Pasar al contenido principal

Para los helenos, los fallecidos entraban al Hades (Averno) cruzando el río Aqueronte, porteados por Caronte, quien cobraba por el pasaje un óbolo, mientras su perro, el terrible Cerbero, cuidaba la entrada

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.