Pasar al contenido principal

En el 2013 veremos dos cometas en el cielo nocturno: el PanStarrs y el ISON.

Estimada familia de Barinas, los fenómenos celestes siempre son interesantes y muy atractivos porque emiten gran cantidad de luz y porque son extremadamente extraños. Los cometas son unos de estos eventos singulares que siempre queremos ver y que, este año tendremos la oportunidad de observar, por partida doble.

Los cometas son cuerpos celestes constituidos por hielo, polvo y rocas que orbitan alrededor del Sol siguiendo diferentes trayectorias elípticas, parabólicas o hiperbólicas. Los cometas, junto con los asteroides, planetas y satélites, forman parte del Sistema Solar. La mayoría de estos cuerpos celestes describen órbitas elípticas de gran excentricidad, lo que produce su acercamiento al Sol con un período considerable para la vida de un humano. Al igual que los asteroides, los cometas son cuerpos sólidos pero contienen compuestos de materiales que se subliman ( cambio de estado sólido a gaseoso, sin pasar por el estado líquido) en las cercanías del Sol. A gran distancia (a partir de 5-10 UA) desarrollan una atmósfera que envuelve al núcleo, llamada coma o cabellera. Esta coma está formada por gas y polvo. Conforme el cometa se acerca al Sol, el viento solar azota la coma y se genera la cola característica. La cola está formada por polvo y el gas de la coma ionizado.

Fue después del invento del telescopio cuando los astrónomos comenzaron a estudiar a los cometas con más detalle, advirtiendo entonces que la mayoría de estos tienen apariciones periódicas. Edmund Halley fue el primero en darse cuenta de esto y pronosticó en 1705 la aparición del cometa Halley en 1758, para el cual calculó que tenía un periodo de 76 años. Sin embargo, murió antes de comprobar su predicción. Debido a su pequeño tamaño y órbita muy alargada, solo es posible ver los cometas cuando están cerca del Sol y por un periodo corto de tiempo.

Los cometas son generalmente descubiertos visual o fotográficamente usando telescopios de campo ancho u otros medios de magnificación óptica, tales como los binoculares. Sin embargo, aun sin acceso a un equipo óptico, es posible descubrir un cometa rasante solar en línea si se dispone de una computadora y conexión a Internet.

Los cometas provienen principalmente de dos lugares, la Nube de Oort, situada entre 50.000 y 100.000 UA del Sol, y el Cinturón de Kuiper, localizado más allá de la órbita de Neptuno.

Se cree que los cometas de largo período tienen su origen en la Nube de Oort, que lleva el nombre del astrónomo Jan Hendrik Oort. Esto significa que muchos de los cometas que se acercan al Sol siguen órbitas elípticas tan alargadas que sólo regresan al cabo de miles de años. Cuando alguna estrella pasa muy cerca del Sistema Solar, las órbitas de los cometas de la Nube de Oort se ven perturbadas: algunos salen despedidos fuera del Sistema Solar, pero otros acortan sus órbitas. Para explicar el origen de los cometas de corto período, como el Halley, Gerard Kuiper propuso la existencia de un cinturón de cometas situados más allá de Neptuno, el Cinturón de Kuiper.

Las órbitas de los cometas están cambiando constantemente: sus orígenes están en el sistema solar exterior, y tienen la propensión a ser altamente afectados (o perturbados) por acercamientos relativos a los planetas mayores. Algunos son movidos a órbitas muy cercanas al Sol (a ras del césped solar) que los destruyen cuando se aproximan, mientras que otros son enviados fuera del sistema solar para siempre.

Se consideran que son restos de la condensación de la nébula solar; los extremos exteriores de esa nébula están lo suficientemente fríos para que el agua exista en estado sólido (más que gaseoso). Los asteroides se originan por la vía de un proceso distinto, empero, los cometas muy viejos han perdido todos sus materiales volátiles y pueden devenir en algo muy parecido a los asteroides.

Conforme los cometas van sublimando, acercándose al Sol y cumpliendo órbitas, van sublimando su material, y van perdiéndolo por consecuencia, disminuyendo de magnitud. Tras un cierto número de órbitas, el cometa se habrá "apagado", y en el final de su combustible, se convertirá en un asteroide normal y corriente, ya que no podrá volver a recuperar masa.

Ahora bien, si febrero ha sido el mes del asteroide ( recordemos el meteorito ruso), marzo será el mes del cometa. Un cometa que llegará de mucho más allá de las órbitas de Neptuno y Plutón, donde el Sol apenas representa un punto de luz no mucho más brillante que otras estrellas y un vasto enjambre de cuerpos helados, la llamada Nube de Oort, que rodea el Sistema Solar. El cometa, llamado PanStarrs, es muy esperado por los astrónomos y aficionados, ya que se espera que sea visible a simple vista cuando aparezca en los cielos del hemisferio norte. Pero los cometas son poco fiables, lo mismo supone un gran espectáculo que una decepción. De momento, se sabe que ha perdido algo de luminosidad, pero aún con eso puede resultar todo un show nocturno.

