Pasar al contenido principal

Casona en Altamira de Cáceres

Al final de la calle principal que va de Altamira de Cáceres a Calderas, encontramos esta casona que nos recuerda las construcciones de principios del siglo XX, hechas de tierra pisada, barro, madera y tejas cocidas. Múltiples ventanas que permtían el acceso del viento y de la luz al interior. ¿Cuántas veces se asomó a ellas la familia que allí habitó? Sólo sé que desde ellas se vio desfilar parte de la historia que guarda este bello pueblito llanero-andino.