Pasar al contenido principal

La ablación o mutilación genital femenina: Entre la cultura y la barbarie

Estimada familia de Barinas, recibe saludos cordiales y que tengas feliz semana, en esta oportunidad compartimos contigo un tema de actualidad del ámbito de la cultura, se trata de una de las prácticas culturales más polémicas del mundo: La ablación o mutilación de los genitales externos femeninos, seguramente te parece una “costumbre” muy distante a nuestra cultura local y regional, pero no te engañes, acompáñanos a descubrir el lado más oscuro de la cultura y qué tan cerca está de nosotros.

La ablación o mutilación genital femenina comprende una serie de prácticas consistentes en la extirpación total o parcial de los genitales externos de las niñas. Entre otras consecuencias, las niñas mutiladas padecerán durante toda su vida problemas de salud irreversibles. La escisión o circuncisión femenina es también conocida como mutilación genital femenina (MGF) que es la ablación o eliminación de tejido de cualquier parte de los genitales femeninos por razones culturales, religiosas o cualquiera otra no médica. Es una forma de violencia contra la mujer, por el hecho de ser mujer. Es violencia de género, paradójica por la intervención de las mujeres, bien consintiendo, bien realizando las prácticas, pero propia de sistemas de dominación patriarcales en los que es el hombre el que impone y decide lo que debe ser, sometiendo a las mujeres al deber de obediencia.

Existe la idea errada de que la ablación es una imposición del Islam y que se practica en países que se rigen por el Islam, pero resulta que la ablación femenina es muy anterior al Islam y no forma parte de esa religión en cuanto a sus textos sagrados, pero es evidente que quien o quienes practican la ablación, utilizan la religión o la moral basada en los convencionalismos socioculturales y los tabúes de su entorno para la presión psicológica que infunde temor al rechazo y a la marginación. Es importante destacar que no existe ningún versículo en el Corán que se refiera a la ablación femenina ni la recomiende, pero los fundamentalistas y extremistas se soportan en la religión para cometer este crimen atroz contra las niñas y las mujeres. Tampoco la Torá y la Biblia católica y cristina manda a cometer este crimen contra las mujeres, a pesar de que algunas etnias de diversas espiritualidades han continuado con esta costumbre ancestral, las supuestas justificaciones basadas en la religión están en desuso, cualquier líder religioso que ordene torturar a las niñas con la práctica de la ablación porque, según él, es la “voluntad de Dios”, miente, esa persona no es un líder, sino un criminal.

De manera que si creías que la ablación como práctica “cultural, ritual y religiosa” sólo ocurre en las naciones regidas por el fundamentalismo, te equivocas. ¿Te sorprendería saber que en América Latina se practica? Pues lamentablemente este ritual se practica en algunas regiones apartadas de Centroamérica, a saber, Belice, Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador, en este último también existe la “lapidación”. No hay evidencia de que se practique en Sudamérica, aunque algunos antropólogos investigan si se está produciendo en la Amazonia, sobre todo en zonas muy apartadas de Brasil, Perú y Venezuela.

Según datos de la Unesco, se calcula que 70 millones de niñas y mujeres actualmente en vida, han sido sometidas a la mutilación/ablación genital femenina en África y el Yemen. Además, las cifras están aumentando en Europa, Australia, Canadá y los Estados Unidos, principalmente entre los inmigrante procedentes de África y Asia sudoccidental. Desde 2010, la ONU por recomendación de la Unesco y Organización Mundial de la Salud (OMS), lucha contra esta práctica y ejerce presión a los gobiernos de los países en los que se practica para que se detengan esta “costumbre bárbara”.

La mutilación/ablación genital femenina se practica por diversas razones, entre ellas:

-Sexuales: A fin de controlar o mitigar la sexualidad femenina.

-Sociológicas: Se practica, por ejemplo, como rito de iniciación de las niñas a la edad adulta o en aras de la integración social y el mantenimiento de la cohesión social.

-De higiene y estéticos: Porque se cree que los genitales femeninos son sucios y antiestéticos.

-De salud: Porque se cree que aumenta la fertilidad y hace el parto más seguro.

-Religiosas: Debido a la creencia errónea de que la ablación genital femenina es un precepto religioso. La ablación se practica principalmente a niñas y adolescentes de entre 4 y 14 años. No obstante, en algunos países la ablación genital femenina se practica a niñas menores de 1 año, como, por ejemplo, en Eritrea y Malí, donde la práctica afecta, respectivamente, a un 44% y un 29% de estas niñas.

La ablación genital femenina constituye una violación fundamental de los derechos de las niñas. Es una práctica discriminatoria que vulnera el derecho a la igualdad de oportunidades, a la salud, a la lucha contra la violencia, el daño, el maltrato, la tortura y el trato cruel, inhumano y degradante; el derecho a la protección frente a prácticas tradicionales peligrosas y el derecho a decidir acerca de la propia reproducción. Estos derechos están protegidos por el Derecho Internacional.

 

Médicamente

La ablación genital femenina causa daños irreparables. Puede acarrear la muerte de la niña por colapso hemorrágico o por colapso neurogénico, debido al intenso dolor y el traumatismo, así como infecciones agudas y septicemia. Muchas niñas entran en un estado de colapso inducido por el intenso dolor, el trauma psicológico y el agotamiento a causa de los gritos. Otros efectos pueden ser una mala cicatrización, la formación de abscesos y quistes, un crecimiento excesivo del tejido cicatrizante, infecciones del tracto urinario, coitos dolorosos, el aumento de la susceptibilidad al contagio del VIH/SIDA, la hepatitis y otras enfermedades de la sangre, infecciones del aparato reproductor, enfermedades inflamatorias de la región pélvica, infertilidad, menstruaciones dolorosas, obstrucción crónica del tracto urinario o piedras en la vejiga, incontinencia urinaria, partos difíciles y un incremento del riesgo de sufrir hemorragias e infecciones durante el parto.

 

En el siguiente documental se describe una síntesis del significado de la oscura práctica de la ablación:


La cultura es tan diversa que “juzgar” prácticas culturales no es apropiado, pero cuando hablamos de la ablación, se está muy cerca de cruzar la delgada línea entre la “tradición” y la “tortura”. Medicamente la ablación es un serio riesgo para la salud y la vida de las niñas y las mujeres adultas en edad fértil, una manera atroz de truncar los sueños de las niñas. ¡Saludos!

___________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://es.wikipedia.org/wiki/Ablaci%C3%B3n_de_cl%C3%ADtoris

http://www.unicef.org/media/media_69883.html

http://www.unicef.org/spanish/protection/index_genitalmutilation.html

http://www.webislam.com/articulos/62284-es_una_practica_islamica_la_ablacion_femenina.html

Imágenes

http://susana-giosa.blogspot.com/2012/08/costa-de-marfil-nuevo-impulso-contra-la.html

http://www.abc.es/20110705/internacional/abci-ablacion-femenina-indonesia-201107050924.html

http://apadrino.com/lucha-contra-la-ablacion-femenina/

http://laprimeraplana.com.mx/2011/07/10/musulmanas-deberan-quitarse-los-velos/

http://charhadas.com/blogs/3469-el-reto-de-charhadas-stop-ablacion/posts/15733-el-reto-de-charhadas-stop-ablacion

http://www.mediterraneosur.es/fondo/ablacion.html

http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/11/27/onu-aprueba-primera-resolucion-contra-mutilaciones-genitales-femeninas/

Video

http://www.youtube.com/watch?v=mxR1MI-cmyU

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.