Pasar al contenido principal

La telemedicina: una visión futurística.

Estimados barinenses. La capacidad de asombro del ciudadano común ante los cambios de nuestra sociedad originados por los avances de la ciencia y la tecnología, no tiene fin. Cada descubrimiento, cada avance tecnológico se cristaliza en dispositivos cada vez más precisos, pequeños y con el tiempo, al alcance de todos. Luego, con las comunicaciones cada vez más rápidas y en tiempo real, los dispositivos se unen en redes, fortaleciendo su función. Un hilo por sí mismo es débil, pero se hace mucho más fuerte cuando forma redes. De eso se trata este artículo. Espero que les guste.

Se define como telemedicina la prestación de servicios de medicina a distancia. Para su implementación se emplean usualmente tecnologías de la información y las comunicaciones. La telemedicina puede ser tan simple como dos profesionales de la salud discutiendo un caso por teléfono hasta la utilización de avanzada tecnología en comunicaciones e informática para realizar consultas, diagnósticos y hasta cirugías a distancia y en tiempo real. Existe últimamente una revisión conceptual del término "telemedicina". Se entiende que el término "eSalud" es mucho más apropiado, en tanto que abarca un campo de actuación más amplio. La telemedicina incluye tanto diagnóstico y tratamiento, como también la educación médica. Es un recurso tecnológico que posibilita la optimización de los servicios de atención en salud, ahorrando tiempo y dinero y facilitando el acceso a zonas distantes para tener atención de especialistas.

Otra de las utilidades que presta el uso de la transmisión de datos médicos sobre redes adecuadas es la educación, donde los alumnos de medicina y enfermería pueden aprender semiología remotamente, apoyados por su profesor y con la presencia del paciente. Así podemos definir los siguientes servicios, que la telemedicina presta:

  • Servicios complementarios e instantáneos a la atención de un especialista (obtención de una segunda opinión).
  • Diagnósticos inmediatos por parte de un médico especialista en un área determinada.
  • Educación remota de alumnos de las escuelas de enfermería y medicina.
  • Servicios de archivo digital de exámenes radiológicos, ecografías y otros.

Todo esto se traduce en una disminución de tiempos entre la toma de exámenes y la obtención de resultados, o entre la atención y el diagnóstico certero del especialista, el cual no debe viajar o el paciente no tiene que ir a examinarse, reduciendo costos de tiempo y dinero. En la actualidad, dentro del campo de la telemedicina, podemos encontrar que se usa básicamente en 2 áreas de trabajo: La práctica y la educación.

Dentro de la práctica es posible resaltar las siguientes formas:

  • Telediagnósis.
  • Teleconsulta.
  • Monitoreo remoto.
  • Reuniones médicas para obtener segundas opiniones (Teleconferencia).
  • Almacenamiento digital de datos o fichas médicas.

Dentro del área educativa se destaca la siguiente forma:

  • Clases a distancia desde centros médicos (e-learning por medio de videoconferencia).

Básicamente, la educación médica hace uso de las técnicas de videoconferencia, ya que de esta manera se saca mayor provecho a los recursos educativos y las experiencias presentadas en la exposición. 

Un paciente hipertenso en Badalona, en España, recibe mensajes de texto para recordarle que se tome las pastillas y revise su presión arterial, en otro punto del mundo la madre de un niño diabético participa en un foro de una comunidad virtual de enfermedades crónicas, un doctor responde en su Facebook las dudas de sus pacientes y un especialista salva una vida por una ecografía que analizó vía skype.

La telemedicina, que combina los recursos tecnológicos de la comunicación con los servicios de salud, se abre paso al ritmo de crecimiento de las redes sociales y la sociedad informatizada. Juan Jurado Moreno, responsable del área de innovación de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia de España, dice a BBC Mundo que la telemedicina es un elemento tecnológico que está dando respuestas hoy “y en un futuro las dará todavía más” sobre todo en el área de control y seguimiento de los pacientes.

El Hospital San Juan de Dios es el materno infantil más grande de España y uno de los cinco más importantes de Europa. Aunque está en Barcelona, el 47% de los pacientes que recibe proviene de otras partes. Hace tres años, como una respuesta estratégica a la necesidad de optimizar la atención con el uso de internet, crearon el llamado "Hospital Líquido".

El Hospital Líquido San Juan de Dios cuenta con 12 proyectos internos, entre ellos el desarrollo de aplicaciones para tabletas. Para dispositivos móviles dos de ellas ya están en el mercado y otras tres esperan próxima salida. Una permite que el paciente tome una foto de la información nutricional de los productos en el supermercado para determinar si es compatible con su perfil médico. La otra, i-pediatric, aporta información para resolver dudas de la enfermedad.

