Pasar al contenido principal

Materiales "peludos" para producir energía.

Estimada familia de Barinas, las necesidades energêticas de las sociedades humanas se incrementan cada dia más. Eso impulsa qe se realicen estudios para hallar otras fuentes de energía que sean eficientes y limpias, amigables con la naturaleza.

La fuerza del viento puede transformarse en energía eólica mediante el movimiento de espas impulsadas por las corrientes de aire; estos dispositivos, parecidos a molinos son ya comunes en muchas partes del mundo. Sin embargo, el interés por hallar formas más eficientes de obtener energia del viento sigue avanzando, a la par con el descubrimiento de nuevos materiales o la utilización de híbridos tecnológicos. Por ejemplo, el efecto piezoeléctrico, conocido desde hace tiempo,es un fenómeno físico que presentan algunos materiales. Consiste en la generación de una diferencia de potencial eléctrico (voltaje) entre ciertas caras de un cristal cuando éste se somete a una deformación mecánica; a esto se denomina efecto piezo-eléctrico directo. Este efecto funciona también a la inversa: cuando se aplica un campo eléctrico a ciertas caras de una formación cristalina, esta experimenta distorsiones mecánicas (efecto piezo-eléctrico inverso).

Pierre Curie y su hermano Jacques descubrieron este fenómeno en el cuarzo y la sal de Rochelle en 1880 y lo denominaron 'efecto piezoeléctrico' (del griego piezein, 'presionar'). Cuando se comprime el cristal o matrial que presenta esta características, los átomos ionizados (cargados) presentes en la estructura de cada celda de formación del cristal se desplazan, provocando una polarización eléctrica. Debido a la regularidad de la estructura cristalina, y como los efectos de deformación de la celda suceden en todas las celdas del cuerpo del cristal, estas cargas se suman y se produce una acumulación de la carga eléctrica, produciendo una diferencia de potencial eléctrico entre determinadas caras del cristal que puede ser de muchos voltios.

En el caso contrario, cuando se somete a determinadas caras del cristal a un campo eléctrico externo, los iones de cada celda son desplazados por las fuerzas electrostáticas, produciéndose una deformación mecánica.

Basados en este efecto, los laboratorios suecos Belatchew, especializados en proyectos arquitectónicos experimentales, han desarrollado un curioso «capuchón» para edificios al que ha denominado «Strawscraper», compuesto por una gran cantidad de «pelos» piezoeléctricos que producen electricidad cuando son agitados al viento. El sistema, según sus creadores, es silencioso, no afecta a la vida salvaje y puede ser aplicado a casi cualquier construcción. En sus planes, ellos lo imaginan en Söder Torn, uno de los edificios más altos de Estocolmo.

 

El «Strawscraper» está compuesto de fibras piezoeléctricas que vistas de lejos dan la sensación de que le ha crecido cabello al edificio. La deformación de las fibras causada por el viento producen una diferencia de potencial capaz de producir trabajo eléctrico. El proyecto utiliza como punto de referencia a Söder Torn, una torre residencial de 26 pisos finalizada en 1997. La torre había sido diseñada con cuarenta pisos en mente, por lo que Strawscraper propone dar a la torre aquella altura original utilizando una estructura especial, cubriendo la parte superior y las paredes externas con estas fibras piezoeléctricas. Al ser agitadas por el viento, las fibras generan electricidad, convirtiendo a Söder Torn en una planta de energía eólica en el medio de la ciudad.

Strawscraper no tiene restricciones en cuanto a velocidades mínimas de viento, y no tiene impacto alguno sobre la vida salvaje, dos puntos que son usados con mucha frecuencia a la hora de criticar a las turbinas de viento convencionales. Lamentablemente, no hay información específica sobre la potencia final del edificio, pero debería ser suficiente para que alcance la marca de “energía cero”, es decir, que la cantidad de energía que requiere el edificio sea totalmente suplida por este material.

Ahora, ¿vivirías en un edificio cubierto de fibras que genera su propia electricidad? Probablemente haya arquitectos y diseñadores que huirán espantados ante la idea, pero si el edificio ya está allí, ¿por qué no usarlo para algo más?

Fuente original

http://www.abc.es/ciencia/20130522/abci-edificio-pelos-captura-energia-201305221259.html

http://blog.is-arquitectura.es/2013/05/18/strawscraper-rascacielos-con-generacion-energia-piezoelectrica/

6 Comentarios

ok amigo , y los exorto a que publiquen mas cosas , miren a ver si pueden publicar algo sobre la betatalasemia que es una enfermedad de la sangre y sus posibles complicaciones con el embarazo de una madre que padezca esa enfermedad para su bebe , saludos , si la publican avisame por favor , yo vivo en cuba y me cuesta mucho trabajo abrir esta pagina muchas veces mi direccion electronica es esta ransel@cardiovc.sld.cu es que tambien el internet se me dificulta

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.