Pasar al contenido principal

El sauna

Estimada familia de Barinas, el sauna es un baño de vapor o sudoración que se realiza en un recinto a muy alta temperatura. La palabra puede ser utilizada tanto en femenino como en masculino. El sauna tiene efectos beneficiosos sobre el organismo, al liberar, mediante sudoración, que suele ser abundante y rápida, toxinas y activar la circulación sanguínea. Siempre va acompañada con contrastes de temperatura, a la sesión de calor le sigue una de enfriamiento, que amplía los efectos de la sudoración. Se toma con fines higiénicos y terapéuticos.

El origen del sauna se atribuye normalmente a los finlandeses. La palabra sauna es la palabra finlandesa más extendida. La expresión tomar un sauna no solamente significa pasar un rato sudando antes de tomar una ducha, sino el realizar todo un rito que conlleva la radiación de varios lapsos de transpiración y golpes de vapor, que se producen arrojando agua sobre piedras calientes. El vapor es el espíritu del sauna. La palabra finlandesa löyly (el vapor obtenido arrojando agua sobre piedras calientes), es una palabra de origen ugrofinés que entró en el vocabulario finlandés hace más de 7.000 años.

En sus comienzos, era un lugar sagrado y se ubicaba en el patio de las casas. En el siglo XX se comenzó a construirlas al lado de los lagos como ya se hacía en algunas mansiones. Lo normal era realizar una sesión de sauna a la semana y hacerlo de forma conjunta pues el calentamiento de recinto resultaba trabajoso, podía llevar toda una jornada y requería experiencia y paciencia en la preparación de la leña y el encendido y mantenimiento de la estufa, así como en la preparación de los haces de ramas de abedul, la vihta, con la que en el momento de máxima sudoración se suelen flagelar.

Los finlandeses no solo entienden el sauna como una "purificación" de cuerpo, ven en ella también la "purificación" del espíritu. Hasta la segunda guerra mundial era el lugar donde se daba a luz y se preparaba el cadáver para el entierro. Todos estas labores las realizaban las mujeres de la casa que, como en el caso de los partos, tenían "jornadas de sauna" ligadas a estas actividades.

La ejecución de una sesión de sauna está regida por normas y tradiciones. Hay una máxima que dice “En el sauna como en la iglesia se requiere recogimiento”, haciendo referencia a la tranquilidad que debe reinar en esos recintos.

En una sesión de sauna, no se debe alborotar o hacer ruido, incluso la propia charla debe estar limitada al alterar las condiciones en las que se toma (modifica la respiración). El baño de vapor, que se toma desnudo, ha tenido una cierta imagen de promiscuidad, cuando se ha acostumbrado a tomarla por turnos diferenciados según el sexo (en las comunidades rurales finlandesas primero entraban los hombres acompañados por el patrón de la comunidad y luego las mujeres que eran encabezadas por la señora de la misma). En los centros modernos hay saunas diferenciadas para hombres y mujeres.

Se dice igual en español que en el idioma original: "sauna", y cuenta con muchos aficionados en todo el mundo. Pero para los finlandeses es más que un lujo de spa. El cuartito caliente es parte de su historia. En el cuarto con paneles de madera a media luz, hombres desnudos están sentados en silencio, sudando. Uno se golpea en repetidas ocasiones con ramas de abedul. Otro, toma un cucharón de agua y cuidadosamente lo vierte sobre las piedras calientes de la estufa en la esquina.

En cuestión de segundos una ola de calor húmedo se arremolina alrededor de los tobillos y las piernas antes de envolver todo el cuerpo. Sus poros se abren y el sudor los cubre desde la cabeza hasta los pies. El agua arrojada sobre las piedras calientes emite un vapor conocido como loyly.

Cada sauna tiene su propio carácter y su propio loyly distintivo. Cuanto mejor sea el loyly, más agradable es el sauna. Este ritual del baño se ha repetido en Finlandia por miles de años, desde que los primeros pobladores cavaron una zanja en el suelo y calentaron un montón de piedras. Tras las arduas tareas del campo, el sauna proporcionaba alivio para limpiar y calmar los músculos doloridos. Los cálidos cuartos de madera se podían utilizar también a temperaturas más bajas, y estaban en el corazón de los grandes acontecimientos de la vida de un finlandés.

 

Las mujeres daban a luz en los saunas tradicionales, pues las paredes estaban cubiertas de hollín, naturalmente resistente a las bacterias, por lo que era considerada la habitación más limpia en la casa. Los saunas fueron además el lugar para los rituales de purificación antes del matrimonio y los cuerpos de los muertos eran lavados y preparados para el entierro en esos bancos de madera.

En 1960, Khrushchev asistió al cumpleaños 60 de Kekkone. La historia cuenta que Kekkonen lo retuvo en el sauna hasta las 5 a.m. Poco después, el gobierno soviético emitió un comunicado expresando su apoyo a la intención de Finlandia de cooperar con Occidente. Esto llevó a Finlandia unirse a la Asociación Europea de Libre Comercio en 1971. Khrushchev fue criticado en casa. Sus compatriotas dijeron que un comunista no debería estar desnudo en un sauna con un capitalista.

