Pasar al contenido principal

La ciencia desmitificó al Averno, confirmó las fuentes históricas y literarias al hallar su mítica "puerta" en la antigua ciudad de Hierápolis, actual Pamukkale, al sudoeste de Turquía, la explicación científica aniquiló al mito