Pasar al contenido principal

Los hongos de los pies.

Estimada familia barinesa, los hongos son un grupo de seres vivos diferentes de las plantas y de los animales, razón por la cual se clasifican en un reino aparte llamado Fungi. La ciencia que los estudia se llama Micología (Mykes=Hongo y Logos=Estudio). Poseen gran capacidad de adaptación y pueden desarrollarse sobre cualquier medio o superficie, tanto en los bosques como en las ciudades. Se reproducen por medio de esporas, las cuales son diseminadas principalmente por el viento y por el agua.

Juegan un papel descomponedor, ya que transforman la materia orgánica en sustancias más simples y asimilables por otros seres vivos. Pero también pueden desarrollarse formando asociaciones de beneficio mutuo con raíces de plantas (micorrizas) y con algas dando origen a los líquenes (los cuales son organismos totalmente diferentes a las plantas y a los mismos hongos), mientras que algunos crecen sobre otros seres vivos produciéndoles enfermedad o incluso la muerte.

Los hongos han jugado y juegan un papel muy importante en la medicina, la industria y la alimentación. La era de los antibióticos se inicia con el descubrimiento de la penicilina, obtenida a partir del hongo Penicillium notatum; asimismo algunos hongos son importantes en la industria de quesos, cerveza, vinos y otros; además de la excelente fuente de vitaminas, proteínas, fibra y minerales que constituyen los hongos comestibles.

Como se dijo anteriormente, los hongos pueden colonizar a seres vivos, especialmente la piel y las mucosas. La enfermedad se denomina micosis. Hay aproximadamente doscientos tipos de hongos que colonizan los pies humanos. Tras una serie de investigaciones, sobre los hongos en diversas partes del cuerpo, especialistas del Instituto Nacional del Genoma Humano y el Instituto Nacional de Cáncer, en Estados Unidos, realizaron el primer atlas de la diversidad y densidad de hongos en el cuerpo. Los resultados fueron publicados recientemente en la revista científica Nature.

El equipo, liderado por la doctora Julie Segre, reveló que, a pesar de que un tipo de hongo perteneciente al género Malassezia se encuentra comúnmente en la mayoría del cuerpo, el anfitrión principal es el pie. Los investigadores encontraron cerca de 80 tipos de hongos alojados en el tobillo (el espacio más poblado). Adicionalmente, hay unos 40 tipos en las uñas y casi 60 variedades más debajo de los dedos. Allí se encontró la mayor densidad de especies. Por el contrario, las manos (que albergan una gran cantidad de bacterias) es el área que tiene la menor cantidad de hongos.

¿Por qué los hongos prefieren los pies? Segre explicó que tienen menor temperatura en comparación con el resto del cuerpo, lo que los hace más atractivos para los hongos, pues las especies prefieren bajas temperaturas. La humedad también es otro factor que hace esta zona sea atractiva para los microorganismos. Estas infecciones las causan hongos similares al moho, que viven en el tejido muerto de la piel, el pelo y las uñas. Crecen en ambiente húmedo y cálido. Por esto, hay factores que predisponen, como: el calzado cerrado, las duchas y piscinas. En cuanto a los hongos de las uñas, son también factores de riesgo: tener lesiones leves en las uñas o tener alguna deformidad o enfermedad en las uñas.

Debemos prestar atención a las enfermedades relacionadas con la dermis, ya que muchas veces nos descuidamos por creerlas no alarmantes, pero lo cierto es que los hongos en la piel pueden ser muy perjudiciales si no son tratados de la manera correcta y en el momento justo. Para ayudar a las personas que desconocen la temática, describiremos los tres tipos de micosis más comunes y sus características, a fin de que puedan identificarlos en el caso de notarlos en su cuerpo y acudir de inmediato al médico para hallarles una solución.

 

Los hongos más comunes que ataca a los pies son:

Pie de atleta: es el tipo que con mayor frecuencia se da. La peligrosidad del pie de atleta radica en la facilidad con la cual se propaga, pudiendo instalarse en las manos y, desde ellas, hacia otras partes del cuerpo. Este tipo de micosis comienza a originarse entre los dedos de los pies, propagándose luego a otras regiones podales como el empeine. Es un tipo de hongo muy fácil de reconocer, ya que se produce un ablandamiento de la piel y con mucha frecuencia también ampollas. En el pie de atleta hay enrojecimiento, picor, sensación de quemazón, grietas o descamación entre los dedos de los pies, ampollitas o pequeñas escamas en la planta del pie y mal olor. También puede asociarse este hongo a otras partes del cuerpo.

