Pasar al contenido principal

La contaminación por mercurio en pescados.

Estimada familia barinesa, todos queremos comer sano, y por eso tratamos de comprar alimentos frescos y de la mejor calidad, según nuestro presupuesto. Sin embargo, a pesar de la calidad, precio o frescura de alimentos que ingerimos, estamos introduciendo en nuestros organismos productos contaminantes provenientes de la actividad humana.

Los países en desarrollo se enfrentan a crecientes problemas de salud y riesgos medioambientales a causa de una aumentada exposición al mercurio, según un reciente informe de Naciones Unidas.El mercurio se puede liberar al aire mediante una serie de procesos industriales como la minería, la producción de metal y cemento y la quema de combustibles fósiles. Una vez que se emite, persiste en el ambiente durante mucho tiempo; circula a través del aire, la tierra y organismos vivos, y se puede dispersar a larga distancia en amplios espacios.

El documento constata que el crecimiento de la minería a pequeña escala y la quema de carbón son los principales motivos del aumento de las emisiones. Como resultado de su rápida industrialización, el sudeste asiático es el emisor regional más grande y le corresponde casi la mitad de las emisiones anuales de este elemento. 

Los resultados se presentaron en vísperas de una reunión que tiene como objetivo trazar un plan para reducir en un 50% la demanda global de mercurio de aquí a 2015. La Evaluación Global de Mercurio 2013, publicada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP, por sus siglas en inglés), muestra que las emisiones causadas por la minería de oro a pequeña escala en Asia, África y Sudamérica se han doblado desde 2005. El informe dice que "las emisiones globales de mercurio en el aire causadas por la actividad humana alcanzaron las 1.960 toneladas en 2010.

Aunque es difícil comparar cálculos de emisiones por años individuales, el total de las emisiones por la actividad humana parece haberse mantenido relativamente estable desde 1990 a 2010.

El mercurio es un elemento natural, es decir, la cantidad total existente en el mundo no puede ser modificada. La actuación de las personas sí puede, sin embargo liberar el mercurio que se encuentra en yacimientos relativamente estables, permitiéndole circular a través del aire, agua y la cadena alimenticia, y transformarse en compuestos más tóxicos.

El mercurio es uno de los contaminantes habituales en los alimentos. El riesgo que supone para la salud depende del tipo de alimento, de su procedencia y del contenido medio en el mismo pero, sobre todo, de la cantidad que de ese alimento ingiera una población o una persona determinada.

Expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaron el pasado año la necesidad de aplicar nuevas recomendaciones sobre los niveles máximos de diferentes variedades de fármacos en alimentos, incluyendo cadmio y metilmercurio, una de las formas más tóxicas del mercurio. La inhalación del vapor de mercurio puede causar efectos dañinos en los sistemas nervioso, digestivo e inmune, así como en los pulmones y riñones, y puede ser fatal. Las sales inorgánicas de mercurio son corrosivas para la piel, ojos y tracto gastrointestinal, y puede inducir toxicidad renal si se ingiere.

El mercurio no es encontrado de forma natural en los alimentos, pero éste puede aparecer en la comida así como ser expandido en la cadena alimentaria por pequeños organismos que son consumidos por los humanos, por ejemplo a través de los peces. Las concentraciones de mercurio en los peces usualmente exceden en gran medida las concentraciones en el agua donde viven. El mercurio se acumula en el hígado y las aletas de cola de los peces, por lo que el pescado es el alimento con mayor riesgo. 
Los productos de la cría de ganado pueden también contener eminentes cantidades de mercurio. El mercurio no es comúnmente encontrado en plantas, pero este puede entrar en el cuerpo humano a través de vegetales y otros cultivos (cuando sprays que contienen mercurio son aplicados en la agricultura.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), son los organismos encargados de establecer los límites máximos permitidos de contaminantes, lo que se conoce como la Ingesta Diaria Aceptable (ADI). Sin embargo, cada país puede establecer los niveles máximos permitidos de contaminantes en los distintos alimentos.
En cuanto al mercurio, los expertos del Comité han aportado información adicional basada en la ingesta tolerable de este producto, que debe ser de 1,6 miligramos por kilogramo de peso de una persona. Uno de los mayores riesgos que constituye la presencia de mercurio en alimentos lo sufren los fetos, que pueden recibir cantidades de la sustancia a través de la madre, aseguran los expertos.

El comité de expertos ha destacado que ciertas especies de pescado, como el pez espada y el tiburón, contienen elevadas cantidades de mercurio. Los expertos han lanzado un mensaje de alerta a los consumidores sobre las altas concentraciones de mercurio, problema por el que las autoridades sanitarias de los distintos países deben trabajar para eliminar, informa la OMS.

