Pasar al contenido principal

Imagine un carro chocado al que con solo ponerlo a la luz ultravioleta o a un chorro de vapor de agua adquiera su forma original. Eso es posible con la utilización de materiales autorreparables.

Red estructural de un poliímero