Pasar al contenido principal

En los últimos diez años medios de comunicación de gran credibilidad han "apoyado" los reportes de abducciones pero la ciencia los refuta con evidencias más que contundentes (Imagen referencial)