Pasar al contenido principal

EFECTOS COLATERALES DE LA RECONVERSIÓN MONETARIA Y EL IMPUESTO A LAS TRANSACCIONES FINANCIERAS

La reconversión monetaria y la aplicación del Impuesto a las Transacciones Financieras son argumentos de la cadena productiva de bienes y servicios (nacionales e importados) para aumentar el valor de los productos que van al consumidor o usuario.

En Barinas, a inicios del mes de noviembre de 2007, se han disparando hacia arriba los niveles de inflación. La reconversión de la moneda nacional venezolana es un proceso sistemático que consiste en la división nominal de la moneda actual entre mil con la finalidad de disminuir en tres dígitos todas las cantidades que sean expresadas en bolívares (Bs.) a partir del primero de enero de dos mil ocho. Esta situación permitirá convertir 1.000,00 Bolívares Actuales a sólo 1,00 Bolívar Fuerte, este cambio en el sistema de divisas no implica una devaluación, pero tampoco una revaluación; por tal motivo, desde enero 2008 en adelante se podrá adquirir con 1,00 Bolívar Fuerte los mismos bienes o servicios que hoy se adquieren con 1.000,00 Bolívares Actuales.

Al realizar la conversión 1.000 = 1, (Bs. Actuales - Bs. Fuertes) el importador, comerciante, vendedor o prestador de servicio considera, a priori, que se está descapitalizando, que no está percibiendo el mismo caudal de ganancias cuando en verdad lo que ocurre no afecta la relación precio/mercancía. Este factor de desconfianza es el que hace que la cadena productiva, junto a la intermediaria aumenten los precios de los productos que ofrecen al consumidor, disparando hacia arriba los niveles de inflación. Ahora, cabe preguntarse ¿por qué ocurre esta situación?, y la respuesta que el pueblo da a la interrogante casi siempre es la misma: %u201Csencillamente porque fallan los organismos que supervisan y controlan los precios%u201D.

Algo similar comienza a ocurrir con la aplicación del reciente Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), a pesar de ser un impuesto que, a decir de SUDEBAN(*), sólo gravará las operaciones activas entre bancos, adquisición de cheques de gerencia, transferencia de valores en custodia entre distintos titulares, cancelación de deudas efectuadas sin mediación del sistema financiero y débitos en cuentas que conformen sistemas de pagos organizados privados, los importadores, cadenas productivas, revendedores, comerciantes e intermediarios están reeditando los precios de artículos, mercancías, bienes y servicios adquiridos antes del 01/11/2007 (fecha en que el ITF entró en vigencia) porque según explican, para ellos la medida tributaria implica pagar más dinero por el mismo producto.

Esta situación anómala llama a reflexión para que las autoridades realicen las auditorias y establezcan la relación costos/precios de venta en los diferentes puntos de venta, cuyo propósito final es evitar el alza de la inflación, pero sobre todo proteger al consumidor de las garras depredadoras de quienes sin compasión agraden el bolsillo de la gente del pueblo.

Véase el ejemplo siguiente: Una motocicleta marca Jaguar, Topaz, Juve, Qipai, serie 150, costaba el día viernes 02/11/2007, en el mercado pedraceño bolívares dos millones setecientos mil a dos millones novecientos mil; ahora, ¿cómo se explica que para el día lunes, 05/11/2007 la misma moto cueste bolívares cuatro millones seiscientos mil? Otro caso importante en Pedraza, es el aumento de la mensualidad por el servicio de televisión por cable, donde se ofrecía al usuario una parrilla de 32 canales de Tv., casi todos de señal libre, y muchos de ellos de de bajo perfil educativo y cultural, por un precio de Bs. 20.0000; luego, agregaron tres canales del consorcio Discovery Channel y, sin consultar al usuario, ni ser supervisados por nadie, aumentaron la tarifa Bs. 26.000; por ello, el consumidor final no se explica cómo es que un artículo, bien o servicio que estaba en el inventario de un revendedor con un precio de importación determinado amanezca dos días después con un marcado sobreprecio; lo cual da origen a otras interrogantes no menos interesantes: ¿Dónde está INDECU, ONDECU, Etc.?, ¿Por qué los defensores del consumidor no actúan?, siendo tan fácil evidenciar los costos de importación del producto a través de las guías de importación o los comprobantes de adquisición por la empresa revendedora y estableciendo un precio máximo de venta al consumidor. Aquí es donde más le duele a pueblo porque existiendo los organismos competentes para controlar el desajuste en la compra/venta de bienes y servicios de origen nacional o importado, éstos no vigilan, ni controlan, ni sancionan a los infractores de las reglas y normas de comercio interno.

Si el gobierno, a través de sus órganos regulares, no comienza a controlar la situación que ahora se está dando, ocurrirá lo mismo que cuando se bajó el Impuesto al Valor Agregado (IVA): Los productos, mercancías, bienes y servicios ofertados por instituciones públicas bajaron debidamente sus precios, no siendo así con los que oferta el sector privado, los cuales mantuvieron sus precios (a pesar de la baja del IVA) e incluso los incrementaron hasta en un treinta por ciento.

(*) Ver: http://www.abn.info.ve/go_news5.php?articulo=108934&lee=18, del 06/11/2007.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.