Pasar al contenido principal

¿Por qué se produce resistencia a los antibióticos?

Estimada familia barinesa, con preocupación la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció que las tasas de mortalidad podrían aumentar en un 40 ó 60%. La razón: la resistencia actual a los antibióticos. El mundo está próximo a una era postantibióticos en la que las infecciones comunes y lesiones menores que han sido tratables durante decenios volverán a ser potencialmente mortales.

Según la OMS, desde hace dos años sus especialistas advirtieron la superviviencia de las bacterias en el organismo pese al consumo de los medicamentos. Esta revelación puso en alerta al mundo médico, pues se trata del primer informe oficial en donde se indica que la resistencia bacteriana “ya no es una previsión, sino una realidad en cada región del mundo”. Para dolencias como la diarrea, la neumonía, las infecciones urinarias y de transmisión sexual, como la gonorrea, el ‘arsenal terapéutico’ está fallando, pero por qué falla. En primer lugar hay que tener claro qué es la resistencia a los antibióticos.

La resistencia antibiótica es la capacidad de un microorganismo para resistir los efectos de un antibiótico. La resistencia se produce naturalmente por selección natural a través de mutaciones producidas por azar, pero también puede inducirse artificialmente mediante la aplicación de una presión selectiva a una población. Una vez que se genera la información genética, las bacterias pueden transmitirse a los nuevos genes a través de transferencia horizontal (entre individuos) por intercambio de plásmidos; o igualmente producto de una conversión lisogénica. Si una bacteria porta varios genes de resistencia, se le denomina multirresistente o, informalmente, superbacteria. En los últimos 20 años la medicina encontró en los antibióticos la solución al control y erradicación de infecciones sin ningún problema, pero en los últimos 5 años algunos antibióticos han venido perdiendo efectividad incluso sin que exista incidencia de bacterias superresistentes o de mutaciones graves de virus, salvo los brotes conocidos de H1N1 y H1N5, quizá la inefectividad radica en el tiempo que tenemos usando antibióticos.

Los antibióticos, también llamados medicamentos antimicrobianos, son medicamentos que combaten las infecciones causadas por las bacterias. Alexander Fleming descubrió el primer antibiótico, la penicilina, en 1928. Después de que los antibióticos se usaron por primera vez en la década de 1940, transformaron la atención médica y redujeron dramáticamente las enfermedades y las muertes por enfermedades infecciosas. Originalmente, el término “antibiótico” se refería a un compuesto natural producido por un hongo u otro microorganismo que destruye las bacterias que causan enfermedades en los seres humanos o los animales. Algunos antibióticos pueden ser compuestos sintéticos (no producidos por microorganismos) que también pueden destruir o inhibir el crecimiento de microbios. Técnicamente, el término “agente antimicrobiano” se refiere tanto a los compuestos naturales como sintéticos. Sin embargo, muchas personas usan la palabra “antibiótico” para referirse a ambos.

Si la penicilina fue descubierta en 1928, estamos hablando de una brecha de 86 años usando antibióticos contra las infecciones, es casi un siglo, lo que significa que los agentes bacteriales que desde siempre han acompañado al hombre se han adaptado a los medicamentos que los controlan, su nivel de adaptación es tan grande que está haciendo a los antibióticos ineficaces. En otras palabras, el hombre moderno abusa del uso de antibióticos, lo que ha hecho que las bacterias los sobrevivan. Veamos este problema más en detalle:

¿Por qué las bacterias se están volviendo resistentes a los antibióticos?

El uso de antibióticos promueve la aparición de bacterias resistentes a esos medicamentos. Cada vez que una persona toma antibióticos, se eliminan las bacterias sensibles, pero pueden quedar vivas las resistentes que crecen y se multiplican. El uso reiterado e incorrecto de los antibióticos es la causa principal del aumento de las bacterias resistentes a los medicamentos. Sin bien los antibióticos se deben usar para tratar las infecciones bacterianas, no son eficaces contra las infecciones virales como el resfriado común, la mayoría de los dolores de garganta y la influenza. El uso generalizado de los antibióticos promueve la propagación de la resistencia a estos medicamentos. El uso correcto de los antibióticos es la clave para controlar la propagación de la resistencia. Aquí yace el primer problema, la desinformación, pues la mayoría de las personas cree que los virus, como los conavirus causantes de la gripe, pueden curarse con antibióticos, de manera que se recurre a la automedicación si se tiene fiebre, tos o dolor de garganta. En primer lugar, los virus no se curan con antibióticos, el virus de la influenza simple, la gripe común, vive de forma permanente en el organismo, una vez que eres infectado, sufrirás los brotes de por vida, eso explica por qué nos da gripe varias veces al año, cuando bajan las defensas, el virus sale a flote, por esa razón tomar antibióticos para combatirlo es un error, pues crea resistencia del organismo a estos medicamentos y cuando de verdad sea necesario su uso, éstos son inútiles.  

  

¿Por qué debe preocupar la resistencia a los antibióticos?

