Pasar al contenido principal

Debido a la intensa sequía que padeció Venezuela a mediados del 2009-2010, la iglesia del antiguo pueblo Potosí (Táchira), inundado para construcción de la represa Uribante-Caparo, quedó descubierta, lo cual es alarmante