Pasar al contenido principal

Un rarísimo eclipse híbrido asombrará a la Tierra este 3 de noviembre

Estimada familia de Barinas, este 3 de noviembre la Luna y el Sol darán un espectáculo celeste que será visto en casi todo el mundo. Lo extraño de este fenómeno es que el mismo fenómeno será apreciada de diferente manera en diferentes partes del mundo.

Un eclipse solar se produce cuando la luna oculta el sol y proyecta una sombra sobre la Tierra. Las distintas manifestaciones de este fenómeno son debidas al ángulo con el que los rayos de sol inciden sobre la luna, que a su vez afecta al tipo de sombra proyectada en distintos lugares de la Tierra. Los tres tipos más comunes de eclipse solar son: total, parcial y anular. Hay un cuarto tipo menos frecuente, el híbrido, que es en realidad una combinación de los anteriores.

Como su nombre indica, un eclipse solar parcial es aquel en el que sólo una porción de los rayos del sol son bloqueados por la luna. La sombra de la luna se divide en dos regiones: la umbra y la penumbra. El eclipse parcial se produce cuando la penumbra, una región parcialmente sombreada de la sombra de la luna, se proyecta sobre algunas partes de la Tierra. Durante un eclipse parcial, algunos observadores verán un sol casi cubierto, mientras que otros situados en diferentes lugares de mundo observarán un sol creciente. Los eclipses parciales pueden presentarse solos o como parte de un eclipse anular o total.

Durante un eclipse anular, la luna cubre el centro del sol, dejando visible un aro, o anillo, solar alrededor de la luna. Estos eclipses ocurren cuando la luna está más alejada de la Tierra y localizada justo en frente del sol. Debido a la distancia, la umbra de la luna (la zona de sombra completamente oscura) no es lo suficientemente larga como para llegar a la Tierra. La zona de nuestro planeta donde se hacen visibles los eclipses anulares, es decir, donde se puede observar el cuerpo de la luna aparentemente contenido dentro del sol, recibe el nombre de antumbra. Los observadores que estén fuera de esta zona simplemente verán un eclipse parcial.

Durante un eclipse total, la luna bloquea por completo la visibilidad del sol. Estos eclipses se producen cuando la luna está lo bastante cerca para proyectar su umbra sobre algunas regiones de la Tierra. Lo que tendrán ante sus ojos los observadores situados fuera de dichas regiones será un eclipse parcial. Durante un eclipse total, alrededor de la luna, se podrá observar la corona, la capa más exterior y caliente de la atmósfera solar.

En algunos casos no muy frecuentes, se puede producir un fenómeno especial conocido como eclipse solar híbrido. En algunas regiones de la Tierra, este tipo de eclipse adoptará la apariencia de un eclipse anular, mientras que en otras aparecerá como uno total. Los eclipses híbrido se producen cuando la luna está lo bastante cerca como para proyectar su umbra sobre algunas porciones del globo terráqueo, pero lo bastante lejos también como para hacer que esa umbra no aparezca en otras regiones.

 

Mientras más lejos esté de la línea central, menor será la porción de Sol que ocultará la Luna. En Venezuela se verá parcial, con una cobertura del disco solar de aproximadamente 40%.

Cuando el tamaño aparente del Sol y de la Luna son muy parecidos y se produce un eclipse, el cono de sombra causado por la Luna cae sobre la Tierra esférica y el contacto de la sombra con el territorio es desigual. La punta del cono de la sombra toca la Tierra (produciendo una región de oscuridad total), pero luego falla, quedando corta y produciendo un eclipse anular. Visto desde la Tierra, en esta parte del paso, la Luna es aparentemente más pequeña y cuando pasa frente al Sol queda un anillo de fuego a su alrededor. El eclipse híbrido comienza y termina con la apariencia de un eclipse anular, pero durante un tiempo y para los observadores que estén dentro de la umbra, aparecerá como un eclipse total. Los eclipses híbridos representa alrededor del 5 por ciento de todos los eclipses que se producen.

Los eclipses de Sol son fenómenos bastante comunes, sobre todo los parciales, aquellos en los que la Luna tapa parcialmente a nuestra estrella. Les siguen los eclipses anulares, que ocurren cuando la Luna está algo más lejos de nosotros de lo normal, se ve más pequeña y cuando se pone justo delante del Sol, no lo tapa completamente al ser menor en tamaño, y en el cielo se ve un espectacular anillo de fuego, el borde del Sol al descubierto. Los eclipses totales de Sol, cuando nuestra Luna oculta completamente al Sol y la noche caer en pleno día, son algo más excepcionales (De todos los eclipses solares, el 35% son parciales, el 32% son anulares yel 28%, totales).

Pero hay otros eclipses de Sol que no son nada comunes. Al cabo de un siglo, se pueden ver unos 200 eclipses de Sol, de un tipo o de otro, pero solo se producen 10 eclipses solares híbridos, como es el caso del que vamos a ver el día 3 de noviembre de 2013, representan solo el 5% de todos los tipos de eclipses de Sol. Existen aún dos eclipses de Sol extremadamente extraños y que solo se dan en las regiones polares y suponen menos del 1% de todos los eclipses de Sol, se les denomina eclipse de Sol no central anular y no central total.

