Pasar al contenido principal

Hitos históricos del siglo XX: El Desembarco de Normandía

Familia barinesa, saludos cordiales, en esta oportunidad compartimos contigo un artículo del ámbito de la Historia, concretamente acerca de uno de los hitos históricos trascendentales del siglo XX, que dio inicio a la derrota de la Alemania Nazi, por consiguiente, al fin de la Segunda Guerra Mundial, se trata del Desembarco de Normandía, hecho histórico que el pasado 6 de junio cumplió 70 años.

Pocas veces en la Historia se pudo coordinar una operación conjunta entre países con diferentes ideologías en pro de un objetivo libertario, y es que el Desembarco tuvo como protagonistas negociaciones entre la Unión Soviética comunista -actual Rusia- y los países aliados de corte capitalista, liderados por Estados Unidos. Si bien las tropas soviéticas no participaron en el desembarco, el gobierno soviético –liderado por Stalin– ayudó con la logística y dio protección a los espías aliados en Alemania, además de interceptar las comunicaciones nazis, desde luego, a ‘regañadientes’, pues Stalin temía que después del fin de la guerra una operación parecida fuera llevada a cabo en su propia contra, dada las características totalitarias de su gobierno. Históricamente, sólo existe un gran precedente, éste ocurrió en la Antigüedad cuando griegos y espartanos –habitualmente rivales– se unieron para combatir la invasión de los persas.

La batalla de Normandía en 1944, denominada en clave Operación Overlord, fue la invasión de Europa llevada a cabo por los Aliados en el noroeste de Francia, entonces ocupada por la Alemania Nazi. El desembarco, denominado en clave Operación Neptuno 1 como parte de la Operación Overlord, fue ejecutado por las fuerzas aliadas en la II Guerra Mundial. El esfuerzo aliado se concentró en desembarcar en Europa un ejército que, después de liberar Francia, llegara hasta el mismo corazón del Tercer Reich. Los preparativos de la operación Overlord se iniciaron en Gran Bretaña.

 

El Día D

El 6 de junio de 1944, conocido como el ‘Día D’, los aliados iniciaron el desembarco de un ejército de más de 150.000 soldados (73.000 norteamericanos y 83.000 británicos y canadienses), en las playas de Normandía. La invasión aliada de Francia había empezado. Comandados por el general Eisenhower, las tropas aliadas superaron las defensas organizadas por el mariscal alemán Rommel. La supremacía aérea anglo-norteamericana fue clave para entender el éxito de la operación. Los aviones aliados destrozaron la mayor parte de los puentes sobre el Sena y el Loira, impidiendo que los alemanes pudieran enviar refuerzos a Normandía. A ello se unió la dificultad de los alemanes en cubrir una costa de 4800 kilómetros de longitud entre la frontera española y Holanda, y las continuas desavenencias y contradicciones en el mando militar alemán sobre dónde tendría lugar el desembarco y cómo se le debía hacer frente. El éxito del desembarco permitió el rápido avance de las tropas aliadas hacia el corazón de Francia. El desembarco fue uno de los elementos clave de la derrota del Tercer Reich, de hecho, se considera el principio del fin de la Segunda Guerra Mundial.

 

 

¿Cómo surgió la operación?

El primer ministro inglés de la época, Winston Churchill, estaba convencido  de que la única forma de derrotar a los alemanes era combatir contra ellos directamente en territorio francés. Para llevar a cabo esta misión de manera exitosa, estableció tres objetivos. Para empezar, preparar una operación militar lanzada desde Inglaterra, que eliminara de manera definitiva la amenaza de que los alemanes invadieran territorio británico. En segundo lugar, la armada británica, muy  debilitada desde el inicio del conflicto, necesitaba un nuevo tipo de entrenamiento y equipo. Por último, a toda costa se debería aprovechar al máximo el extraordinario poder económico e industrial de los Estados Unidos. Churchill creó por tanto una organización llamada ‘Operaciones Combinadas’, con el objetivo de poder disponer de unidades militares que fueran capaces de efectuar operaciones de asalto sin equipo pesado, de manera directa y eficaz en puntos sensibles del frente enemigo. Así es como el primer ministro británico propuso la creación de las primeras unidades especializadas de asalto (llamadas ahora comúnmente “comandos”), que comenzaron a operar desde julio de 1940.

