Pasar al contenido principal

Importancia de los casquetes polares para la vida

Querida familia barinesa, el mundo moderno se enfrenta no sólo a las coyunturas políticas, económicas y sociales propias de la desarticulación de los principios básicos de ciudadanía y sociedad, también como especie dominante nos enfrentamos al permanente deterioro del medio ambiente y a la inminente destrucción de las condiciones idóneas para la permanencia de la vida en la Tierra.

Dentro de este panorama desalentador está ocurriendo uno de los fenómenos ambientales globales que más preocupa a la comunidad científica y a la que los gobiernos y sus ciudadanos poca o ninguna atención presta, se trata del descongelamiento de los casquetes polares. Es probable que, en nuestro caso, nos sintamos completamente ajenos a la situación por nuestra ubicación geográfica hasta cierto punto privilegiada, pero resulta que la desaparición del hielo polar es el anuncio de una catástrofe natural de magnitudes apocalípticas, los casquetes polares no son un capricho de la naturaleza, no están allí para adornar el globo, no son ornamentales, al contrario, el equilibrio de las condiciones para la vida dependen de la estabilidad del hielo polar, pues el desequilibrio de los polos alteraría la física terrestre.  

Un casquete polar o capa de hielo, es la gran masa de hielo que cubre terrenos, islas y mares en altas latitudes, tanto en el Ártico (Norte) como en la Antártida (Sur). Son el conjunto de glaciares que cubren un polo de la Tierra, o también de algún otro planeta como sucede en Marte, cuyos casquetes polares son de hielo seco. Según se trate de la zona polar norte o sur, tenemos los siguientes casquetes polares:

Casquete polar ártico (Polo Norte): Está constituido por partes de Rusia, Estados Unidos (Alaska), Canadá, Groenlandia, Islandia, la región de Laponia, en Suecia, Noruega y Finlandia, y las islas Svalbard, así como el océano Ártico.

Casquete polar antártico (Polo Sur): Cubre el 98% de la Antártida y tiene un espesor de 1,6 Km como promedio. Lo constituye las islas Georgias del Sur, Sandwich del Sur, la isla Bouvet –el resto del archipiélago pertenece al Ártico), el archipiélago de Kerguelen, las islas Heard y McDonald, también parte de las islas Malvinas (objeto de disputa entre Inglaterra y Argentina), además de la Paragonia (Argentina y Chile) y las Tierras del Fuego (Argentina).

Según se encuentre sobre áreas continentales u oceánicas, recibe las siguientes denominaciones:

Indlandsis: Son los grandes glaciares que cubren las áreas continentales e islas.

Banquisa: Es la capa de hielo marino que se encuentra flotante en las regiones oceánicas polares.

¿Por qué los casquetes polares son tan importantes?

El planeta Tierra tiene un 70% de agua en su superficie, siendo el otro 30% tierra firme. Ahora bien, toda el agua del planeta no puede usarse para el consumo humano ni para la industria ni para la agricultura, ya que el 97,5% de dicha agua es salada. El agua restante es dulce, pero el 75% de dicha agua potable se encuentra inaccesible en forma de hielo en los casquetes polares, en Groenlandia y en el océano Antártico. La minúscula proporción de agua dulce que nos queda es justo la que necesitamos para la vida y es la que resulta verdaderamente importante para los procesos vitales del planeta.

Cabe destacar que del agua dulce, dos tercios es agua polar y un tercio es agua de lluvia. Estamos hablando de unos 70.000 millones de metros cúbicos de agua que se evaporan sin interrupción y que caen en cualquier parte del planeta donde llueva. Significa que en las primeras horas del día en ambos polos, sobre todo en verano, el agua que se derrite, más bien, se evapora por efecto del Sol, alimentando así las fuentes de agua dulce del planeta. Pero eso no es todo, los casquetes polares juegan un papel determinante en el equilibrio del eje de la Tierra, si éstos se descongelaran de forma desproporcionada aumentaría el nivel de los océanos, se movería el eje de la Tierra y se producirían mega inundaciones que harían desaparecer grandes territorios de planeta.

 

 

¿Por qué es tan importante la investigación polar?

Aunque el Ártico y la Antártida son realidades prácticamente opuestas en términos geográficos y topográficos, tienen en común el frío, el aislamiento y la dureza de su entorno. Por ello, los científicos deben recurrir a métodos y tecnologías adaptadas para llevar a buen puerto su trabajo, lo que hace de la ciencia polar una actividad compleja y extremadamente costosa. ¿Merece la pena hacer tantos esfuerzos? ¿Por qué son tan importantes unos acontecimientos que suceden tan lejos de nuestras vidas cotidianas?