El nombre viene de H2O, la composición química del agua, un juego de palabras que combina la H de hospital y 2.0 que refiere a las redes sociales. Jorge Juan Fernández, director de e-Health del hospital, explica a BBC Mundo que la institución diferencia dos tipos de teleasistencia: una dirigida a pacientes con historia abierta y otra para quienes son remitidos de otros centros. A cada persona con historia clínica se le abre su "portal del paciente", donde consigue los informes clínicos que recibe por un correo electrónico y puede descargar en cualquier momento. Hasta ahora hay 100 pacientes adscritos al e-Health.

Los otros servicios digitales son: consulta online a través de un e-mail seguro; teleconsulta o videoconsulta, por medio de un sistema seguro tipo skype; telemonitorización, sólo para diabéticos; y telerehabilitación para pacientes con problemas respiratorios. Usan todas las redes sociales para comunicarse con los pacientes: Facebook, con mayor incidencia en las madres; Twitter donde hay un uso mayor de profesionales, y también YouTube, Flickr y Slideshare para compartir información. Suman ya 15.000 usuarios 2.0. Las citas médicas se notifican mediante mensajes de texto al teléfono móvil.

"No es legal hacer una consulta médica por Facebook. Tenemos un modelo intermediado con dos community managers que administran las redes sociales y redirigen a los médicos para las respuestas a las dudas o sugerencias de las personas", precisa Fernández.

El hospital líquido también ofrece contenidos de salud online sobre cada enfermedad o dolencia con el fin de que los pacientes puedan tener información confiable y no recurran al "doctor Google". "Facilitar el acceso a la información es muy gratificante para ellos (los pacientes)"

Mercedes Serrano, neuropediatra adscrita al hospital líquido, lleva tres años en Guía Metabólica, una página web dedicada a pacientes con enfermedades raras que cuenta con 1.600 usuarios registrados, aunque la audiencia objetivo con este tipo de dolencias se calcula en 65.000 personas. Las visitas al sitio este año superan los 80.000 usuarios al mes. "Facilitar el acceso a la información es muy gratificante para ellos", asegura a BBC Mundo Serrano, quien hace asistencia clínica por las mañanas y se dedica al sitio web por las tardes, revisando contenidos o administrando el foro de padres donde los usuarios pueden plantear interrogantes, contactar a otros pacientes con un cuadro clínico similar o preguntarle a la doctora. "El 98% de los usuarios de la página está satisfecho y ha conseguido información útil", asevera Serrano.

La iniciativa muestra resultados en tres años: más de 50% de los pacientes encuestados han cambiado sus hábitos de vida. "Esto es más un servicio, que no mejora la efectividad clínica", aclara Jorge Juan Fernández.

Los Servicios Asistenciales de Badalona, también en Cataluña, comenzaron hace un año a abrirse a la telemedicina con una plataforma para control a distancia de pacientes hipertensos. En casa, los pacientes se miden la presión arterial y transmiten al doctor la información por su teléfono inteligente con bluetooth. También reciben mensajes de texto con el recordatorio de las pastillas. "Es una herramienta más que no sustituye nada a la medicina; complementa y mejora el rendimiento de un paciente, en particular de aquellos crónicos"

Jordi Ibáñez, director médico de estos servicios, indica a BBC Mundo que después de aquel experimento hace un año -que todavía mantienen- avanzaron en la implantación de una plataforma digital más amplia para estratificar perfiles de pacientes crónicos y determinar factores de riesgo.

Ibáñez asevera que con la implantación de los proyectos de telemedicina se ha logrado un ahorro valorado entre 400 y 500 millones de euros un año, a una tasa de 60 euros anuales por paciente. "Vienen menos al servicio médico, están más controlados y hay un mejor consumo de recursos", ratifica Ibáñez quien adelanta que el programa, denominado Ithaca, ha sido presentado como modelo en Bruselas y hay países interesados en reproducirlo.

Con la telemedicina, como sostiene Fernández, "hay cosas que no ameritan ir al médico". Sin embargo, Jurado Moreno alerta: "Es una herramienta más que no sustituye nada a la medicina; complementa y mejora el rendimiento de un paciente, en particular de aquellos crónicos".

El futuro está cerca.

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve
El Hogar Virtual de la Familia de Barinas.

Referencias

Texto

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/12/121228_tecnologia_salud_medicina_digital_np.shtml

http://es.wikipedia.org/wiki/Telemedicina

https://coca-cola-mitos-y-realidades.wikispaces.com/TELEMEDICINA

http://www.tecnologiahechapalabra.com/tecnologia/glosario_tecnico/articulo.asp?i=4181

http://www.assistanceinternational.org/telemedicina.php

Imagen

http://drmime.blogspot.com/2010/09/telemedicina-y-sus-alcances-ahora-la.html

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.