El año pasado el FDA (U.S. Food and Drug Administration) aconsejó a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia evitar ciertos tipos de pescado. El objetivo del FDA era limitar la exposición de los no nacidos al mercurio, pues en el animal contaminado se produce una neurotoxina de la que se encontraron altas concentraciones en algunas especies. La investigación en Estados Unidos encontró que la exposición al mercurio durante el embarazo, cuya fuente principal es el consumo de pescado, incrementa el riesgo de que el niño desarrolle trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) más tarde en la vida. Sin embargo, el estudio también descubrió que cuando se consumen ciertos tipos específicos de pescado, como salmón, durante el embarazo se reduce ese riesgo de TDAH. Se calcula que el TDAH afecta a aproximadamente 10% de los niños en todo el mundo, pero sus causas todavía no logran entenderse con claridad. El pescado también es una fuente importante de nutrientes, como ácidos grasos omega 3, que se sabe pueden beneficiar el desarrollo del cerebro. Por eso los expertos recomiendan a las mujeres embarazadas que limiten su consumo de pescado a no más de dos porciones a la semana.

Los investigadores del Hospital Brigham y de Mujeres y de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston, querían investigador los riesgos y beneficios de este producto, y su vínculo con problemas de desarrollo en el niño, en particular con trastornos vinculados a la hiperactividad, más tarde en la vida. El estudio, publicado en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine (Archivos de Pediatría y Medicina de la Adolescencia), encontró que algunos tipos de pescado protegen contra el TDAH, mientras otros lo incrementan. Esta dualidad muestra que es posible para una mujer embarazada comer pescado nutricionalmente beneficioso sin verse expuesta a demasiado mercurio, dicen los investigadores.

Los pescados que se encuentran al final de la cadena alimentaria: tiburón, pez espada, caballa, atunes grandes, etc., son los que acumulan cantidades mayores de mercurio a través de ingestión de otros peces. Sin duda, una señal de alerta sobre las consecuencias crecientes que para la salud conlleva el continuo deterioro del medio ambiente.

Los niños menores de seis años y las mujeres embarazadas o que piensan quedar embarazadas, son más vulnerables a los efectos dañinos del mercurio que consumen. Las mujeres necesitan saber que los nutrientes que contiene el pescado son buenos para el cerebro del feto en desarrollo. Pero también necesitan estar conscientes de que los altos niveles de mercurio que contienen algunos tipos de pescado pueden ser un riesgo. Las embarazadas deben empezar a reducir la cantidad de pescado con mercurio un año antes de concebir.

Aqui les traigo una lista comparativa de los diferentes pescados y su relación con la cantidad de mercurio que usualmente contienen.

POCO MERCURIO
Consumir sin límite
Anchoas
Pez Mantequilla
Bagre
Almeja
Cangrejo (EEUU)
Cangrejo de río
Gurrubata
Rodaballo*
Abadejo (del Atlántico)*
Merluza
Arenque
Caballa (Atlántico Norte, Chub)
Mújol
Ostra
Percha de mar
Platija
Abadejo
Salmón (enlatado)**
Salmón (fresco)**
Sardina
Vieira*
Sábalo
Camarón*
Lenguado del Pacífico
Calamar (chipirón)
Tilapia (mojarra)
Pescado Blanco
Romero

MODERADO MERCURIO
Consuma seis veces o menos al mes:
Lubina (negro, rayado)
Carpa
Bacalao (de Alaska)
Corvinetas
(Sciaenidae)
Halibut (Atlántico)*
Halibut (Pacífico)
Jacksmelt
Langosta
Mahi Mahi
Rape*
Percha (de agua dulce)
Bacalao Negro
Raya*
Pargo*
Atún (enlatado "chunk light")
Bonito*
Trucha Marina (Corbina)

ALTO MERCURIO
Consuma tres veces o menos al mes:
Pez Azul
Mero*
Caballa (Golfo)
Lubina (Chilena)*
Atún (Albacora enlatada)
Atún (Aleta Amarilla)

PELIGRO: MERCURIO MUY ALTO
Evite comer:
Caballa Gigante
Aguja*
Pargo Alazán*
Tiburón*
Pez Espada*
Blanquillo
Atún (Ahí)*

Los productos marcados con * estám siendo explotados tan intensivamente que enfrentan peligro de extinción. Los que están marcados con **, son productos cultivados que pueden ser ricos en otros productos quiímicos dañinos para la salud.

Los estudios han mostrado que las embarazadas deben evitar el consumo de pescado que contiene niveles más altos de mercurio, como tiburón, pez espada, el carite rey (Scomberomorus cavalla) y atún fresco. Pero hay pescados con niveles bajos de mercurio, como lenguado, eglefino (Melanogrammus aeglefinus) y salmón natural, que pueden ser seguros durante el embarazo y una buena fuente de nutrición.

Mientras tanto, los habitantes de este planeta debemos tomar conciencia y evitar contaminar nuestras fuentes de alimentos, si queremos sobrevivir al futuro.

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve
El Hogar Virtual de la Familia de Barinas.

Referencias

Texto

http://www.nrdc.org/health/effects/mercury/espanol/guide.asp

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/10/121010_mercurio_embarazo_hiperactividad_men.shtml

http://www.ecodes.org/noticias/el-mercurio-uno-de-los-contaminantes-habituales-en-alimentos-como-el-pescado#.UPa4i6XKmUg

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/01/130110_ciencia_emisiones_mercurio_onu_bd.shtml

Imagen

http://www.margaritagastronomica.com.ve/margarita-fusion/pescados-y-mariscos

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.