Pasar al contenido principal

La infestación de piojos o pediculosis es la segunda afección más comunes en los niños, después del resfriado.

Los piojos, conocidos científicamente como ftirápteros, son insectos parasitarios muy pequeños que se alimentan de sangre. Por ser parásitos necesitan de otro ser vivo que les sirva de huésped; este último debe brindarles las condiciones óptimas para poder vivir: calor y alimento.

Los pequeños insectos en cuestión pueden medir de 1,5 a 4 mm, poseen seis patas, viven en temperaturas que oscilan entre los 22 y 36 C y pueden permanecer unos treinta días en el ser humano.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.