Pasar al contenido principal

Respirar repetidamente dentro de una bolsa incrementa los niveles de dióxido de carbono causando una distracción para el cerebro.

Mujer respirando dentro de una bolsa