Pasar al contenido principal

Si los padres están preocupados por el apetito de su hijo, entonces se les recomienda que le dé alimentos, pero sanos, no refinados y bajos en calorías.

Niño comiendo chocolate.