido principal

Legislación de la Antigüedad: El Código de Hammurabi

Apreciada familia, a propósito de las más recientes controversias con respecto a la interpretación de nuestra Carta magna, compartimos contigo un artículo del ámbito de la cultura universal en el que te presentamos la visión de la ley y su aplicación desde sus albores en la Antigüedad, una herencia que, en teoría, debe seguir rigiendo nuestras vidas, se trata del primer cuerpo de leyes escrito de la Historia: El Código de Hammurabi.

Se sabe que los griegos del periodo helenístico crearon los primeros códigos de derecho ciudadano, por el cual se regía la estructura de la ‘polis’. Paralelamente, el derecho romano sentó las bases del nacimiento de la Constitución, tal cual la conocemos hoy día en el mundo. Pero los historiadores y expertos en leyes coinciden en que tanto los griegos como los romanos soportaron su visión de la ley en los documentos antiguos hallados durante las refriegas de conquista. Existe evidencia contundente que señala que la primera legislación de la Historia es el Código de Hammurabi, que sirvió de ejemplo para que los griegos y romanos redactaran las legislaciones “modernas”.

 

El legado de Hammurabi

Hammurabi, fallecido en 1750 a. C., fue el sexto rey de Babilonia durante el Primer Imperio Babilónico, desde el año 1792 al año 1750 a. C., según la cronología del Antiguo Oriente Próximo. Hammurabi es conocido por el conjunto de leyes llamadas Código de Hammurabi, considerado el primer código de leyes escritas de la Historia. Estas leyes fueron inscritas en una estela de piedra de 2,4 m de altura, encontrada en Persia en 1901 pero de procedencia desconocida. Gracias a su reputación en tiempos modernos como antiguo legislador, el retrato de Hammurabi se encuentra en numerosos edificios de gobierno de todo el mundo.

 

La esencia fundamental de la visión del rey Hammurabi prevalece actualmente en todos los sistemas jurídicos del mundo, en su visión las leyes escritas eran inmutables. Su aplicación no podía estar por debajo de ningún mandado jerárquico, de ninguna persona con poder, sino que había que cumplirla en pro del bien colectivo y, sobre todo, del control de la comunidad.

Al igual que sucede con casi todos los códigos en la Antigüedad, sus leyes son consideradas de origen divino, como representa la imagen tallada en lo alto de la estela, donde el dios Shamash, el dios de la Justicia, entrega las leyes al rey Hammurabi. De hecho, anteriormente la administración de justicia recaía en los sacerdotes, que a partir de Hammurabi pierden este poder. Por otra parte, conseguía unificar criterios, evitando la excesiva subjetividad de los jueces. Escrito en acadio, su prólogo y el epílogo están redactados en un lenguaje más cuidado, el rey ordenó que se pusieran copias de este Código en las plazas de cada ciudad para que todo el pueblo conociera la ley y sus castigos, para lo cual el cuerpo de la ley se expresa en lenguaje claro, del pueblo.

Este código es duro, sus leyes son implacables, pues en la mayoría de las causas probadas, el castigo era la muerte. Al respecto, se sabe que las legislaciones del mundo que contemplan la “pena muerte” como pena máxima, tomaron su estructura del Código de Hammurabi. Este comienza con la partícula si (o proposición condicional), describe la conducta delictiva y luego indica el castigo correspondiente. Una de sus leyes establece la Ley del Talión (“Ojo por ojo, diente por diente”).

Estas son algunas de las leyes del Código de Hammurabi:

  1. Si un señor aparece en un proceso para (presentar) un falso testimonio y no puede probar la palabra que ha dicho, si el proceso es un proceso capital, tal señor será castigado con la muerte.
  2. Si se presenta para testimoniar (en falso, en un proceso) de grano o plata, sufrirá en su totalidad la pena de este proceso.
  3. Si un juez ha juzgado una causa, pronunciado sentencia (y) depositado el documento sellado, si, a continuación, cambia su decisión, se le probará que el juez cambió la sentencia que había dictado y pagará hasta doce veces la cuantía de lo que motivó la causa. Además, públicamente, se le hará levantar de su asiento de justicia (y) no volverá más. Nunca más podrá sentarse con los jueces en un proceso.
  4. Si un señor roba la propiedad religiosa o estatal, ese señor será castigado con la muerte. Además el que recibió de sus manos los bienes robados será (también) castigado con la muerte.

Los hombres de la Antigüedad tenían un profundo respeto por la ley, de ahí que sus imperios fueron prósperos por siglos, su estructura estaba soportada por el espíritu de sus leyes, de hecho, la historia ha demostrado que en el momento que estas grandes civilizaciones quebrantaron la ley, que los intereses personales de los gobernantes estuvieron por encima de su legislación y de su Constitución, su esplendor se derrumbó y quedaron sepultados para siempre como recordatorio constante de que el imperio de la ley es la esencia de las sociedades y del hombre mismo. ¡Saludos!

 

_________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%B3digo_de_Hammurabi

http://es.wikipedia.org/wiki/Hammurabi

http://www.profesorenlinea.cl/universalhistoria/Mesopotamia/CodigoHammurabi.htm

Imágenes

http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Hammurabi_code.jpg

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/h/fotos/hammurabi.jpg

http://copowieryba.pl/wp-content/uploads/2011/06/hammurabi.jpg

http://4.bp.blogspot.com/wnyYxyexmzw/Tki3RYgZHUI/AAAAAAAAEgs/mrxpIZRX1z0/s1600/Carpeta_Pedagogica_Pericles.jpg

http://www.planetasapiens.com/wp-content/uploads/2011/08/Hittite-text-Berlin.jpg

 

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.