Pasar al contenido principal

Biomas de Venezuela: La selva nublada

Querida familia de Barinas, recibe un cordial saludo y que tengas feliz semana, en esta oportunidad compartimos contigo una semblanza acerca de uno de los espacios medioambientales de mayor diversidad del país, la selva nublada, uno de los principales biomas de Venezuela.

En primer lugar conozcamos qué es un bioma, también llamado “paisaje bioclimático” o “áreas bióticas” (y que no debe confundirse con una ecozona o una ecorregión), es una determinada parte del planeta que comparte el clima, flora y fauna. Un bioma es el conjunto de ecosistemas característicos de una zona biogeográfica que está definido a partir de su vegetación y de las especies animales que predominan. Es la expresión de las condiciones ecológicas del lugar en el plano regional o continental: el clima y el suelo determinarán las condiciones ecológicas a las que responderán las comunidades de plantas y animales del bioma en cuestión. En Venezuela tenemos dos grandes biomas: Selva pluvial mesotérmica o selva nublada y selva húmeda megatérmica o selva tropical.

En el artículo nos concentramos en la selva nublada o bosque nuboso. La selva nublada es generalmente un bosque húmedo montano tropical o subtropical, que se caracteriza por una alta concentración de niebla superficial, usualmente a nivel de la canopea. Los bosques nubosos se agrupan dentro de la denominada Pluvisilva. En Venezuela, a partir de 800 metros de altura sobre el nivel del mar, y hasta más arriba de los 2.500 metros, nuestras cordilleras montañosas provocan condensaciones de vapor de agua atmosférico que, en forma de nubes, envuelve casi constantemente estos parajes. Las selvas que se desarrollan en las cumbres y en los costados de las montañas tropicales están constantemente inmersas en esas masas nubosas. Durante la época de lluvias, la nubosidad predomina en las frescas madrugadas y las tardes. Durante las horas más asoleadas, las nubes se disipan para mostrar el fulgurante verdor de la montaña. El clima a esas alturas con una temperatura media de 19 grados centígrados, es casi perfecto. Allí no existe el calor extremo de las selvas tropicales ni el frío extremo de las grandes cumbres de Los Andes.

En ese ambiente acogedor viven muchas especies de plantas y animales. En medio del dominante verdor de la selva, destacan joyas coloridas, en forma de flores, insectos, ranas y pájaros. Como el agua de las nubes envuelve todos los espacios, las plantas se dan desde el suelo, hasta sobre la última rama del árbol gigante cuya copa forma el techo de la selva. La selva nublada es uno de los ecosistemas más importantes porque, entre otras razones, en sus profundos bosques se encuentran las nacientes que nutren las grandes fuentes de agua dulce, este es uno de los motivos por los cuales los bosques nublados o húmedos, están protegidos en el país bajo la denominación de “reserva” o la categoría “parque nacional”, de hecho, según la legislación nacional talar la selva nublada, proveerse de sus especies madereras, la caza y la contaminación de las aguas son delitos tipificados en las leyes medioambientales del Estado.

 

Principales bosques nublados de Venezuela

Parque Nacional Henri Pittier: Es el parque nacional más antiguo de Venezuela.  Tiene una superficie de 107.800 hectáreas, ubicado en la zona norte del estado Aragua, comprende gran parte de las costas aragüeñas y de la zona montañosa del estado Carabobo, además colinda con el Parque Nacional San Esteban. Henri Pittier es el parque nacional de mayor extensión entre los parques nacionales de la Cordillera de la Costa. El parque se compone de dos sistemas geográficos: uno montañoso abrupto donde habitan más de 500 especies de aves y 22 especies endémicas. En el parque existen nueve ríos principales y gran diversidad en flora y vegetación. El segundo sistema es el de la zona costera con bahías, playas y balnearios de un potencial turístico enorme. Más de 30.000 especies de plantas han sido clasificadas en este extraordinario bioma.

Parque Nacional Waraira Repano: Conocido desde 1778 hasta el 7 de mayo de 2011 como Parque Nacional El Ávila, está localizado en la Cadena del Litoral dentro de la Cordillera de la Costa, en el centro-norte de Venezuela. Se extiende desde Caracas, y todo el norte del estado Miranda y sur del estado Vargas. Esta formación montañosa es considerada emblema y pulmón vegetal de la ciudad y dentro de él pueden realizarse diferentes actividades por ser uno de los principales atractivos de la capital de Venezuela en alturas que varían desde 120 hasta más de 2765 msnm, en el pico Naiguatá, la sección nublada del parque, dentro de esta extensa sección se encuentra Galipán, un pequeño poblado ubicado en la ladera norte de este sistema montañoso, en el estado Vargas. Este pueblito nublado es famoso por el cultivo de flores.

Parque Nacional General Juan Pablo Peñaloza: Está localizado entre los estados Mérida y Táchira, al noroeste de la depresión del Táchira en los páramos de El Batallón y La Negra. Es un conjunto de cadenas montañosas con elevaciones que van de los 1800 hasta los 3300 metros y 117 lagunas preglaciares. El parque tiene un relieve muy accidentado, con pendientes pronunciadas donde en algunos sectores se observa el paso de los glaciares. Existen variadas zonas de vida vegetal como los bosques montañosos bajos, bosques húmedos montanos, bosques muy húmedos montanos, bosques pluviales montanos y páramo pluvial subandino. En los páramos abunda el frailejón palito, quitasol, saisai y birabirón de páramo. Un poco más abajo se observa el pino aparrado, palo de hierro, entre otros. La fauna es variada con presencia del oso frontino, tapir o danta de montaña, ardilla, lapa andina paramera, puerco espín y guache paramero, que es una especie endémica de Los Andes.

Roraima: El monte Roraima se encuentra a 2810 msnm, en el Escudo Guayanés, en la esquina sureste del Parque Nacional Canaima (de 30000 km²), siendo el pico más alto de la Cordillera de las Tierras Altas de Guayana. Las cimas de las mesetas del parque se consideran algunas de las formaciones geológicas más antiguas de la Tierra, que se remontan a unos dos mil millones de años, en el Precámbrico. A diferencia de otros bosques nublados, Roraima presenta vegetación más corta con relación a los gigantes árboles (enanos) del Henri Pittier, pero está envuelto en niebla densa que le da fama de montaños misteriosa entre las comunidades indígenas de la región.

 

 

Si tienes la oportunidad, anímate a recorrer los bosques nublados de Venezuela, déjate atrapar por la exuberante belleza de uno de los ecosistemas más espectaculares de Sudamérica y el mundo. Así es la grandeza de nuestra Venezuela. ¡Saludos!

____________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.venezuelatuya.com/natura/selva_nublada.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Bosque_nuboso

http://html.rincondelvago.com/biomas-de-venezuela.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Parque_nacional_Henri_Pittier

http://es.wikipedia.org/wiki/Bioma

Imágenes

http://juanjosemora.com.ve/wiki/apifoto.php?id=36838634

http://www.fotopaises.com/foto/Venezuela/Merida/27907.html

http://diversidadbiologica.info.ve/diversidadbiologica.php?seccion=2&target=detailed&category=05-PNOO&subcategory=PNOO0008

http://denistoursgalipan.wordpress.com/index/

http://www.panoramio.com/photo/67341030

http://ibytes.es/blog_roraima_montana.html

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve
El hogar virtual de la familia de Barinas
Espejo en Meridamia.net


Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.