La resistencia a los antibióticos ha sido llamada uno de los problemas de salud pública más apremiantes en el mundo. Casi todos los tipos de bacterias se han vuelto más fuertes y menos sensibles al tratamiento con antibióticos cuando este de verdad se necesita. Estas bacterias resistentes a los antibióticos pueden propagarse rápidamente entre los miembros de una familia, los compañeros de la escuela y el trabajo, y amenazan a la comunidad con enfermedades infecciosas causadas por nuevas cepas, que son más difíciles de curar y más costosas de tratar.

La resistencia a los antibióticos puede poner en gran peligro y causar gran sufrimiento a los niños y adultos que tienen infecciones comunes, que solían ser fácilmente tratables con antibióticos. Los microbios se pueden volver resistentes a ciertos medicamentos. Una idea equivocada común es pensar que el cuerpo de una persona es el que se vuelve resistente a ciertos medicamentos. Sin embargo, son los microbios, no las personas, los que se vuelven resistentes a los medicamentos. Si un microbio es resistente a muchos medicamentos, se puede hacer difícil o incluso imposible tratar las infecciones que causa. Alguien que tenga una infección resistente a un medicamento determinado puede transmitir esa infección resistente a otra persona. De esta manera, una enfermedad que es difícil de tratar se puede transmitir de persona a persona. En algunos casos, esa enfermedad puede causar una discapacidad grave o incluso la muerte.

 

 

¿Existen soluciones a corto plazo?

Los científicos están trabajando en nuevas fórmulas antibióticas que no tengan como base la penicilina, en un intento de desarrollar medicamentos que superen la resistencia por falta de adaptación de las bacterias. Sin embargo, lamentablemente los resultados no serán a corto plazo, más bien a mediano y largo plazo, por lo que la OMS está llamando a no automedicarse y a informarse con los médicos especialistas acerca de los tratamientos más adecuados de acuerdo a la dolencia presentada, sobre todo está llamando a no aplicar antibióticos para combatir gripes comunes. Por esta razón, te ofrecemos algunas medidas preventivas para combatir la resistencia a los antibióticos.

Insistimos, es importante entender que, aunque son medicamentos muy útiles, los antibióticos producidos para combatir las infecciones bacterianas no sirven para las infecciones virales como el resfriado, la tos o la influenza. Algunos consejos útiles para recordar son:

-Hable con su proveedor de atención médica sobre la resistencia a los antibióticos.

-Pregunte si es probable que un antibiótico sea beneficioso para tratar su enfermedad.

-Pregunte qué otra cosa puede hacer para sentirse mejor pronto.

-No tome un antibiótico para una infección viral como el resfriado o la influenza.

-No guarde algo del antibiótico para tomarlo la próxima vez que se enferme. Deseche lo que sobre del medicamento una vez que haya completado el tratamiento que se le recetó.

-Tome el antibiótico exactamente como se lo indique el proveedor de atención médica. No se salte dosis. Termine el tratamiento que se le recetó aun cuando se esté sintiendo mejor. Si interrumpe el tratamiento antes de tiempo, algunas bacterias pueden sobrevivir y volver a infectarlo.

-No tome un antibiótico que le hayan recetado a otra persona. Puede que ese antibiótico no sea adecuado para tratar su enfermedad. Tomar el medicamento equivocado puede demorar el inicio del tratamiento correcto y facilitar la multiplicación de las bacterias.

-Si su proveedor de atención médica determina que usted no tiene una infección bacteriana, pregúntele cómo puede ayudarlo a aliviar los síntomas. No presione a su proveedor de atención médica para que le recete un antibiótico.

En Venezuela recientemente se prohibió la venta de antibióticos sin receta, es una medida para evitar la automedicación y luchar contra la resistencia bacteriana. Ya lo sabes, no presiones a los dependientes en las farmacias a venderte antibióticos sin prescripción facultativa, aunque los síntomas de tu afección sean molestos y quieras recuperarte más rápido, usar medicamentos de forma inadecuada puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. ¡Saludos!

___________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.elcomercio.com/salud/salud-medicamentos-antibioticos-resistencia-medicina-Alexa_0_1130886907.html

http://www.cdc.gov/getsmart/antibiotic-use/antibiotic-resistance-faqs-sp.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Antibi%C3%B3tico

http://es.wikipedia.org/wiki/Resistencia_a_antibi%C3%B3ticos

Imágenes

http://www.elcomercio.com/salud/salud-medicamentos-antibioticos-resistencia-medicina-Alexa_0_1130886907.html

http://www.teinteresa.es/Microsites/Pregunta_al_medico/Microbiologo/necesita-receta-obtener-antibiotico_0_722927882.html

http://circuitoaleph.net/2012/09/11/las-bacterias-tambien-son-criaturas-sociales-revela-estudio/

http://www.ngenespanol.com/articulos/553350/penicilina-y-medicamentos/

http://www.elblogdelabibliotecaria.blogspot.com

http://www.clinicadelaasuncion.com/4113/4113/

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

 

 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.