Pasar al contenido principal

¿Qué deberías comer de acuerdo a tu tipo de sangre?

Estimada familia de Barinas, como para nosotros tu salud es lo más importante, compartimos contigo un artículo con información de tu interés, pues trata del siempre significativo tema de la alimentación saludable. El cuerpo humano es como una máquina, cuyos engranajes funcionan perfectamente si obtienen la energía y mantenimiento adecuado. Bien, ¿sabías que como seres estructurados estamos diseñados para diferentes tipos de alimentación de acuerdo a nuestro tipo de sangre? Seguramente no lo habías pensado, parece increíble, pero es cierto, con nuestro grupo sanguíneo empieza el camino hacia una alimentación sana, por consiguiente, una vida saludable.

Cada grupo sanguíneo (O, A, B o AB) tiene un diseño bioquímico y metabólico único, que define con qué alimentos y sustancias es más compatible y con cuáles no. Cuando comes los alimentos compatibles con tu tipo de sangre, aumenta notablemente tu energía, te desinflamas tanto de tus intestinos como del resto del cuerpo, adelgazas, te liberas fácilmente de tus toxinas y alcanzas en forma natural tu peso ideal. Tu tipo de sangre determina también varios aspectos de tu personalidad y define qué te ayuda o qué te perjudica cuando haces ejercicio.

El Dr. D’Adamo, autor del libro Los grupos sanguíneos y la alimentación, cree que a cada tipo de sangre le corresponden ciertos tipos de alimentos. Esto se debe a las ‘lectinas’, una proteína encontrada en todos los alimentos. Si la lectina de un alimento concreto no es compatible con el antígeno del grupo sanguíneo de la persona, se puede producir alguna a reacción adveras para el organismo. Los hallazgos del Dr. D’Adamo ratifican otros estudios que sugieren que enfermedades como el síndrome metabólico, hiperinsulinismo y la diabetes, tienen su origen en la forma en que el sistema endocrino reacciona ante ciertos alimentos por incompatibilidad entre la lectina y el antígeno del grupo sanguíneo. Para los especialistas, si las personas conocen qué alimentos son compatibles con su grupo sanguíeno, muchos trastornos de la salud podrían evitarse, además de que aumentaría la esperanza de vida, que en Venezuela es de 70 años.

 

Grupo sanguíneo y tipo de alimentación  

Tipo O

Las personas de este grupo tienen un sistema inmunitario potente y muy activo, tendencia a una actividad tiroidea lenta, dificultad de adaptación a nuevas condiciones ambientales y nutricionales. Poseen un tracto digestivo fuerte y muy eficiente capaz de metabolizar dietas ricas en proteínas. No obstante, debe equilibrar sus proteínas animales con las frutas y verduras adecuadas para evitar la excesiva acidificación.

Alimentos benéficos: Consumir carnes magras, pescados, aceites, frutas y verduras, frutos secos (nueces y pepitas de calabaza)

Alimentos neutrales: Pollo, pavo, conejo, perdiz, langosta, mantequilla, cerveza, vinos blanco y tinto, quesos frescos magros.

Alimentos a evitar: Reducir el consumo coliflor, coles de Bruselas y las berenjenas, papas. Evitar el cerdo, salmón ahumado, pulpo, leche, lentejas, avena, patatas blancas, repollo, aceitunas, hojuelas de maíz, naranjas, fresas, zumo de manzana, vinagre, pimienta negra, plátanos, café (incluso descafeinado), té y bebidas gaseosas. Eliminar todo producto que contenga trigo y limitar los que llevan maíz y cereales.

Tipo A

Presentan un sistema inmunitario vulnerable, una buena adaptación a condiciones ambientales y nutritivas estables, un aparato digestivo frágil que no tolera la carne, la harina de trigo, la leche y los lácteos, y al que le va mejor una dieta vegetariana rica en cereales y legumbres.

Alimentos benéficos: Consumir fruta, pescados, legumbres, cereales verduras y frutas.

