Pasar al contenido principal

La Basura Espacial

A la sociedad cada día se le hace más difícil administrar el problema de la basura en la Tierra. Se habla de reciclar, relocalizar y reclasificar los desechos que la actividad humana genera pero, cada día somos más y la solución de este problema no se vislumbra a corto plazo. Si nos parece terrible la acumulación de basura en la superficie terrestre, no es menos terrible que el espacio inmediatamente exterior a la Tierra, justo sobre nuestras cabezas, está saturándose de escombros peligrosos.

Se le llama basura espacial o chatarra espacial a cualquier objeto artificial, sin utilidad, que orbita la Tierra. Se compone de cosas tan variadas como grandes restos de cohetes y satélites viejos, restos de explosiones, o restos de componentes de cohetes como polvo y pequeñas partículas de pintura.

La basura espacial se ha convertido en una preocupación cada vez mayor en estos últimos años, ya que estos objetos viajan a grandes velocidades orbitales con probabilidades de producir colisiones altamente perjudiciales para los satélites de funcionamiento y para los humanos que se aventuran a esas alturas. Las colisiones pueden también producir aún más basura espacial en un proceso llamado Síndrome de Kessler. El síndrome de Kessler o cascada de ablación es un escenario propuesto por el consultor de la NASA Donald J. Kessler en el cual el volumen de basura espacial en órbita baja terrestre sería tan alto que los objetos en órbita serían impactados con frecuencia por la basura, creándose así aún más basura y un mayor riesgo de otros impactos sobre otros objetos. Mientras que el número de satélites en órbita crece y los viejos satélites se acumulan, el riesgo de este escenario de colisiones en cascada de Kessler se hace mayor. Pese al pequeño tamaño de la mayor parte de los fragmentos, las vertiginosas velocidades a las que están sometidas, hacen de éstos una seria amenaza a cualquier misión que pueda ser efectuada en el futuro próximo.

Si un micrometeorito impactase en un satélite de una manera tal que el combustible y el oxidante usados para maniobras pudieran entrar en contacto el uno con el otro, la explosión resultante crearía metralla metálica que podría a su vez impactar sobre otros cuerpos en una órbita similar. Esto podría dar lugar a una especie de reacción en cadena, haciendo estallar en una secuencia rápida tales cuerpos que terminaría solamente cuando todos los objetos orbitando hayan sido destruidos y hechos pedazos.

El campo de residuos de alta energía que resultase podría hacer el acceso al espacio imposible. Como el número de satélites y cantidad de basura en órbita continúa elevándose, la probabilidad de tales acontecimientos va en aumento. Los acontecimientos de la explosión de las etapas superiores de los cohetes de lanzamiento suponen la contribución más importante al problema de la basura espacial. Cerca de 100 toneladas de fragmentos generados durante aproximadamente 200 explosiones todavía están en órbita. La basura espacial se concentra más en órbita baja de la tierra, aunque algo se extiende hacia más allá de la órbita geoestacionaria.

A finales de 2003 había unos 10.000 objetos catalogados. No obstante, se estima en más de 50.000 el número de objetos mayores de un centímetro. Según la revista Nature, EEUU tiene fichados en la actualidad más de 9.000 objetos artificiales, con un peso total que supera las cinco toneladas. La mayor parte de estos aparatos están en ruina y constituyen un gran riesgo para las misiones espaciales.

El 2 de abril de 2007, la altura media de la órbita de la Estación Espacial Internacional (EEI) tuvo que ser elevada en 800 metros con ayuda de los propulsores del carguero europeo “Johannes Kepler”, a fin de evitar un choque con fragmentos del satélite ruso “Cosmos-2251″. Poco menos de dos años después, los tripulantes de la EEI se ven obligados a evacuar el laboratorio espacial. El 12 de marzo de 2009 los astronautas estadounidenses Michael Fincke y Sandra Magnus y el ruso Yuri Lonchakov tuvieron que refugiarse durante 10 minutos en la nave Soyuz que se hallaba acoplada a la plataforma.

Según informó la NASA, la agencia espacial estadounidense, los restos del satélite fueron detectados cuando ya era tarde para llevar a cabo una maniobra de desvío, por lo que se recomendó a los tres tripulantes evacuar la estación, refugiarse en la nave rusa y cerrar las compuertas. La medida, explicó entonces la NASA, dio una mayor protección a los tripulantes y les habría permitido partir rápidamente de la EEI en el “caso poco probable” de que los desechos hubieran impactado en la estación y hubieran causado una pérdida de presión.

Los científicos estiman que la cantidad de basura espacial mantendrá una evolución más o menos estable hasta el año 2055, pero a partir de entonces, el número de objetos peligrosos flotando se disparará de forma exponencial y salir hacia el espacio será una misión prácticamente imposible. Por ahora es poco lo que se puede hacer, pero se está empezando. Por ahora, Entre las medidas que se están comenzando a tomar para evitar riesgos se encuentran:

▪   Estudio y medida de objetos mediante radar, así como mediante telescopios ópticos.

▪   Intento de reducir el número de objetos que puedan convertirse en basura espacial.

▪   Establecimiento de acuerdos internacionales.

Una tecnología posible para eliminar los fragmentos más grandes podría ser un láser en tierra de millones de megavatios de potencia que se podría utilizar para apuntar a los fragmentos. Cuando la luz láser golpea un fragmento, un lado del fragmento se vaporizaría, creando un empuje que cambiaría la excentricidad de la órbita de los restos del fragmento hasta que volviera a reentrar en la Tierra y así ser destruido, pero ésta es solo una teoría. Para los fragmentos muy pequeños, no se conoce ninguna tecnología que pueda recoger y ocuparse de los muchos existentes en planos orbitales diferentes.

 

 

Por otra parte, si el fragmento que entra a la atmósfera es muy grande, la fricción no lo calcinaría, impactando la tierra. Esa idea no es muy agradable para quienes habitamos este mundo.

Compilado por el Equipo de Barinas.net.ve
El Hogar Virtual de la Familia de Barinas

___________________

Para saber más:

Texto

http://es.wikipedia.org/wiki/Basura_espacial

http://www.otrastardes.com/2011/06/28/la-basura-espacial-causo-alarma-en-la-estacion-espacial-internacional/

http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_de_Kessler

Imagen


http://www.manualesdetodo.net/blog/19-curiosidades/1568-la-nasa-considera-eliminar-la-basura-espacial-con-lasers.html

http://www.ot-admin.net/basura/imagenes%20y%20videos.htm

http://sp.rian.ru/caricaturas/20110902/150432008.html

http://www.otrastardes.com/2011/06/28/la-basura-espacial-causo-alarma-en-la-estacion-espacial-internacional/

http://www.6topoder.com/2012/08/21/ser-verdes-en-el-espacio-opinion/basura-espacial/

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.