Pasar al contenido principal

Recomendaciones para colocar una aplicación informática en el mercado.

Estimada familia de Barinas, los teléfonos inteligentes están equipados con sensores que pueden medir una gran cantidad de variables (ubicación, nivel de ruido, nivel de luz), dan información, te permiten jugar o entretenerte o formar parte de redes. Es decir, te permiten interaccionar con el mundo y sus habitantes. Esa interacción se hace a través de aplicaciones, las cuales al ser exitosas, representa un negocio muy lucrativo para quien las crea.

En informática, una aplicación es un tipo de programa informático diseñado como herramienta para permitir a un usuario realizar uno o diversos tipos de trabajos. Esto lo diferencia principalmente de otros tipos de programas como los sistemas operativos (que hacen funcionar al ordenador), las utilidades (que realizan tareas de mantenimiento o de uso general), y los lenguajes de programación (con el cual se crean los programas informáticos).

Ciertas aplicaciones desarrolladas «a la medida» suelen ofrecer una gran potencial ya que están exclusivamente diseñadas para resolver un problema específico. Otros, llamados paquetes integrados de software, ofrecen menos potencia pero a cambio incluyen varias aplicaciones, como un programa procesador de textos, de hoja de cálculo y de base de datos.

Otros ejemplos de programas de aplicación pueden ser: programas de comunicación de datos, multimedia, presentaciones, diseño gráfico, cálculo, finanzas, correo electrónico, navegador web, compresión de archivos, presupuestos de obras, gestión de empresas, etc.

Algunas compañías agrupan diversos programas de distinta naturaleza para que formen un paquete (llamados suites o suite ofimática) que sean satisfactorios para las necesidades más apremiantes del usuario. Todos y cada uno de ellos sirven para ahorrar tiempo y dinero al usuario, al permitirle hacer cosas útiles con el ordenador (o computadora); algunos con ciertas prestaciones, otros con un determinado diseño; unos son más amigables o fáciles de usar que otros, pero bajo el mismo principio.

Una idea maravillosa para una aplicación, surge espontáneamente, se aprovecha del poder de las redes sociales y localizadores geográficos para unir en un espacio virtual a todos esos aficionados, gracias a la magia de los celulares inteligentes.

Hace tiempo que ya no basta con tener una buena idea, unas cuantas buenas críticas y un bonito icono en la tienda de aplicaciones para ser tan exitoso como Angry Birds. Allí fuera hay más de 800.000 aplicaciones luchando por abrirse un hueco en la tienda de Apple y en la de Google Play, los mayores mercados del sector. Según la firma de análisis ABI Research, en 2013 se descargarán alrededor de 56.000 millones de aplicaciones, pero sólo 25 desarrolladores se llevarán el 50% de los ingresos resultantes y una de cada cuatro aplicaciones descargadas sólo serán utilizadas una vez y descartadas después.

Otro dato de la firma es que el 67% de los desarrolladores ganan menos de US$500 al mes por sus aplicaciones. En este contexto, una de las formas de promover una aplicación es ponerla en la mira de periodistas y blogueros. Párate y que te vean, puede que hacer una aplicación y que te noten entre la multitud sea difícil, pero no es imposible. Y que no te de pánico, no necesitas hipotecar tu vida para financiar costosas campañas de promoción. Para eso debes utilizar el poder del internet. Sin embargo, es frecuente que a blogueros y periodistas los bombardeen con promociones y notas de prensa a diario. Por este motivo, existen guías para ayudar a los creadores de aplicaciones a redactar su idea y enviarla a las personas correctas.

No tienes que ser un experto en relaciones humanas para hacer esto, todo lo que tienes que hacer es seguir un patrón a la hora de explicar qué, por qué es importante, por qué estás motivado para crear esto y por qué la gente lo encontrará excitante.

Necesitas empezar a pensar sobre la forma de promocionarlo antes de lanzarlo, desde el momento en que tienes la idea, necesitas empezar tantear el terreno, tener a gente que la pruebe para ayudarte a difundir la palabra, o al menos darte su valiosa opinión para que puedas mejorar tu aplicación. Para eso, se necesita pensar en el tipo de audiencia que pudiera interesarle tu producto y el porqué la querrían comprar.

Obtenga consejo sobre mercadeo y relaciones públicas y contacte con publicistas, expertos en relaciones públicas que pueden querer ayudarle a cambio de nada inicialmente, al menos dándole consejo, y luego una tarifa con descuento por un periodo de tiempo. El dinero no llegará inmediatamente. No tiene sentido que vayas a una agencia hasta que no llegas al punto en el que tu poder de mercado y adquisición de clientes supone que ya no tienes que ser tu solo el que trata de hacerlo todo, y necesitas externalizarlo. Este es el punto crítico; en las primeras etapas hay toneladas de cosas que puedes hacer por ti mismo.

El próximo paso es investigar lo suficiente. Las promociones de productos que no hacen todo lo que decimos, o que necesitan tecnologías que no cubrimos, es un engaño. La gente apunta muy amplio cuando promociona sus creaciones. Se imaginan que si la envían a casi todo el mundo alguien va a morder el anzuelo. De lo que no se dan cuenta es que cuanto más generalizan, las oportunidades se reducen a la hora de generar interés. Hay que ser específico. Por eso recomienda que los desarrolladores de aplicaciones identifiquen a periodistas y blogueros que comentaron aplicaciones similares en el pasado, que lean su trabajo y personalicen su presentación en consonancia.

Encuentre detalles de contacto en línea: Twitter es un buen punto para empezar, y para los periodistas son muy útiles las páginas de internet . Nunca antes ha sido más fácil contactar a periodistas.

Los elementos imprescindibles para una presentación de tu aplicación son:

El título, el cual debería decirle a la gente qué es y por qué vale la pena prestarle atención. Si fracasa en despertar su atención puede que tu cuidadosa presentación nunca se lea.

Un código de promoción para permitirles descargar tu aplicación también es importante, pueden ser rastreados usando servicios como tokens.

Un video, si lo tienes  te da una gran ventaja. Treinta segundos de video es más efectivo que una toma de pantalla.

Especificar lo que  hace y por qué es diferente.

Definir el precio.

Una descripción concisa de un párrafo explicando quién es tu audiencia y qué hace tu aplicación.

Aclara cual es la diferencia con las demás aplicaciones que son similares, si las hubiera.

Información de contacto en Skype y Twitter.

Bienestar para ti...

Referencias

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/05/130531_tecnologia_guia_app_aa.shtml

http://es.wikipedia.org/wiki/Aplicación_informática

Imagen

http://iconoswindows.net/iconos-3d-de-aplicaciones-informaticas/

http://misrecursosdeimagen.blogspot.com/2012/05/clipart-3d-aplicaciones-informaticas-png_22.html

Video

http://www.youtube.com/watch?v=ybcIkBVQKRk

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.