Pasar al contenido principal

El estrés: Enemigo letal de la sociedad moderna

Familia de Barinas, recibe saludos cordiales, en esta ocasión te traemos un artículo con información que, de seguro, tiene que ver contigo, con tu familia, con tu comunidad, se trata del estrés, un fenómeno social y médico “común” que se ha convertido en nuestro más letal enemigo, acompáñanos a saber por qué.

El estrés (del inglés stress ‘tensión’) es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, a pesar de lo cual hoy en día se confunde con una patología. Esta confusión se debe a que este mecanismo de defensa puede acabar, bajo determinadas circunstancias frecuentes en ciertos modos de vida, desencadenando problemas graves de salud.

Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo y provoca la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo. Algunos ejemplos son los olvidos (incipientes problemas de memoria), alteraciones en el ánimo, nerviosismo y falta de concentración, en las mujeres puede producir cambios hormonales importantes como hinchazón de mamas, dolores en abdominales inferiores, entre otros síntomas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el estrés como una enfermedad que no se asume como tal en el seno de las sociedades, lo que la hace aún más peligrosa y letal, pues puede desencadenar o acelerar enfermedades fatales,

Las sociedades modernas son estresadas, los sociólogos consideran que el vértigo del mundo actual tiene un enemigo potencial en el estrés ciudadano, el alto costo de la vida, la inseguridad, los conflictos familiares y laborales extremos, los conflictos políticos, deterioro de las condiciones medioambientales, son detonantes para desarrollar estrés crónico y poner en riesgo la salud y la vida. Un estudio realizado por la OMS y la Asociación Internacional de Sociología (ISA, por sus siglas en inglés), demostró que las ciudades cuyos ciudadanos resultaron los más estresadas del mundo son Nueva York (EE.UU.), Londres (Inglaterra), Río de Janeiro (Brasil), Caracas (Venezuela) y Los Ángeles (EE.UU.), ciudades muy pobladas y vertiginosas por diversas razones. El estudio demostró que de América Latina, Caracas es la ciudad donde la gente señala sentirse más estresada, entre las razones sobresalen el tránsito y la inseguridad, 6 de cada 10 caraqueños se siente inseguro en la calle. Sin embargo, los niveles de estrés por persona más elevados en el continente americano los registra Nueva York, no en vano la Gran Manzana es la “ciudad que nunca duerme”, los neoyorquinos sufren ataques de pánico ante la idea de vivir otro “11 de septiembre”, tanto es el estrés colectivo que los servicios de salud de la ciudad han colapsado en cuanto a atención psicológica ‘per capita’ se refiere.  

En el ámbito de la psicología y la psiquiatría, el estrés se divide en simple y crónico, el simple está relacionado con situaciones de la vida diaria, familiares, laborales, que no deberían fracturar el normal desenvolvimiento de los individuos. Caso contrario es el estrés crónico, pues este está relacionado con los trastornos de ansiedad y depresión, que son reacciones “normales” frente a diversas situaciones de la vida, pero cuando se presentan en forma excesiva o crónica constituye una enfermedad que puede alterar la vida de las personas, siendo necesario consultar a un especialista. El estrés crónico produce alienación y conlleva a que las personas realicen actos impensables en contra de sí mismos (suicidio) o en perjuicio de terceros (homicidio), debido a la extrema tensión psicológica del problema que se esté sufriendo y la liberación exacerbada de adrenalina.

 

 

Cuando el estrés es crónico las personas padecen ciertos síntomas:

• Sensación de cansancio, aún al despertarnos

• Despertarse demasiado temprano, dificultad para dormirse, insomnio, pesadillas

• Incremento en el consumo de alcohol o de cigarrillos

• Aumento de la irritabilidad

• Pérdida del sentido de la perspectiva

• Tendencia a apartarse de actividades sociales

• Aumento de la susceptibilidad ante las críticas

• Cambios en los hábitos de alimentación

• Dolores de estómago en forma de nudos

• Manos temblorosas

• Tics nerviosos, como por ejemplo, en los párpados

• Pérdida de la confianza en sí mismo

• Fallas de la memoria

• Incómoda sensación de presión

• Mandíbula tensa.

• Comerse las uñas

• Náuseas y diarrea sin ningún malestar físico que los provoque

• Ataques de pánico

• Sentimientos de furia, agresión y hostilidad

• Llorar sin motivos

• Boca seca.

• Manos húmedas, dedos fríos

• Aspecto demacrado

• Fuertes sentimientos de culpa

 

Consecuencias del estrés:

El estrés entendido como estímulo, como respuesta o como proceso de interacción entre ambos, actúa en el organismo desencadenando gran número de alteraciones y enfermedades a distintos niveles. Entre los trastornos cardiovasculares pueden mencionarse la hipertensión arterial, la enfermedad coronaria o las taquicardias. El asma bronquial o el síndrome de hiperventilación constituyen trastornos respiratorios. Dentro de los inmunológicos figura la aceleración del desarrollo de los procesos infecciosos. En cuanto a alteraciones del sistema endocrino, las principales son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo. La úlcera péptica, la colitis ulcerosa, la aerofagia y el estreñimiento son desequilibrios gastrointestinales. El prurito, la sudoración excesiva, la dermatitis atípica y la alopecia se inscriben dentro de los dermatológicos. Los trastornos musculares más habituales son tics, temblores, contracturas musculares, etc. También produce  impotencia, la eyaculación precoz, coito doloroso, vaginismo y las alteraciones de la libido. Uno de los riesgos más letales del estrés es su responsabilidad en la aparición y desarrollo acelerado de ciertos tipos de cáncer, como el de estómago, por ejemplo.

Familia en este artículo te hemos dado suficientes razones para que te relajes, el estrés es una enfermedad silenciosa y letal que progresivamente afecta todos los ámbitos de nuestra vida. Independientemente de las situaciones personales que se vivan y del vértigo de la vida moderna, como especie estamos diseñados para combatir el estrés, nuestro sistema inmunológico lucha contra él todos los días, pero hay que ayudarlo y la actitud positiva es el arma, es una razón de supervivencia. ¡Saludos!

_________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://es.wikipedia.org/wiki/Estr%C3%A9s

http://www.portalplanetasedna.com.ar/estres.htm

http://www.crecimiento-y-bienestar-emocional.com/estres-enfermedad.html

http://www.impactofamiliar.org/articles/familia_y_el_estres.asp

Imágenes

http://www.sinestres.info/consejos_para_evitar_el_estres/

http://prensadigitalup.wordpress.com/2012/08/23/el-estres-y-sus-consecuencias/

http://estres.comocombatir.com/consecuencias-del-estres/

http://www.cnnexpansion.com/mi-dinero/2012/10/22/cuanto-quieres-perder-por-un-choque

http://cancelacionesicesi.blogspot.com/2012/09/las-tres-fases-del-estres.html

http://www.de-padres.com/articulos/248/aprenda-a-combatir-el-estres-en-el-trabajo

http://tomalotuyotlt.blogspot.com/2010/05/homero-en-waraira-repano.html

http://ve.mujer.yahoo.com/fotos/10-s%C3%BAper-alimentos-para-combatir-el-estr%C3%A9s-slideshow/

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.