Pasar al contenido principal

Vivir sin el sentido del olfato es más complicado de que lo que parece, pues no se puede oler las flores ni tampoco se puede oler las señales que indican peligro.

Flores

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.