Pasar al contenido principal

La hermosa ciudad de Granada en España

El último rey del reino árabe de Granada, Boabdil,  marchando rumbo al norte de África, se detuvo en una colina y vio el reino que había perdido… y lloró. Su madre le dijo: "Llora como una mujer, lo que no supiste defender como hombre".

Esta pequeña historia, estimados barinenses, nos introduce en este artículo sobre la ciudad española de Granada, una urbe que sabe mantener un sabor propio, en el que se fusionan las viejas formas con las nuevas, lo tradicional con lo moderno. Sus gentes, herederas de una larga tradición cultural en la que se mezclan elementos de las cultura islámica, judía y cristiana, recogen el impagable patrimonio intelectual que aportan un sinnúmero de granadinos famosos o personajes relacionas con Granada en los campos de las artes y la cultura.

La historia de Granada está ligada a la historia de España. Después de la caída del imperio romano, desde el siglo II al V los vándalos y suevos, pueblos germanos, invadieron a Hispania. Los suevos se asentaron en la actual Portugal-Galicia y los visigodos en la parte sur de la península ibérica y gran parte del noroeste de Francia. La situación política convulsionada de esos reinos fue aprovechada por el imperio bizantino para invadir un amplio frente de costa desde Alicante hasta la costa sur portuguesa, llamando a esa tierra Provincia de Spania. Tiempo después el reino suevo fue conquistado por los visigodos uniendo a casi toda la península ibérica.

En el año 710 se suceden enfrentamientos por el trono tras la muerte de Witiza, además, los brotes de epidemias de peste y  años de sequía y hambre de finales del siglo VII, produjeron el debilitamiento del reino visigodo. Los musulmanes, tras haber conquistado el norte de África, cruzan el estrecho de Gibraltar. Su entrada es imparable. La conquista musulmana del reino visigodo por dirigentes árabes fue un proceso que duró quince años, del 711 al 726, en el que se llegó a ocupar todo el actual territorio de España y Portugal y parte del sur de Francia.

 

El califa Omar II, en 718, un año después del inicio de su reinado, estudió el abandono de las conquistas en España. Aunque se desconocen los motivos exactos, estas dudas parece que tenían que ver porque la continuidad de las acciones bélicas proporcionaban escasos ingresos, pues se los comía el gasto de sostener un numeroso ejército; por lo lejano de las operaciones con comunicaciones difíciles; y por la fragilidad aún existente de la conquista.

Es importante destacar que el proceso de conquista no sólo tuvo consecuencias políticas y económicas, sino que existió un fuerte impacto cultural y lingüístico. Diversas tecnologías fueron llevadas a la península a través de los árabes, además parte del pensamiento griego había sido asimilado por los árabes que lo reintrodujeron. La presencia de importantes poblaciones musulmanas, produjeron en el terreno lingüístico la arabización del Al-Ándalus, la actual Andalucía. Además de la toponimia y el efecto sobre el romance mozárabe, todas las lenguas romances de la península tomaron numerosos préstamos léxicos del árabe andalusí. Se calcula que en español, el componente léxico árabe es el componente más numeroso tras el léxico de origen latino, siendo unas 4000 las formas léxicas usadas todavía en español moderno, muchas de ellas relacionadas con la agricultura (acequia, aljibe, algodón, alcohol) la guerra (adarga, alfanje) el comercio (arroba, azumbre) y las matemáticas (algoritmo, álgebra) que tiene su origen en esta etapa y que se han ido consolidando a través de la evolución hasta nuestros días.
 Fue la edad de oro de los musulmanes, especialmente en matemáticas, arquitectura, ingeniería y artes.

Cuando los árabes llegaron al sudeste de la península, existía en este lugar un asentamiento judío con dos pequeñas poblaciones: Iliberis (Elvira) en lo que hoy conocemos como Albaicín y Alcazaba, y Garnata, en la colina de enfrente, que era más bien un barrio de Iliberis. Los árabes llamaron a este lugar Garnat Al-Yahud (اليهود) (Granada de los judíos).

Los diversos reyes cristianos de la península, situados al norte, emprendieron varias guerras exitosas contra el emirato de Córdoba, recuperando esas tierras para el cristianismo. Los pueblos árabes vencidos retrocedieron y se concentraron en Granada. La pequeña aldea se convirtió en centro militar y cultural de la cultura musulmana en Europa. El reino de Granada y la dinastía nazarí tiene su origen en la figura de Mohamed ben Yusuf ben Nasrí, de origen árabe, que se proclamó Sultán en 1232 cuando conquista Baza a los castellanos. En 1234 se declaró vasallo del emirato de Córdoba, pero en 1236 Fernando III conquistó Córdoba y Mohamed ibn Yusuf ibn Nasrí se hizo con todo el poder en Granada. Pero en marzo de 1246 Fernando III, para consolidar sus conquistas en el valle de Guadalquivir, conquista Jaén. Mohamed I debe pagar parias, para preservar la paz de 20 años, y reconocer a Fernando III como señor, y así conservar su reino. El reino sobreviviría precariamente, aunque perdiendo territorios, hasta 1492. La monarquía se mantuvo gracias a las concesiones a los cristianos, a la necesidad de estos de consolidar sus conquistas.

