Pasar al contenido principal

La Historia desentierra Treblinka y sepulta las polémicas del Holocausto

Familia barinesa, el pasado 1.° de abril el panorama noticioso internacional se vio sorprendido con una noticia que provenía desde el Reino Unido, resulta que un grupo de científicos y arqueólogos de la Universidad de Staffordshire, anunciaron que, finalmente, hallaron Treblinka, uno de los más temidos y nefastos campos de exterminio nazi durante la Segunda Guerra Mundial, y del que hasta entonces no había evidencia física de su existencia más allá de los relatos de los sobrevivientes de tan macabro lugar. Que no se pudiera hallar Treblinka sirvió de sustento a la corriente de pensamiento pseudohistórica y antisemita que niega la existencia del Holocausto (Negacionismo), esta insólita corriente niega la Historia y argumenta que el genocidio practicado por la Alemania nazi contra los judíos y los gitanos no existió, sino que es producto del mito, de la fabulación y del fraude perpetrado por las potencias aliadas del mundo capitalista.

La insistencia de los negacionistas llevó a que en los últimos veinte años los más notables historiadores, expertos en fotografía y video, además de arqueólogos, realizaran estudios contundentes en los que se demuestra que los testimonios documentados por las víctimas, las fotos, y los lugares históricos, como Auschwitz, son reales y no hay ninguna duda de que estos hechos lamentables y terribles sucedieron, sin embargo, hay quienes niegan los hechos, basados, entre otras teorías, en el hasta ahora “inexistente” Treblinka, teoría que se derrumba con el hallazgo del “mítico” campo de exterminio. Hasta ahora el Negacionismo del Holocausto es la “piedra en el zapato” que enciende la insólita polémica en el tema; sin embargo, pese a sus esfuerzos por imporner sus teorías, esta corriente es penada con prisión en varios países de Europa, con este hallazgo cava su sepultura, pues evidentemente se debilita.

 

Los hechos y la Historia documentada

Treblinka era uno de los argumentos preferidos de los negacionistas del Holocausto. Los testimonios de los supervivientes y los documentos hablaban de un campo de exterminio a hora y media de Varsovia (Polonia), pero en el punto indicado sólo había una loma verde, una granja, un bosque. Nada que ver con los barracones y con las duchas de Auschwitz. Nunca se habían hallado evidencias de la maquinaria del mal que acabó con entre 700.000 y 900.000 judíos y un número indeterminado de gitanos. Nunca... hasta ahora. El equipo comandado por la arqueóloga forense Caroline Sturdy Colls (Universidad de Staffordshire), ha encontrado la primera evidencia física de las cámaras de gas, cimientos y losas, además de varias fosas comunes.

Su investigación no sólo es importante porque aporta la única prueba tangible de que Treblinka no es un mito, sino por los medios empleados para dar con ella. Durante seis años, se hicieron mapas computarizados y fotografías aéreas, se usaron sofisticados GPS y georradares, incluso un escaneo láser —denominado Lidar—, todo para hallar muestras de que había tierra removida y algún indicio de obra pasada. Es un proceso que, en la base, se asemeja al empleado en España para buscar algunas fosas de la Guerra Civil, incluyendo la del poeta y dramaturgo Federico García Lorca en Granada. Aunque los nazis hicieron un buen trabajo escondiendo el campo, ocultándolo en una inocente zona de labranza a base de tirar los muros, rellenar los huecos y nivelar el suelo, los expertos lograron detectar tres zonas, bastante distantes entre sí, en las que comenzaron a cavar y encontraron los primeros huesos humanos, muchos en un nivel muy superficial y con extraños cortes. Aún no está claro el número de cuerpos localizados. Luego vinieron los cimientos, oquedades tapadas a conciencia con todo tipo de materiales que fueron la base de las cámaras de gas. Y también el descubrimiento más macabro: unas losas de cerámica, finas, entre rojizas y mostaza, con la estrella de David en relieve.

