Pasar al contenido principal

¿Es indispensable el pasaporte para viajar al exterior?

El pasaporte es un documento con validez internacional, que identifica a su titular (en ciertos países también a sus descendientes directos e incluso a sus cónyuges) expedido por las autoridades de su respectivo país, que acredita un permiso o autorización legal para que salga o ingrese del mismo, por los puertos o aeropuertos internacionales.

Una de las primeras referencias conocidas a lo que fue el gran papel de un pasaporte se encuentra en la Biblia hebrea. En Nehemías 2:7, atribuido a la época del Imperio Persa en alrededor de 450 a. C., se dice que Nehemías, un agente destinado por el rey Artajerjes I, pidió permiso para viajar a Judea a lo cual el rey admitió y le dio una carta "para los gobernadores más allá del río", donde solicita un paso seguro para él a lo largo de su viaje a través de sus tierras.

En el califato islámico medieval, una forma de pasaporte se utilizó en la forma de bara'a, un recibo de impuestos pagados. Sólo a los ciudadanos que hubiesen pagado su impuesto (el azaque para los musulmanes o la yizia para los dhimmíes) se les permitía viajar a las diferentes regiones del Califato, por lo que el recibo del bara'a funcionaba como pasaporte primario.

Se considera poco probable que el término "pasaporte" se derive de los puertos de mar, sino más bien de un documento medieval para pasar por la puerta ( "porte") de un muro de la ciudad. En la Europa medieval los documentos se expidieron a los viajeros por las autoridades locales y, en general, figuraba una lista de pueblos y ciudades en la que al titular del documento se le permitía pasar. Habitualmente, los documentos no fueron necesarios para viajar a los puertos de mar, que se consideraban puntos de comercio abierto, pero los documentos eran obligatorios al viajar al interior desde los puertos de mar.

El rey Henry V de Inglaterra tiene el mérito de haber inventado lo que algunos consideran el verdadero primer pasaporte, a pesar de los primeros ejemplos que se citan, como medio de ayudar a sus súbditos a demostrar quiénes eran en tierras extranjeras.

La rápida expansión del transporte por ferrocarril en Europa desde mediados del siglo XIX condujo a un colapso del sistema de pasaporte europeo de la primera parte del siglo XIX. La velocidad de los trenes, así como el número de pasajeros que cruzó muchas fronteras, hizo difícil la aplicación de las leyes de pasaporte. La reacción general fue la relajación de los requisitos de pasaporte.

En la última parte del siglo XIX y hasta la Primera Guerra Mundial, en general, no se requería pasaporte para los viajes dentro de Europa, y el cruce de la frontera era fácil. En consecuencia, relativamente pocas personas tenían pasaportes. Pasaportes tempranos incluían una descripción del titular del pasaporte. Las fotografías comenzaron a ser adjuntadas a los pasaportes en las primeras décadas del siglo XX, cuando el uso de la fotografía se extendió.

Durante la Primera Guerra Mundial, los gobiernos europeos introdujeron requisitos de pasaporte frontera por razones de seguridad (para mantener a los espías) y para controlar la emigración de los ciudadanos con habilidades útiles, manteniendo la mano de obra potencial. Estos controles se mantuvieron después de la guerra, y se convirtieron en procedimiento estándar, aunque no sin controversia. Los turistas británicos de la década de 1920 se quejaron en particular sobre adjuntar fotografías y descripciones físicas, que a su juicio lleva a la deshumanización.

En 1920, la Sociedad de Naciones celebró una conferencia sobre los pasaportes y los billetes, resultando en directrices de Pasaporte que fueron desarrolladas por las conferencias en 1926 y 1927. La Organización de las Naciones Unidas celebró una conferencia de viajes en 1963, pero las directrices de pasaporte no se derivan de ella. La normalización de los Pasaportes se produjo en 1980, bajo los auspicios de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Por lo general un pasaporte es una condición para una travesía internacional, así que la pregunta es ¿bajo qué circunstancias uno puede viajar sin él?

Millones de refugiados cruzan fronteras sin pasaportes cuando huyen de la persecución o la guerra. En 2012, más de siete millones de personas se convirtieron en refugiados, según Naciones Unidas.

Sin un pasaporte, se espera que una persona presente alguna otra forma de identificación, dice Larry Yungk, funcionario de reasentamiento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Algunos refugiados pueden ser registrados en una frontera sin ninguna identificación. Realmente depende del país receptor si desea aceptar a alguien sin contar con un pasaporte.

