Pasar al contenido principal

Niños campesinos habitantes de La Trampa de Mérida.

Allá arriba cerca las nubes está el caserío La Trampa, capital de la Parroquia del mismo nombre. Sí entre neblina y animales domésticos viven niños como los de la foto, acostumbrados a pasar frío, a trabajar desde pequeños.
Este par los fotografié por el camino de tierra que conduce de La Trampa al filo de La Neblina, al frente de un ranchito de bahareque con puertas de tela, jugando con su carrito de plástico; su presencia, su ropa y su inocencia despiertan en mí sentimientos de amor hacia ellos.