Pasar al contenido principal

Origenes de Bum Bum ¡Tierra mágica! en el municipio Antonio José de Sucre

Este artículo presenta los origenes de Bum-Bum, tierra de petroglifos, manifestación de arte rupestre dejada por nuestros antepasados.

Dentro de la configuración geográfica del estado Barinas, se encuentra una zona privilegiada por la naturaleza como lo es el Pie de Monte Andino, allí se ubica el maravilloso pueblito de Bum-Bum, a las orillas de la troncal cinco, vía San Cristóbal Barinas, perteneciente al Municipio Antonio José de Sucre. Bum-Bum, pueblo que por su nombre llama a todos la atención, y que según los cronistas se deriva de los sonidos guturales emitidos por los indígenas, cuando navegaban por el río que se conoce con el mismo nombre y que nace en el páramo de San Pedro del estado Mérida.

Para el siglo XVI los colonizadores o españoles, exploran estas tierras, ya que en el Acta de Fundación del pueblo de Altamira de Cáceres en 1577 por Don Juan Andrés Varela, se hace mención a los límites de dicho pueblo, y allí sale a relucir el nombre del valle de "Bumbun", entre el Quinó y el Valle de la paz.

Según el cronista Fray Pedro Simón, estas tierras estuvieron habitadas por los indígenas Jiraharas y Caquetíos, que a la llegada de los españoles fueron sometidos al sistema de encomienda bajo el encomendador Francisco Mendoza. Estos indígenas nos dejaron un legado inolvidables como lo es el maravilloso nombre de Sabanas de Bum Bum, una tierra llena de encantos naturales en donde el misticismo de sus leyendas le ha hecho merecedora del la denominación de Tierra Mágica.

Dentro de las sabanas de Bum Bum encontramos vigilante y majestuosa lo que los lugareños conocen como Peña Viva, un inmenso cerro peñascoso cubierto por abundante vegetación, y que según algunos era motivo de adoración por los indígenas que habitaban la zona, su denominación de Peña Viva se debe a varios mitos y leyendas que han pasado de generación en generación, las cuales algunas dicen que esta peña se mueve y quien quiera explorarla se pierde en sus alrededores pero no logra llegar a ella, otras leyendas cuentan que en el interior de la peña salen sonidos extraños y que todavía viven en ellas indígenas de muy baja estatura, que algunos habitantes de la zona dicen haber visto, y que en las noches se oyen sonidos como de tambores u otros sonidos percutorios. Según cuenta la leyenda cuando los españoles perseguían a los indígenas, estos se escondieron en dicha peña y lanzaron un sortilegio para que ningún otro ser lograra entrar en este sitio sagrado.

Por los alrededores de Peña Viva se encuentra una basta red de petroglifos alcanzando un número hasta ahora de veinte rocas, que por la variedad de sus grabados, constituye el muestrario más rico y completo conocido actualmente en Venezuela. Se inicia con el petroglifo conocido como Bum Bum No 1 ubicado en la hacienda Santa Martha y de allí se encuentran una gran variedad de rocas talladas. El más interesante de todos ellos es la roca conocida como Piedra del Indio, que por sus grabados, pasa a ser una de las más interesantes de este muestrario; ya que la técnica que utilizaron sus artífices para su acabado, al parecer, alcanzó su máximo esplendor, su tamaño de cincuenta y dos metros de contorno en la base y veintiún metro de arco en la parte más alta, la colocan dentro de este complejo rupestre, como la más grande conocida actualmente en este sitio y en toda Venezuela. La casi totalidad de los grabados de estos petroglifos lo constituyen figuras de hermosos rostros, algunas configurando formas alusivas al sol.

También se encuentran figuras zoomorfas, esquemáticas, circuliformes, serpentiformes y alfabetiformes que hacen suponer a los arqueólogos que sus autores conocieron ciertos tipos de escrituras. Para algunos arqueólogos la presencia de estos petroglifos hacen suponer que son puntos de referencia para la ubicación de Peña Viva en donde el petroglifo mayor (Piedra del Indio), se orienta en dirección frontal hacia la Peña lo que hace deducir que desde allí se adoraba a la Majestuosa e imponente peña que todavía conserva sus aires de misterio y misticismo.

Este legado se ha convertido en patrimonio arqueológico del país por ser la puerta de entrada al área más importante en lo que a petroglifos se refiere en el estado Barinas.

El pueblo de Bum Bum, en la actualidad abarca un área aproximada de 20 km2 y posee una población de unos 3000 habitantes aproximadamente, sus habitantes son una mezcla de inmigrantes de distintas zonas del país sobre todo de Mérida , Pregonero y otras regiones que iniciaron la población actual alrededor de los años 1956, 1957 , siendo sus primeros habitantes los señores Demetrio Guerrero, Silvia Moreno, Abraham Arias, María Antonia Muñoz, Isaac Arias, Froilan Camacho, Marcelo Saavedra, Julio Pineda, Víctor García, Humberto García, entre otros.

Desde las sabanas de Bum Bum podemos divisar el parque Nacional Sierra Nevada, donde se puede llegar a él a través de los caminos que conducen a la hacienda Santa Martha, y el balneario del río Bum Bum que acoge a propios y extraños, pero sus principales encantos son el legado natural de Peña Viva que junto a los testigos misteriosos de los petroglifos han hecho que se gane la denominación de Tierra Mágica, por su gran variedad de mitos y leyendas que se han tejido por la idiosincrasia de sus habitantes, gente trabajadora y humilde que se siente orgullosa de la tierra que habita y de lo maravilloso regalos que el Creador les ha propinado.