Este eclipse híbrido que esperamos comenzará siendo anular, para más tarde pasar a ser total y finalmente anular, de ahí que se denomine híbrido. Este fenómeno es muy fácil de entender. En resumen, verán el eclipse total aquellos que lo observen cercano a su medio día, y lo verán anular, aquellos que lo contemplen próximo a la salida o puesta de Sol (en los extremos del globo terráqueo), ya que están más lejos de la Luna y la sombra no llega completamente a la Tierra.

Para que un eclipse híbrido se produzca, el tamaño aparente de la Luna y el Sol deben ser casi exactamente iguales o iguales. Es curioso, ¿nunca se ha preguntado por qué la Luna y la Tierra tienen el mismo tamaño aparente? Pues resulta que la Luna es unas 400 veces más pequeña que el Sol, pero además el Sol está 400 veces más lejos de la Luna que la Tierra de ella. Esto no siempre ha sido así, antes la Luna estaba más cerca y no producía eclipses anulares, ya que aparentemente, la Luna era mucho mayor que el Sol. Con el alejamiento de la Luna, poco a poco, los eclipses totales y los híbridos dejarán de existir, para dar paso a los anulares y parciales.

La visión del eclipse híbrido tendrá lugar si usted está justo debajo de la sombra que proyecta el eclipse, que no es grande, y donde el día se oscurece hasta hacerse prácticamente de noche, viéndose incluso las estrellas.

Datos de los eclipses

El tamaño máximo de la sombra de un eclipse es de 272 km de diámetro y se desplaza según en el lugar que ocurra, entre los 1.800 y 8.000 km/h, por ello hay aviones preparados para seguir durante más tiempo los eclipses de Sol (siguen la sombra, pero nosotros que estamos pegados a la Tierra solo la vemos pasar). En el momento de la totalidad, un eclipse total no puede superar los 7m 31s, tiempo máximo que la Luna permanece ocultando al Sol completamente, esto se debe a que la Luna está más cerca y por tanto se ve más grande. Y lo veremos como parcial a miles de km de distancia de donde pasa la sombra de la totalidad (zona de totalidad).

En el eclipse del 3 de noviembre, la anchura de la sombra será nada más de 58 km. La duración máxima del eclipse total, es decir, el máximo tiempo que tapará la Luna al Sol completamente, es de 1m 40s, en el mejor de los casos, hecho que se dará al sur de las costas de Marfil y Ghana, debido a que los tamaños de ambos astros son casi idénticos y la Luna se mueve con rapidez alrededor de la Tierra, por lo tanto es un eclipse total muy efímero.

Visibilidad del eclipse del 3 de noviembre

El eclipse anular-total (híbrido), comenzará a verse como anular al este de los Estados Unidos en el océano, luego será total avanzando en el océano Atlántico, atravesándolo sin tocar tierra hasta su llegada al ecuador de África. La franja de la oscuridad pasará por el Centro de Gabón y El Congo, norte de la República Democrática del Congo, norte de Uganda, noroeste de Kenia, finalizando al sur de Etiopía y la zona central de Somalia como anular.

Los cálculos muestran que durante el siglo XXI solamente un 3,1% (7 de 224) de los eclipses solares serán híbridos, mientras que este tipo de eclipses comprenden aproximadamente el 5% de todos los eclipses solares durante el periodo que abarca del 2000 a.n.e. al 4000.

El eclipse se verá como parcial en el este de América del Norte y central, en los países del norte de América del Sur, zona norte y central del océano Atlántico, en Europa en toda España, sur de Italia, sur de Grecia y todas las islas del Mediterráneo, así como en Turquía, en casi la práctica totalidad de África y península Arábiga.

Consejos para ver el eclipse

1.- No mire jamás un eclipse de Sol sin la protección adecuada, podría provocarle graves lesiones oculares o quedarse ciego.

2.- No utilice gafas de Sol, radiografías o cristales ahumados.

3.- Se deben emplear filtros solares especiales o gafas con filtros, que resultan ser muy baratas al estar hechas de cartón y filtros solares. Se pueden conseguir por uno o dos euros en tiendas de óptica o tiendas con materiales de astronomía.

4.- Otra forma segura y para verlo en grupos es utilizar unos prismáticos o un pequeño telescopio y colocar detrás una cartulina blanca en la que se refleje la luz del Sol.

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve
El hogar virtual de la familia de Barinas

Referencias

http://www.abc.es/ciencia/20131022/abci-raro-eclipse-hibrido-ocultara-201310221018.html

http://www.ehowenespanol.com/tres-tipos-eclipse-solar-info_291064/

Imagen

http://observatorio.info/2005/05/eclipse-solar-hbrido/

http://www.astronomo.org/foro/index.php?topic=5077.0

http://www.abc.es/ciencia/20131022/abci-raro-eclipse-hibrido-ocultara-201310221018.html

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.