Pasar al contenido principal

El “Gloria al bravo pueblo” está de cumpleaños

Familia barinesa, este 25 de mayo nuestro himno nacional está cumpliendo 135 años de haber sido proclamado mediante Decreto del entonces presidente de Venezuela, el reformista Antonio Guzmán Blanco, quien instituyó el canto independentista “Gloria al bravo pueblo” como himno nacional el 25 de mayo de 1881.

Según los historiadores, el canto patriótico “Gloria al bravo pueblo” era una de las tantas canciones populares entonadas fervorosamente durante los acontecimientos de 1810, en el que se produjo la Declaración de la Independencia. Las estrofas de este canto se le deben al poeta Vicente Salías, de quien se dice improvisó los versos durante una de las sesiones de la Sociedad Patriótica. Vicente, igual que su hermano Francisco, fue uno de los más destacados conspiradores del movimiento republicano que originó la Declaración de Independencia.

La música del himno se le atribuye a Juan José Landaeta, aunque existen criterios razonados de que podría haber sido compuesta por el maestro Lino Gallardo, contemporáneo de  Landaeta. Hasta 1881 este canto se conocía con el nombre de “Canción nacional”, pero luego que Guzmán Blanco firmó su Decreto, se pasó a considerar como Himno Nacional de Venezuela, así permanece hasta la actualidad, de hecho, es el principal símbolo patrio.

Otra versión de su origen

Una de las controversias con respecto a la autoría del “Gloria al bravo pueblo” es que en el decreto firmado por Guzmán Blanco no aparecen los nombres de los autores, lo cual ha generado diversas opiniones acerca de la autoría de la letra. La letra del himno siempre se le acuñó, sin ninguna contradicción, a Vicente Salías, quien en un momento de euforia improvisó la canción en las sesiones de la Sociedad Patriótica. Sin embargo, el investigador Alberto Calzavara, en 1988, afirmó en su libro Historia de la música en Venezuela que el compositor de la letra del himno nacional fue el maestro Andrés Bello. Su opinión está basada en la afirmación categórica contenida en el periódico caraqueño La Opinión Nacional, de 1874, que dice así: “El Americano del 16 de febrero último trae como regalo a sus numerosos suscriptores de todos los países que hablan el español el Himno Nacional de Venezuela, el célebre y heroico Gloria al Bravo Pueblo cuya letra compuso el ilustre venezolano Andrés Bello”.

 

 

Se refiere a un encarte del periódico El Americano, de París, de febrero de 1874. Para esta fecha gobernaba el país Antonio Guzmán Blanco, el mismo presidente que en 1881 decretaría el Himno de Venezuela. En 1874, sin embargo, nadie se sorprendió de la información reproducida en La Opinión Nacional, ni nadie objetó dicha aseveración. Los expertos aseguraron en aquel entonces que había mucha similitud de conceptos y formas métricas en el himno nacional en comparación con otros poemas compuestos por Andrés Bello.

En 1996 se reprodujo la polémica sobre los posibles autores del himno. Se decía, por ejemplo, que a Andrés Bello no se le pudo haber escapado un gerundio tan inapropiado como el que está en el himno en la frase “la ley respetando”, pues como es sabido Andrés Bello es considerado a nivel mundial como uno de los grandes maestros del español. Su gramática de la lengua española fue reconocida por la Real Academia de la Lengua y en buena parte de ella se basa la Gramática actual.

Por otra parte, el escritor y lingüista Alexis Márquez Rodríguez, profundo conocedor de nuestro idioma, terció en el debate periodístico, explicando que ese gerundio es válido y, además, en las composiciones de Andrés Bello abundan ejemplos parecidos. Con respecto al autor de la música, el mismo periódico caraqueño citado agregó esta información concluyente, refiriéndose a la canción que ya desde 1840 se conocía como la “Marsellesa venezolana”: “La música, como nadie lo ignora en este país, es obra de nuestro fecundo compositor Lino Gallardo, que interpretó felizmente en ella el ardor épico de nuestros pueblos en la época gloriosa de nuestra independencia nacional”.

Con respecto a Lino Gallardo la situación cambia. No sólo la tradición oral de la familia Gallardo y de numerosos personajes de la época da fe de que la música del himno la compuso este fervoroso patriota, sino que aparece su nombre en partituras antiguas, lo que no ocurre con Landaeta. Guzmán Blanco firmó el Decreto el 25 de mayo de 1881. El presidente Guzmán no nombró en su Decreto a los autores del himno, gracias a lo cual todavía se polemiza y se trabaja en busca de la verdad. Pese a todos los elementos a favor de Andrés Bello y Lino Gallardo como autores del himno nacional, oficialmente se tiene a Juan José Landaeta y a Vicente Salías como autores de la letra y música. Actualmente la Academia Venezolana de la Historia sigue su investigación para determinar con exactitud quiénes fueron en realidad los autores de nuestro himno nacional. Mientras la investigación continúa, celebremos un aniversario más del canto que alentó a nuestros libertadores y que hoy nos reconforta y tanto lo necesitamos. ¡Saludos!

_____________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://tusefemerides.blogspot.com/2014/05/25-de-mayo-dia-del-himno-nacional-de.html?spref=tw

https://es.wikipedia.org/wiki/Gloria_al_Bravo_Pueblo

http://www.venezuelatuya.com/historia/himnonacional.htm

Imágenes

http://tusefemerides.blogspot.com/2014/05/25-de-mayo-dia-del-himno-nacional-de.html?spref=tw

http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/un-dia-como-hoy-muere-vicente-salias/

http://encontrarte.aporrea.org/138/personaje/

http://nuestrahistoriacolonial.blogspot.com/p/la-cultura-colonial.html

http://lecturas-yantares-placeres.blogspot.com/2013/04/el-19-de-abril-de-juan-lovera.html

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.