Pasar al contenido principal

El Kotel es visitado por miles de judíos que acuden a orar. Este lugar también es visitado por turistas que desean tener un acercamiento con la cultura hebrea

El Tabernáculo de Jerusalén era el lugar donde se le rendía culto a Di-s durante siglos y fue remplazado por el Templo construido bajo órdenes del Rey Salomón alrededor del año 960 a.e.c. en el monte Moria.

La construcción del templo fue iniciada por el Rey David, padre de Salomón, pero fue este último quien pudo ver realizado el trabajo emprendido por su predecesor. David había gastado unas 180 toneladas de oro, otras 420 toneladas de plata y tuvo en su poder gran cantidad de dibujos y planos del templo en los cuales se reflejaban todos los detalles de construcción.

Se cree que la edificación tenía unos 27 metros de largo, por 9 metros de ancho y unos 13,5 metros de alto. A los lados de la entrada se construyeron dos columnas que llevaban por nombre Yajin y Boaz. La entrada Este del templo apuntaba hacia el monte de los Olivos. El vestíbulo de la entrada, llamado Ulam estaba separado del templo por una puerta enchapada en oro de 10 metros de alto por 4 de ancho, por la cual el Rey y el Sacerdote hacían su entrada.

El templo de Jerusalén fue el santuario del pueblo Israelí pero fue destruido por los babilonios en el ano 586 antes de Cristo y fue reconstruido por Esdras y Nehemias luego de regresar del Exilio de Babilonia. Este segundo templo duro en pie casi 400 anos, ya que fue destruido de nuevo, pero esta vez por orden del emperador romano Tito después de la Gran Revuelta Judía.

Se dice que luego de destruir el templo quedo solamente una pared de la edificación, la cual Tito ordeno dejarla intacta como recuerdo del triunfo de los romanos sobre los judíos, por lo que se le llamo desde ese entonces hasta ahora como El Muro de los Lamentos. Por su parte los judíos aseguran que aun con la destrucción del templo ellos cumplieron con la promesa de que al menos una parte de la edificación al menos una parte quedaría en pie.

Este lugar es visitado por los judíos hasta la actualidad para orar, siendo considerado un espacio de significado especial para su cultura aun con las perdidas materiales que sufrió la estructura. Frente a este muro se lamenta la dispersión del pueblo hebreo y el dia de la semana de mayor significación es el viernes, durante el cual esta cultura prefiere compartirlo en compañía de sus seres queridos como una tradición que ha trascendido con el pasar de los siglos.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.