Pasar al contenido principal

Cuidado con los analgésicos.

Estimada familia de Barinas, las sobredosis de medicinas recetadas para aliviar el dolor se han triplicado en la última década en Estados Unidos, y muere más gente por éstas que por heroína y cocaína juntas, dice un estudio. La epidemia de consumo de analgésicos recetados o adquiridos ilegalmente, que incluyen fármacos que contienen opioides, como la codeína y morfina ha llegado a niveles devastadores. Estas sustancias pueden producir dependencia y su abuso conduce a dosis cada vez más grandes para lograr el efecto de euforia y reducir el síndrome de abstinencia. Las dosis cada vez más grandes pueden causar disminución de la respiración, pérdida de conocimiento y muerte por sobredosis.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, una de cada 20 personas de 12 años o más (unos 12 millones) utiliza fármacos opioides de forma no médica.

Los analgésicos opioides funcionan en receptores del cerebro para reducir la percepción de dolor y al mismo tiempo crean una sensación de euforia. Pero también pueden tener un efecto sedante. Dos analgésicos comunes, el ibuprofeno y diclofenac, pueden aumentar levemente el riesgo de tener problemas cardíacos si se toman en grandes dosis y durante mucho tiempo, según datos revelados. Estas dosis cada vez más grandes pueden causar disminución de la respiración, pérdida de conocimiento y muerte por sobredosis. Las personas con artritis severa, por ejemplo, toman con regularidad estos medicamentos, que calman la inflamación, para llevar el día a día.

Aunque hay ciertos grupos de población que muestran mayor probabilidad de abusar o tener una sobredosis de analgésicos, en realidad el problema está ocurriendo en un amplio espectro de la sociedad. Afecta tanto a individuos blancos de clase media y alta como a individuos que viven debajo de la línea de pobreza. Por ejemplo, muchos más hombres que mujeres mueren por una sobredosis de analgésicos y la más alta proporción de casos está entre los adultos de mediana edad. Asimismo, las sobredosis ocurren con más frecuencia (dos veces más) en los condados rurales que en las grandes ciudades. Los investigadores explicaron que algunos pacientes podían considerar el riesgo aceptable, pero se les debería dar la opción de escoger.

 

El estudio, publicado en la revista Lancet, demostró que el consumo diario de estos fármacos suponen un riesgo mucho mayor en fumadores y personas con sobre peso. Esta no es la primera vez que se advierte al respecto, pero un equipo de la Universidad de Oxford analizó el asunto con un detalle sin precedentes a fin de ayudar a los pacientes a tomar decisiones con basamento. El grupo investigó más de 353.000 historiales de pacientes de 639 juicios clínicos diferentes para determinar el impacto de medicamentos sin esteroides ni antinflamatorios. Los expertos se fijaron en las altas dosis de las prescripciones, de 150 mg de diclofenac y 2.400 mg de ibuprofeno al día. Se descubrió que al año, por cada 1.000 personas consumidoras de estas medicinas hay tres ataques al corazón adicionales, cuatro casos más de fallas cardíacas y una muerte, así como casos de sangramiento del estómago, como resultado de la ingesta de altas dosis de los analgésicos.

Esto quiere decir que el número de infartos aumentaría de ocho por cada 1.000 personas al año a 11 por cada 1.000 personas con estas drogas. Tres más por cada mil al año, suena como si fuera un riesgo muy bajo, pero eso es algo que tienen que juzgar los pacientes. Así que si eres un paciente y te sientas a discutirlo con tu médico, tu eres que debería hacer un juicio sobre si el riesgo de tres por cada mil vale la pena para seguir tomando estos medicamentos.

Los especialistas dicen que esto no debería preocupar a la gente que toma durante un tiempo corto estos medicamentos para, por ejemplo, paliar dolores de cabeza. El prblema surge cuando se toman altas dosis durante un tiempo muy prolongado.

La hipertensión, el colesterol y fumar aumentan el riesgo de fallos en el corazón. A mayor riesgo de enfermedades cardíacas, mayor es tu riesgo de tener complicaciones. Aproximadamente, si tienes el doble de riesgo, entonces tendrás el doble de probabilidad de tener un infarto.

Se considera que los pacientes deberían tomar medidas para reducir los riesgos, como tomar estatinas, que sirven para reducir el colesterol. Un medicamento parecido, cuyo genérico es rofecoxib, fue retirado de forma voluntaria del mercado por sus fabricantes en 2004 después de que surgieran preocupaciones similares. Según el estudio, un tercer fármaco, naproxen, tuvo menos riesgos de complicaciones. Este medicamento tiene un papel muy parecido al de la aspirina, evitando que la sangre se coagule, lo que disminuye las probabilidades de un sangramiento en el estómago.

Estos dos analgésicos eran un "salvavidas" para millones de personas con artritis pues son extremadamente efectivos en aliviar el dolor. No obstante, debido a sus potenciales efectos secundarios, en particular el aumento de riesgo a complicaciones cardiovasculares, existe una necesidad urgente de encontrar alternativas que sean igual de efectivas, pero más seguras.

Los fármacos poderosos pueden tener efectos secundarios serios, por eso se deben respetar y usar con extrema precaución.

Referencia

http://www.medciencia.com/tomar-analgesicos-en-exceso-puede-ser-peligroso-para-tu-corazon/

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/11/111102_epidemia_analgesicos_eeuu_men.shtml

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/05/130530_salud_analgesico_riesgo_gtg.shtml

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/09/120921_analgesicos_eeuu_mortalidad_sobredosis_men.shtml

Imagen

http://www.abc.es/20100716/sociedad/plaga-michael-jackson-201007152109.html

http://noticiaaldia.com/2012/09/uso-indiscriminado-de-analgesicos-puede-empeorar-las-jaquecas/

Video

http://www.youtube.com/watch?v=1gQxwcPFxq0

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.