Hongos en la cara: este tipo se tiende a confundir con el acné o con herpes por la forma en la cual se presenta, por lo cual las personas no suelen acudir a profesionales tras su aparición lo que provoca su empeoramiento. La piel se enrojece, se eleva levemente y presenta pus, prácticamente de manera idéntica a los granos del acné. Este tipo de afección cutánea suele empeorar con la luz solar, al contrario de lo que sucede con el acné, con lo cual si se observa esta reacción es inminente concurrir a un médico.

La tiña de las uñas: puede afectar a una o más uñas de manos o pies. Este tipo no es nada frecuente antes de la pubertad y suele ir precedida de una infección por hongos en los pies. Es más frecuente en las uñas de los pies que en las de las manos.

La paroniquia: es una forma especial de hongos en las uñas. Se inicia en el pliegue alrededor de la uña. Se ve hinchado, rojo y doloroso, pudiendo salir exudado. Después, se extiende al resto de la uña. Las uñas pueden tornarse frágiles, decoloradas, blanquecinas o amarillentas, engrosadas, levantadas y rotas.

El tratamiento se basa en la buena higiene del pie o de la zona afectada. Lavar bien con agua y jabón, al menos, dos veces al día y secar bien. También se debe cambiar frecuentemente de calcetines o calzado, para mantener seco el pie si su pie suda mucho.

En el caso de niños, el pediatra será el encargado de indicar, en caso de necesidad, el tratamiento específico en base a un raspado y posterior cultivo para determinar el tipo de hongo. Será en forma de polvos o cremas si afecta a la piel, o por vía oral (por boca) si la infección es muy extensa o afecta a las uñas. Cuando hay que tomar un tratamiento oral, es mejor darlo con las comidas, ya que se absorbe mejor.

El tratamiento de la onicomicosis (hongos en las uñas) es largo. En el caso de las uñas de los pies llega a los dos o tres meses, a veces hasta un año. Es conveniente seguir ucon la medicacion hasta una o dos semanas después que desaparezca la infección, para evitar que vuelva a salir.

Las infecciones de las uñas son difíciles de tratar. Los medicamentos pueden eliminar el hongo en la mitad de las ocasiones, aunque, incluso con un tratamiento efectivo, puede volver a aparecer. En algunos casos, el médico puede decidir que lo mejor es quitar la uña.

Las principales fuentes de contagio son otras personas. Los hongos son muy contagiosos y se transmiten fácilmente. También se puede contraer a través del contacto con animales, como perros, gatos o conejos.

Las principales medidas de prevención son:

- Llevar una buena higiene. Ducharse después de practicar deporte. Intentar mantener los pies limpios y secos, sobre todo entre los dedos, secándolos bien antes de ponerte los zapatos..

- Usar chanclas en vestuarios, duchas públicas y piscinas.

- Cambiarse los calcetines con frecuencia, al menos una vez al día.

- Lavarse las manos a menudo, sobre todo después de tocar animales.

- Utilizar talcos antimicóticos o de secado para prevenir el pie de atleta si la persona es susceptible o frecuenta áreas donde el hongo es común.

- Usar zapatos bien ventilados. Es preferible que estén hechos de materiales naturales, como el cuero, sobre todo en verano. Se pueden alternar zapatos distintos cada día, para que se puedan secar por completo. Evitar los zapatos con revestimiento plástico.

- No compartir utensilios para el corte de las uñas de las manos y los pies. 

No menospreciemos a nuestros pies, cuidemoslos.

Compilado por el equipo de barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas.

Referencias

http://www.nacion.com/2013-06-12/AldeaGlobal/Al-menos-180-tipos-de-hongos-colonizan-dedos-y-pies-humanos.aspx

http://www.familiaysalud.es/nos-preocupa-que/hongos-en-los-pies-que-son-y-que-podemos-hacer

http://www.inbio.ac.cr/papers/hongos/intro.htm

http://hongosenlospies.net/hongos-en-la-piel/

Imagen

http://ceropolitica.com/hongos-en-las-unas-de-los-pies-remedios-caseros/

http://www.soymujeractual.com/2011/06/hongos-en-los-pies.html

Video

http://www.youtube.com/watch?v=MIFVVQlzwp0

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.