Pasar al contenido principal

Nos morimos de hambre

Esta es una historia apocalíptica Nos morimos de hambre
HIJA
Mamá tengo mucha hambre
Quisiera tener algo de comer
Porque no agarramos maíz
Del conuco de Doña Esther.

MAMA
Cállate la boca muchac@
Que tú no sabes lo que dices
Tú no sabes que está prohibido
Tomar ese maíz que tú ves.

HIJO
Pero... ¿porqué no se puede
Si ese maíz está tiernito
Y Doña Esther es buena
Y apenas tomamos un poquito.

HIJA
Anda mamá, por favor
Tomemos alguna chiqita
Que están cerca del alambrado
Para comerlas ahorita.

MAMA
Tu no sabes lo que pasa
En esta nueva era
Ahora eso no es alimento
Que se come en primavera.

HIJA
¿Pero porqué, no es posible?
Si el maíz de aquí se puede ver
Solo hay que tomar algunas
Y luego se lo pagamos a Esther.

MAMA
Eso no es así de fácil hij@
Eso fue antes de nacer tu hermano
Donde todos estos alimentos
Eran para el consumo humano.

En aquellos tiempos remotos
Como te lo estoy contando ahora
Se podía comer hasta maíz
Sin importar el tiempo o la hora.

¡qué tiempo aquellos! Hij@
tiempos que no volverán
donde era más importe la alimentación
y que nuestros nietos no verán.

Desde hace mucho tiempo
Después que tu hermano nació
Empecé a vivir con desesperanza
Sin saber que podía hacer yo.

cuando se hizo la propuesta
Una nueva era empezó
de darle otro uso a los alimentos
y desde ese momento todo cambió.

Ya no era importante el humano
O que de hambre se muriera
Porque era tan importante
Lo que el capitalismo impusiera.

Ya no era posible pensar en lo humano
Ni tampoco en el bienestar real
Porque el imperio imponía y ya
Que era más importante el capital.

HIJA
Pero Mami. ¿Entonces qué pasa?
Es que todavía no lo entiendo
Eso de los alimentos y el capital
Y mucho menos esto que estoy viendo.

HIJO
Yo tampoco entiendo nada de esto
Por más vueltas que le doy
No le consigo ninguna respuesta
A lo que está pasando el día de hoy.

DOÑA ESTHER.
Entrando en escena
Les voy a echar el cuento
Con mucho sentimiento
De esta historia en cuestión
Créanme que no les miento.

Un día muy tempranito
Se planteo aquí una cuestión
Sobre hacer biocombustible
Y poner la agricultura en acción.

Al parecer y no me crean
Esto fue el argumento esgrimido
Que el petróleo está muy caro
Y tiene a los pueblos oprimido.

Que sale más barato ahora,
Hacer un nuevo combustible
Que sea igual de eficiente
Que será de la gasolina sustituible.

Ellos llegaron a este país
En una forma muy desesperada
que toda nuestra cosecha
por ellos sería comprada.

Para hacer el biocombustible
Sustituto de la gasolina
Que si la yuca, el maíz
Que en su país se refina.

HIJA
Pero nosotros los humanos
Que vamos a comer ahora
O es que vamos a comer petróleo
Porque el maíz y la yuca atora.

Pero píenselo bien doña Esther
Es que es más importante eso
La comida como biocombustible
que comerse una arepa con queso.

ESTER.
Lo que pasa querida amiga,
Es que toda nuestra cosecha
Está más que comprometida
Y para atrás uno no se hecha.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.