Pasar al contenido principal

Un asunto que tiene que ver contigo...


Siglos y siglos de enfrentamientos por formas distintas de concebir la vida... Siglos y siglos de enfrentamientos por formas distintas de concebir la vida.

Parece que las costumbres inducidas y las consignas de grupo nos conducen a una eterna creencia: “Nuestras convicciones son pensamientos lógicos, las ideas de los demás son doctrinarias, infundadas e incoherentes”.

¿Por qué estamos encarcelados por nuestras afiliaciones o creencias?

¿Por qué nos hacemos esclavos de nuestras pequeñas pertenencias?

Nos sentimos arropados por el grupo y puede que sea el grupo quien nos esté encarcelando.

No es posible comprender la verdad, si aun viviendo con todos no eres uno solo, si tu pensamiento no rompe la dualidad a través de la reflexión, hay que estar alertas porque el terror hace cómplices y sólo la sensibilidad debe unir.

El humano no ha nacido para ser secuestrado por la muchedumbre.

La presión que ejercen sobre nosotros los distintos poderes, reduce la voluntad y alucina la conducta; repetimos y repetimos las mismas actitudes, nos convertimos en obedientes herederos de nosotros mismos.

Hay muchos referentes que nos hacen recordar nuestros colores y nuestras banderas: “nos levantaremos contra los malvados, contra los agresores de la tribu”, y esta actitud se perpetúa porque siempre hay alguien que se encarga de recordar que el poder existe… que debe ser nuestro y: “aquel que lo ponga en duda es un enemigo y debe ser destruido...”

----------
Sus comentarios son bienvenidos.

1 Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.