La creación del Reino de Granada, impulsó el crecimiento y la riqueza de la ciudad, amurallándose los arrabales del Albaicín, y levantándose la ciudad palatina de la Alhambra. Su construcción se inició por el rey Alhamar, aprovechando la existencia de una antigua fortaleza zirí. Su hijo, Muhammad II erigió la mayor parte de las zonas palaciegas, y para el comienzo del siglo XIV, existía ya una medina, con comercios, viviendas privadas y edificios comunitarios. La mezquita real (megit sultani) fue edificada por Muhammad III y, para entonces, Madinat al-Hamra era ya un verdadero núcleo urbano.42 La ciudad nazarí, quedó organizada en seis distritos amurallados, comunicados entre sí por puertas que se cerraban durante la noche, y cada uno de ellos, dividido en barrios de diferentes tamaños y carácter.

A pesar de que, en 1491, un poderoso ejército castellano, que ya había sojuzgado casi todo el territorio nazarí en los cuatro años anteriores, penetra en la Vega de Granada y pone sitio a la ciudad, ésta no cayó como consecuencia de un enfrentamiento entre ambos ejércitos, sino mediante un proceso de negociación que culminó el 25 de noviembre de ese mismo año, con la firma en Santa Fe de las correspondientes Capitulaciones, en las que se pactó un plazo de dos meses para la entrega de la ciudad, aunque finalmente ese plazo no se agotó y la rendición se produjo el 2 de enero de 1492.

Las capitulaciones eran muy generosas para los granadinos: Podían seguir practicando libre y públicamente su religión, se respetarían sus propiedades y se mantendría la vigencia del derecho islámico en litigios entre muslimes, creándose la figura de jueces mixtos cuando se tratase de litigios con cristianos. Se creó además un "ayuntamiento musulmán", y se previeron franquicias fiscales por tres años. Además, los reyes nombraron primer arzobispo de Granada a Hernando de Talavera, confesor de la reina Isabel y hombre moderado y con alta estima de la calidad moral de los vencidos. Sin embargo, esta armonía duró poco  años y los árabes y judíos no conversos fueron expulsados de España.

El reino de Granada comprendía parte de la provincia actual de Jaén, parte de la provincia actual de Sevilla, las provincias actuales de Almería, Málaga y Granada. La ciudad de Granada se convirtió en una de las más prósperas de Europa. En el Albaicín vivían los artesanos y el resto de la población ocupó la parte llana hacia el sur, con grandes industrias, aduanas y la madrasa, المدرسة (escuela coránica). Tras el fin de la conquista castellana el 2 de enero de 1492, el reino de Granada pasa a formar parte de la Corona de Castilla. Su símbolo —la granada— se incorporará en el fondo del escudo de la Monarquía Española y continúa en la actualidad.

Además de los aportes árabes y judíos al acervo cultural granadino, la ciudad está repleta de monumentos y recordatorios de esa época. La Alhambra es una ciudad palatina andalusí. Se trata de un rico complejo palaciego y fortaleza (alcázar o al-qasr القصر) que alojaba al monarca y a la corte del reino nazarí de Granada. Su verdadero atractivo, como en otras obras musulmanas de la época, no sólo radica en los interiores, cuya decoración está entre las cumbres del arte andalusí, sino también en su localización y adaptación, generando un paisaje nuevo pero totalmente integrado con la naturaleza preexistente. En 2011 se convirtió en el monumento más visitado de España, recibiendo la cifra histórica de 2.310.764 visitantes.

Otros sitios de interés para visitar son:

El Bañuelo

En el Bañuelo podrá ver unos impresionantes baños árabes del siglo XI, uno de los más completos y viejos baños árabes conservados en España a los pies de la Alhambra.

Carrera del Darro y Plaza Nueva

La Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes son unos de los lugares más bonitos de Granada, junto al rio Darro, cruzando por dos puentes de piedra. Ofrece impresionantes vistas a la Alhambra. Plaza Nueva, está muy cerca de la Carrera del Darro y es la plaza más antigua de Granada.

Albaycín y Sacromonte

Los barrios del Albaycín y el Sacromonte son dos barrios históricos para visitar en Granada. El Albaycín , antiguo barrio árabe-judío está situado en una colina frente a la Alhambra y es uno de los barrios más típicos de Granada. Ofrece numerosos aljibes, casas árabes, calles muy estrechas desde donde se puede disfrutar de unas impresionantes vistas a la Alhambra. El Sacromonte es famoso por sus cuevas, sus zambras gitanas, sus espectáculos de flamenco. En estos barrios se tapea estupendamente, además de contar con unos atardeceres muy bonitos.

Espectáculos de Flamenco

En el barrio del Sacromonte hay varias cuevas, zambras y tablaos gitanos donde el visitante puede disfrutar de un espectáculo flamenco. El Albaycín también tiene varios locales y restaurantes con espectáculos flamenco.

Bares de Tapas en Granada

Ir de tapas en Granada no es solo tradición, es una filosofía de vida. De esta forma, puede conocer en poco tiempo la variedad de la gastronomía granadina.

“ Dale limosna mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada”… Anónimo.

Fuentes informativas

Texto

http://es.wikipedia.org/wiki/Conquista_musulmana_de_la_pen%C3%ADnsula_ibérica

http://enciclopedia.us.es/index.php/Reino_de_Granada

http://es.wikipedia.org/wiki/Alhambra

http://www.granadadirect.com/info/sitios-visitar-granada/

http://es.wikipedia.org/wiki/Granada

Imagen

http://es.wikipedia.org/wiki/Alhambra

http://es.wikipedia.org/wiki/Conquista_musulmana_de_la_pen%C3%ADnsula_ibérica

http://tusviajes10.com/la-alhambra-de-granada-historia-y-visitas/

http://www.granadadirect.com/info/sitios-visitar-granada/

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.