La Conferencia de Teherán

Si había territorios desconocidos para los alemanes, estos eran los árabes, por lo que los aliados se reunieron en Irán, concretamente en Teherán, para estudiar la estrategia. Esta conferencia fue trascendental, pues en ella participó la gran antagonista de Occidente: Unión Soviética, hoy Rusia. Los soviéticos, que enfrentaban entonces dentro de su propio territorio a un feroz enemigo, pidieron ayuda a las fuerzas aliadas, especialmente de los americanos, que entraron a la Guerra después del ataque japonés a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941. Los soviéticos solicitaron que les mandaran todo tipo de ayuda de equipo pesado (tanques, aviones) y equipo ligero (armas, municiones, combustible).

Pero eso no era suficiente. Después del punto de quiebre en el ataque alemán en la Batalla de Stalingrado en 1942, el Ejército Rojo empezó a reconquistar el territorio perdido en las batallas anteriores. Sin embargo, la confrontación seguía siendo extremadamente dura para las tropas soviéticas, por lo que Stalin convocó a los líderes Aliados a una reunión para tomar decisiones esenciales de tipo militar. De esta manera, por primera vez se reunieron los tres jefes máximos de los países Aliados (Roosevelt, por los Estados Unidos; Stalin por la Unión Soviética y Churchill por la Gran Bretaña), para tomar decisiones militares en contra de Hitler. Esta reunión comenzó el 28 de noviembre de 1943 y terminó el 1° de diciembre. En ella, los jefes de Estado, por propuesta de Stalin, decidieron preparar una vasta ofensiva que permitiera abrir un segundo frente en Europa occidental. Esta conferencia terminó sin ningún acuerdo firmado, pero sí se establecieron las bases de los que fue la Operación Overlord. Finalmente los rusos no participaron con tropas, pero lo hicieron con logística y estrategia táctica puesta a la orden de los Aliados.

 

Así el 19 de agosto de 1942, los Aliados realizaron un primer desembarco para probar sus unidades de ataque y poder revisar la estrategia de defensa Nazi, este acontecimiento se conoce como la Batalla de Dieppe. Lamentablemente, los soldados que participaron corrían riesgo de morir y así fue, esta ‘prueba’ implicó el sacrificio voluntario de cientos de soldados británicos y canadienses, pero así los Aliados pudieron recolectar la información necesaria para el Día D.

El Desembarco ha sido motivo constante en la cultura contemporánea, documentales, libros, reportajes y películas se han realizado sobre el hecho. Una de las más notables representaciones las hizo el director Steven Spielberg en su filme Rescatando al soldado Ryan (1998), en la que se recrea de manera impecable el Día D. El Desembarco de Normandía es hito histórico de libertad y de hermandad, prueba que aunque la ideología, la religión y la cultura de las naciones son distintas, incluso antagónicas, no es imposible reconocerse, unirse y trabajar juntos en favor de la libertad y los Derechos Humanos. El Día D será recordado por siempre como el primer paso de la caída de la barbarie Nazi. ¡Saludos!

____________________________

Fuentes informativas

Sitios Web  

http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Normand%C3%ADa

http://www.historiasiglo20.org/GLOS/normandia.htm

http://www.dday-overlord.com/esp/desembarco_normandia.htm

Imágenes

http://www.hernandezrabal.com/europa/francia/bassenorma/colleville.htm

http://www.juanjosecholbi.com/BatallaDeNormandia/gold.html

http://sobrefotos.com/2009/06/07/el-desembarco-de-normandia-en-imagenes/

http://es.wikipedia.org/wiki/Conferencia_de_Teher%C3%A1n

http://www.abc.es/cultura/libros/20130317/abci-normandia-espias-desembarco-201303151135.html

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.