 

Gracias a las excavaciones, se ha podido diseñar además un mapa del recinto, desde la vía de tren a la que llegaban los judíos y gitanos —a los que se prometía que Treblinka sólo era una zona de paso, antes de ser deportados al Este, como recuerda el profesor Gideon Greif— hasta las dos cámaras de las que hay restos, una con capacidad para 600 personas y otra para 5.000, y el pasillo al aire libre por el que los llevaban. Hay testimonios, no obstante, que hablaban de hasta una decena de cámaras repartidas por la zona. En 60 minutos, los vivos pasaban del tren a la desnudez y a la muerte, según indican los arqueólogos en el documental Treblinka: la máquina de matar de Hitler, emitido por el Smithsonian Channel, donde se ha dado a conocer este descubrimiento y que incluye una recreación del espacio. La profesora Sturdy Colls explica que su mayor afán era el de ser respetuosa con la zona, convertida en lugar de homenaje a las víctimas tras la Segunda Guerra Mundial y donde se habían vetado las excavaciones, por respeto. Pero estas evidencias no dejan lugar para el duelo, se decidió desenterrar Treblinka y con ello hacerle justicia histórica a las víctimas, de manera que el equipo de excavación se mantiene en el área.

 

 

¿Qué se sabe de los campos de exterminio?

Los campos de exterminio son distintos a los campos de concentración que también construyeron los nazis. Los campos de exterminio también son llamados “campos de la muerte” o “fábricas de la muerte”, fueron construidos para asesinar a opositores al régimen, librepensadores, comunistas, judíos, masones, mestizos, gitanos, homosexuales, Pentecostales, negros, Testigos de Jehová, discapacitados, y enemigos de guerra, entre los que no faltaron cristianos, algunas investigaciones señalan que habían algunos latinos americanos. Seis de los siete campos de exterminio alemanes se construyeron en el actual territorio de Polonia durante la ocupación y estaban equipados con cámaras de gas y otros medios, estos campos son: Belzec, Chelmno (Kulmhof), Majdanek, Sobibor y Treblinka.

 

Es importante resaltar que había campos de concentración en territorios de la actual Bielorrusia y en Croacia. En total, los principales campos en donde se practicaron los asesinatos fueron: Amersfoot, Arbeitsdorf, Auschwitz, Belzec, Bergen, Belsen, Bredtveit,

Breendonck, Buchenwald, Budzyn, Chelmno, Dachau, Drancy, Dora Mittelbau, Esterwegen, Flossenbuerg, Grini, Gross Rosen, Gurs, Gusen, Horseroed, Janowska, Jasenovac, Kaiserwald, Koldichevo, Lagedi, Majdanek, Maly Trostinek, Mauthausen, Natzweiler, Neuengamme, Niederhagen, Ninth Fort, Ohrdruf, Ommen, Oranienburg, Panieriai, Plaszow, Poniatowa, Ravensbrück, Rawa, Rivesaltes, Sachsenhausen, Schabatz

Schimeck, Sered, Sobibor, Stutthof, Theresienstadt, Treblinka, Vaivara, Vernet, Vught, Westerbork, Woebbelin, Zamość.

El descubrimiento de Treblinka reabre las heridas del Holocausto, pero como bien los señalan los responsable de la excavación, recuperar este recinto hace justicia histórica a la víctimas y se convierte en un recordatorio constante de estos acontecimientos que no pueden ni deben volver a repetirse. ¡Saludos!

Nota: Este artículo se realizó en base a la información divulgada por el diario El País (España).

___________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/04/01/actualidad/1396374161_002628.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Campo_de_exterminio

http://es.wikipedia.org/wiki/Negacionismo_del_Holocausto

http://es.wikipedia.org/wiki/Holocausto

Imágenes

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/04/01/actualidad/1396374161_002628.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Campo_de_exterminio

http://es.wikipedia.org/wiki/Holocausto

http://hmcontemporaneo.wordpress.com/2011/08/04/el-terror-de-un-campo-de-concentracion-nazi/

http://antoniovillalobos.wordpress.com/2013/05/21/textos-de-viktor-frankl-para-ilustrar-la-libertad-para/

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

4 Comentarios

Muy bien especificado el articulo para lo extenso que es tratar este tema,lo importante, es que abre las puertas para que el interesado en estos hechos, profundice la investigación histórica...excelente...muy excelente.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.