Cada uno de los refugiados es entrevistado cara a cara en el exterior por funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional, en el caso de que el país receptor sea Estados Unidos, con la finalidad de establecer si son refugiados genuinos y cumplen con los criterios de admisión.

Otros países como Reino Unido y Canadá emiten documentos similares, así como la Cruz Roja Internacional.

Si un país en particular desea permitir a alguien que viaje en una aerolínea de propiedad estatal, tiene derecho a hacerlo sin siquiera emitir documentos, indica el abogado experto en extradiciones Douglas McNabb, si el país receptor acepta el arreglo.

También se puede viajar sin pasaporte si a uno se le pierde o se lo roban mientras está en otro país. Puedes quedarte esperando durante días para un nuevo pasaporte o te puedes subir a un avión con algo de tu consulado que diga que “esta persona está bien, déjela proceder a este viaje de una sola vía hasta su destino'". Pero es poco usual y cualquier clase de documento como ese equivale a la tarjeta del juego de Monopolio que dice "salga de la cárcel gratis, vaya directo a su destino y compórtese".

También hay relaciones especiales entre países, que otorgan a sus ciudadanos el derecho a viajar entre ellos sin pasaporte. Un caso es el de las tarjetas o cédulas de identidad nacionales, que son aceptadas en lugar del pasaporte para los países miembros de algunas alianzas regionales. Entre ellos se incluyen en Sudamérica el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y ahora Venezuela) y la Comunidad Andina de Naciones (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú). 
Si bien es cierto que la confirmación de la medida, por parte de los presidentes, fue hecha en julio pasado, la disposición entró en vigencia plena hace algunos días, debido al tiempo prudencial que se tomaron las autoridades migratorias para identificar las Cédulas de Identidad. Sobre el tema, se detalla todos los pasos que deben seguir al momento de viajar por la Región. También la Comunidad Económica de Estados de África Occidental, la Unión Europea y algunos países vecinos y el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo.

En el caso de los ciudadanos de EE UU, ellos pueden viajar a territorios como el estado libre asociado de Puerto Rico y el territorio no incorporado de Guam simplemente con un documento de identificación con fotografía aprobado; como no existe cédula de identidad estadounidense, suele ser la licencia de conducir.

Pero más allá de eso, los estadounidenses siempre necesitan un pasaporte para viajar por aire, aunque los ciudadanos de EE UU y Canadá pueden visitarse mutuamente con unas tarjetas Nexus previamente aprobadas.

Hay algunas excepciones a la regla del pasaporte obligatorio si los ciudadanos estadounidenses están de visita en otros países de la región por tierra o por mar, según el sitio web del Departamento de Estado. De modo que si van a viajar al Caribe o a las Bermudas, por ejemplo, les aceptarán un pasaporte tipo credencial, en lugar del pasaporte tradicional. Una licencia de conducir ampliada o una identificación militar sería también suficiente.

Reino Unido y la República de Irlanda han formado la Common Travel Area, en la que basta un documento de identificación con foto para ciudadanos de ambos países. Los funcionarios de inmigración pueden pedir prueba de nacionalidad, así que el consejo del gobierno es llevarla consigo.

En 1995, 26 países europeos formaron el Espacio Schengen para viajar libremente si controles fronterizos. Pero los transportistas de pasajeros como las aerolíneas todavía pueden imponer controles de identidad que incluyan un pasaporte.

Lo recomendable siempre es tener tu pasaporte válido a la mano y viajar con una fotocopia de la página principal de éste instrumento legal guardado en algún lugar seguro. En caso de extravío o deterioro, esa fotocopia simplificará mucho los trámites de tu consulado a la hora de restituir el pasaporte perdido o dañado. 

Como dato curioso, una persona que no debe preocuparse nunca de tener pasaporte es la reina Isabel II de Inglaterra. Ya que ella es la persona que los emite oficialmente, es la única británica exenta de portar uno.

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Referencias

http://www.correodelorinoco.gob.ve/impacto/venezolanos-pueden-viajar-a-naciones-mercosur-su-cedula-identidad/

http://www.el-nacional.com/bbc_mundo/puede-viajar-legalmente-pasaporte_0_215978435.html

http://ensartaos.com.ve/noticias-internacionales/ya-no-se-necesita-pasaporte-para-viajar-por-america-del-sur

http://es.wikipedia.org/wiki/Pasaporte

http://www.ciudadccs.info/?p=319765

Imagen

http://jmalvarezblog.blogspot.com/2013/01/la-cola-del-pasaporte.html

http://pasaportesvenezuela.wordpress.com/tag/imprimir-planilla-pasaporte/

Video

http://www.youtube.com/watch?v=oRG8T4NPaRA

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.