Alimentos neutrales: Pollo, pavo, queso de cabra, aceite de hígado de bacalao, almendras, arroz salvaje, coliflor, apio, manzanas, uvas, melones, peras, melocotones, té de diente de león, vino blanco.

Alimentos a evitar: Reducir el consumo de carnes, anchoas, almejas, quesos, repollo, papas, plátanos, tomates, cerveza, licores, los embutidos.

Tipo B 

Presentan un sistema inmunitario activo y un aparato digestivo eficiente que le permite seguir una dieta variada y equilibrada. Es la más completa y rica de todas, ya que incluye lo mejor de la alimentación carnívora y vegetariana.

Alimentos benéficos: Consumir huevos, carnes pescados lácteos, legumbres, cereales, verduras y frutas.

Alimentos neutrales: Ternera, hígado, pavo, nata, aceite de hígado de bacalao, arroz integral y blanco, ajo, pepino, papas blancas, manzanas, peras, mayonesa, café y vinos (blanco o tinto).

Alimentos a evitar: Cerdo, embutidos, langosta, anchoas, helados, aceite de girasol, lentejas, cereales blancos, pan de centeno, aceitunas, tomates, pimienta negra, licores. No se recomiendan los cangrejos, la langosta, los mejillones, las ostras, las almejas, el pulpo, las anchoas, la anguila y los caracoles.

Tipo AB

Estas personas tienen un sistema inmunitario vulnerable y un aparato digestivo frágil que precisa una dieta mixta moderada.

Alimentos benéficos: Su dieta deberá ser moderada, debe consumirse productos a base de harina de trigo y preferir las grasas vegetales. Carnes pescados y mariscos, lácteos, frutos secos, legumbres, cereales, verduras, frutas.

Alimentos neutrales: Hígado, carpa, faisán, leche desnatada, leche de soja, aceite de hígado de bacalao, almendras, nueces del Brasil, lentejas, crema de arroz, pan integral de trigo, espárragos, patatas blancas, manzanas, peras, mayonesa, cerveza, vinos (blanco o tinto)

Alimentos a evitar: Las carnes y los productos lácteos o integrales de trigo y pastas, vinagre y bebidas gaseosas. Eliminar los encurtidos, la pimienta, el vinagre, tocino, ternera, cerdo, helados, leche entera, langosta, las gambas, los cangrejos, las ostras, las almejas, el pulpo, la lubina, las anchoas y la anguila.

 

 

Hay que aclarar que el propio autor señala que estas conexiones no son radicales. Es decir, no todas las personas del mismo tipo son intolerantes a todos los alimentos ni el grado de sensibilidad es igual en todos al alimento, esto debido a que cada persona tiene un historial clínico particular. Por esa razón, lo más recomendable es consultar un nutriólogo1 –ojo, no es lo mismo que nutricionista- y a un endocrino si se padece algún tipo de desorden metabólico. ¡Saludos!

Nota:

  1. El nutriólogo es un médico especialista en trastornos de la alimentación y obesidad, se encarga de detectar el problema del paciente y al ser médico tiene la facultad de recetar fármacos contra la ansiedad u obesidad, cosa que el nutricionista no puede hacer.

 

___________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.periodico24.com/que-debes-comer-de-acuerdo-a-tu-tipo-de-sangre/noticia/35364/

http://www.alimentacion-sana.org/informaciones/novedades/sanguineo.htm

http://www.centroengel.com/nutricion2.html

Imágenes

http://www.doralfamilyjournal.com/la-dieta-ideal-es-la-dieta-individual-y-el-secreto-esta-en-tu-adn/

http://sexualidad.salud180.com/sangre

http://www.enfemenino.com/adelgazar/dieta-grupo-sanguineo-d15406.html

http://nutritiva.mx/permalink/3394.html

http://hbcamor.blogspot.com/2012/06/pauta-alimentacion-grupo-0.html

http://www.periodico24.com/que-debes-comer-de-acuerdo-a-tu-tipo-de-sangre/noticia/35364/

 

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

2 Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.