Pasar al contenido principal

La colisión de la Tierra con otro planeta desprendió gran cantidad de masa, la cual se solidificó y formó la Luna.

Dos masas celestes mezclándose en el espacio.