A pesar de su lejanía, las regiones polares son parte integrante del sistema climático del planeta y un componente de vital importancia. Debido a la diferencia entre el flujo solar en el ecuador y en los polos, estos últimos inyectan inmensas masas de agua y aire fríos en la circulación de los océanos y los vientos, lo que influye en el clima no sólo de las regiones de alta latitud sino también del resto del planeta. Además, los inmensos casquetes polares continentales (sólo los casquetes polares de la Antártida concentran cerca del 90% del hielo mundial y el 80% del agua dulce) se caracterizan por una inercia inherente que -al menos hasta ahora- nos ha protegido del rápido calentamiento climático provocado por las emisiones de CO2 naturales o de origen humano.

 

Los polos reflejan la radiación solar

Este tampón climático que forman las regiones polares depende de la extensión horizontal de la banquisa. Hasta hace muy poco, la cobertura glacial de los océanos Ártico y Antártico nunca había descendido por debajo de 16 millones de km2. Estas grandes superficies blancas reflejan la radiación solar, con lo que contribuyen de manera decisiva al enfriamiento natural del planeta. Esta capacidad de reflexión se conoce con el nombre de albedo.

Un pozo de carbono

Además, los océanos polares impulsan lo que se denomina circulación termohalina (por las diferencias de temperatura y de salinidad). La formación de aguas profundas en el Atlántico Norte (North Atlantic Deep Water – NADW) dirige la corriente fría procedente del océano Ártico, que atraviesa el estrecho de Fram con dirección al Atlántico, mientras que el agua fría proveniente del mar de Weddell se dirige hacia el océano Antártico. Estas corrientes de fondo tienen un impacto directo en el ciclo del carbono y hacen del océano Antártico el principal pozo oceánico de carbono del planeta, puesto que crean las condiciones necesarias para el crecimiento del fitoplancton que absorbe el CO2.

Una zona de investigación privilegiada e irremplazable

Este trozo de banquisa invertida muestra la mezcla de algas de hielo responsables de la mayor parte de la capacidad del océano Antártico para absorber CO2 mediante fotosíntesis. Además del estudio de estos problemas urgentes, las regiones polares atraen la atención de numerosas disciplinas científicas, entre las cuales la glaciología es sin duda la más conocida en el contexto actual del cambio climático, sobre todo debido a la gran cantidad de información existente sobre el clima del pasado.

¡Se derriten los glaciares!

En los últimos 10 años grandes trozos de hielo se han desprendido de los casquetes, científicos de la NASA advierten que si sigue el derretimiento como consecuencia del cambio climático y del aumento de los gases de efecto invernadero, las megas inundaciones serán más frecuentes, además de la aparición de mega huracanes. A esto hay que adicionarle la desaparición de la fauna polar, situación que ya ha advertido la organización ecologista Greenpeace. De esta fauna los osos polares es la más afectada, de hecho, el oso polar ocupa el primer lugar de la lista de especies en peligro de extinción difundida por la ONU. La desaparición de los polos desequilibra el planeta, ya se comienzan a ver los primeros efectos, ha aumentado el nivel de los océanos y las inundaciones destruyen cada vez más tierras productivas arruinando la agricultura. A la vez, han disminuido considerablemente las fuentes de agua dulce, ya hay regiones del planeta en la que se tiene que desalinizar el agua para consumo humano. Esta es una realidad palpable, no se puede ignorar, los casquetes polares, vitales para la vida, están en grave peligro y con ellos la vida en la Tierra, si sigue el derretimiento del hielo polar, pronto seremos los humanos los que ocuparemos el primer lugar de especies en peligro de extinción. ¡Saludos!

___________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://es.wikipedia.org/wiki/Casquete_polar

http://ec.europa.eu/research/rtdinfo/special_pol/02/print_article_2593_es.html

http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/2002/09/02/51373.php

http://importanciadelagua.biz/importancia-del-agua-en-el-planeta/

Imágenes

http://importanciadelagua.biz/wp-content/uploads/2012/06/agua-en-el-planeta.jpg

http://go.hrw.com/atlas/span_htm/antarctc.htm

http://go.hrw.com/atlas/span_htm/arctic.htm

http://www.20minutos.es/imagen/953140/

http://www.telam.com.ar/notas/201311/40180-filipinas-yolanda-se-convirtio-en-el-mayor-tifon-medido-en-la-historia.html

http://envenena2.wordpress.com/2013/03/16/salva-el-artico-nueva-campana-de-greenpeace/

http://es.wikipedia.org/wiki/Municipio_Francisco_de_Miranda_(T%C3%A1chira)

 

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.