Para muchos finlandeses, el sauna era la habitación más sagrada de la casa y la más estrechamente relacionada con su bienestar. "Los finlandeses dicen que el sauna es la farmacia de un hombre pobre", le cuenta a la BBC Pekka Niemi, de 54 años de edad, originaria de Helsinki, quien pasa tres horas al día en el sauna, seis días a la semana.

El Parlamento finlandés tiene su sauna para que los diputados debatan dentro de ella y todas las misiones diplomáticas y consulares finlandesas en el mundo tienen su propio sauna. El expresidente y Nobel de la Paz Martti Ahtisaari utilizó la diplomacia del sauna para avanzar negociaciones desde Tanzania a Indonesia. Durante la Guerra Fría, Urho Kekkonen, quien fue presidente durante 26 años, negoció con diplomáticos soviéticos en el sauna de su residencia oficial.

Hoy en día, Finlandia es una nación de 5.3 millones de personas y 3.3 millones de saunas, que se están en hogares, oficinas, fábricas, centros deportivos, hoteles, barcos y hasta en minas bajo tierra. El 99% de los finlandeses van al sauna por lo menos una vez por semana y mucho más cuando visitan su casa de verano en el campo. Allí el modelo de vida tiende a girar en torno a este tipo de actividad y a un lago cercano que se utiliza para refrescarse.

Las reglas del sauna son simples: no comer ni beber dentro de la sala y si se habla, no debe ser de trabajo, cargo o religión; no se permite ropa o trajes de baño y los hombres y mujeres sudan separadamente, a menos de que sean miembros de la misma familia.

El sauna es para la mente. Realmente ayuda a calmarse en una sociedad moderna donde nunca se está tranquilo. Cuando uno entra a este lugar de meditación, está oscuro y por lo general tan caliente que no se quiere hablar.

Existen tres tipos de sauna. Sauna de humo (savusauna), 80º-160ºC: 
Conocida como la sauna original, se encuentra principalmente en las zonas rurales. El humo llena la habitación mientras la madera se quema en una estufa. Una vez alcanzada la temperatura, se permite que el fuego se apague y el humo se ventila a través de un agujero en el techo. Sauna de madera con calefacción 70º-130ºC: 
El tipo más común en el campo. Las piedras se colocan en una estufa de metal alimentada por madera de abedul bien seca. Se prefiere por su buen olor y quemadura de larga duración. Sauna Eléctrica de 80º-105ºC: 
El tipo más común, ya que es el más seguro y más fácil de calentar en los hogares. Una estufa eléctrica se activa con sólo pulsar un botón. Algunos apartamentos disponen de sauna en el sótano que se pueden reservar para sesiones privadas

Antes había más de 100 saunas públicas en Helsinki, casi una en cada esquina. Sin embargo, el número comenzó a declinar en la década de 1950 cuando la gente comenzó a comprar sus propias casas, con sauna privada. La capital cuenta ahora con sólo cuatro saunas públicas. Una de ellas es el nuevo Kulttuurisauna o Cultura Sauna, la primera que se construye en la ciudad desde hace medio siglo.

El sauna puede resultar ser peligrosa para quienes padecen determinadas enfermedades del corazón, ya que sudar abundantemente provoca se concentren también los fluidos corporales, por lo que la sangre se torna más densa y esto puede provocar un ataque cardiaco. Por ello, los especialistas recomiendan tanto en caso de hipertensión como en personas cardiópatas consultar con el médico la conveniencia o no de acudir a un sauna. Asimismo, hay estudios médicos que advierten de que el abuso de las sesiones de sauna puede ser perjudicial para la vida sexual. Esta conclusión se fundamenta en que el calor de un sauna puede reducir drásticamente la cantidad y calidad del semen masculino, y en el caso de las mujeres, ocasionar fuertes hemorragias menstruales e incluso el interrumpir la ovulación. Otro dato muy importante arrojan estudios realizados en EEUU, que demuestran que los bebés nacidos de mujeres que utilizan el sauna con frecuencia presentan el doble de probabilidades de padecen espina bífida, a consecuencia del excesivo calentamiento del útero. Por ello, se advierte de que la mujer embaraza no debe acudir a saunas y quienes planeen quedarse embarazadas deberían limitar cada sesión a 15 minutos entre periodos de enfriamiento.

    

Como consejos adicionales tendríamos: no se debe entrar en el sauna con el estómago lleno, deje que transcurra como mínimo una hora desde la comida. Durante la sesión no beba líquidos, ya que no se produciría la desintoxicación corporal. Después puede tomar zumos de fruta diluidos en agua o simplemente agua mineral. No realice ejercicios de gimnasia dentro de la sauna, ni se dedique a conversar.    

No se duche después de la sauna con agua caliente. Hágalo con agua templada.

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve
El hogar virtual de la familia de Barinas

Referencias

http://quemargrasaenelabdomen.blogspot.com/2012/01/quemar-grasa-en-el-sauna.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Sauna

http://www.viajoven.com/viajoven/estetica/sauna/sauna.php

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/10/131005_finde_finlandia_aficion_sauna_jrg.shtml

Imagen

http://www.masmusculo.com.es/health/evitar-el-sauna-despues-de-entrenar/

http://www.deperu.com/album/galeria.php?arc=2118

http://conocerdesalud.com/bajar-de-peso-en-un-sauna/

Video

http://www.youtube.com/watch?v=Or8h5JP8JZ8

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.