El cometa fue descubierto en junio de 2011 por el telescopio de observación panorámica que se encuentra sobre el volcán Haleakala en Hawaii, de cuyas siglas recibe su particular nombre. A principios de marzo, el cometa pasará a unos 100 millones de kilómetros de la Tierra a medida que se sumerja brevemente en el interior de la órbita de Mercurio. La mayoría de los expertos esperaba que se convierta en un objeto visible a simple vista casi tan brillante como las estrellas de la Osa Mayor.

Sin embargo, los cometas provenientes de la nube de Oort siempre son una incógnita. Debido a que ésta es la primera visita del PanStarrs, nunca antes ha sido puesto a prueba por el intenso calor y la fuerza gravitacional del Sol. Podría pasar que el material congelado del cometa escupa impresionantes chorros de gas y polvo en el cielo nocturno, lo que se traduce en una llamativa cola, pero también podría ocurrir que el cometa se colapse y resulte decepcionante.

PanStarrs estará muy cerca al Sol. Esto significa, según explica la NASA, que solo será observable en el crepúsculo, cuando el cielo no es del todo oscuro. Las mejores fechas para verlo serán el 12 y el 13 de marzo, cuando surja en el cielo del atardecer occidental, no lejos de la Luna creciente. Un cometa y la Luna, en conjunto, enmarcado en el crepúsculo azul, ya es un espectáculo poco común.

Otras dos fechas clave serán el 5 de marzo, cuando el cometa se acerque más a la Tierra (a unos 100 millones de kilómetros de distancia) y el 10 de marzo, cuando el cometa se acerque más al Sol. La dosis de calefacción solar que reciba justo dentro de la órbita de Mercurio puede ser lo que el cometa necesite para ser visto a simple vista.

Como en todas las observaciones astronómicas, es aconsejable ubicarse en una zona oscura, alejada de las luces de las ciudades, y sin obstáculos como montañas, edificios o árboles altos que puedan impedir la visión del horizonte.

El PanStarrs no será el único cometa brillante que veremos en 2013. En noviembre, el cometa ISON podría brillar tanto como la Luna llena en plena luz del día. Dos cometas brillantes en un mismo año supone toda una rareza.

Astrónomos rusos han descubierto un nuevo súper cometa que se acercará al Sol en noviembre de 2013 y que será posible ver a simple vista hasta mediados de enero de 2014, ya que podría brillar aún más que la Luna llena. Se trata del cometa C/2012 S1 (ISON), llamado así en honor a sus descubridores, el equipo en la Red Internacional de Ciencia Óptica (ISON, por sus siglas en inglés).

Los rusos Vitali Nevski y Novichonok Artyom hallaron el cometa el 21 de septiembre a través de imágenes tomadas con un telescopio reflector de 40 centímetros. Pronto, otros observadores del cielo también lo tuvieron en su punto de mira y el Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional, en Cambridge, Massachusetts, anunció el lunes el hallazgo.

Según explica New Scientist, los astrónomos fueron capaces de rastrear la ruta del cometa y encontrar imágenes de la misma que se remontan a diciembre de 2011. Con esos datos, calcularon una órbita casi parabólica que dirige al cometa casi directamente hacia el Sol. La órbita del cometa también sugiere que es un recién llegado de la nube de Oort, el cinturón de objetos helados que rodea el Sistema Solar.

En la actualidad, ISON parece solo un puntito de luz sobre un fondo oscuro, porque se encuentra lejos, cerca de la órbita de Júpiter. Sin embargo, el 28 o 29 de noviembre de 2013 pasará a menos de dos millones de kilómetros del Sol, según el Observatorio Remanzacco en Italia. Como no es más que una gigantesca bola de roca y hielo, corre el riesgo de comenzar a desintegrarse. Si sobrevive, el polvo helado liberado volverá su cola aún más brillante. Aunque es muy pronto para asegurarlo, ISON podría convertirse en uno de los objetos más brillantes de nuestro cielo nocturno y, quizás, en el cometa más brillante de la década. Incluso podría superar en brillo a la Luna llena. Sin embargo, los astrónomos advierten de que los cometas pueden ser impredecibles, así que solo el tiempo dirá si ISON cumple con lo que se espera de él.

Preparémonos entonces para ver este espectáculo, poco común.

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve
El Hogar Virtual de la Familia de Barinas.

Referencias

http://www.abc.es/ciencia/20130225/abci-panstarrs-cometa-llegara-marzo-201302251148.html

http://www.abc.es/20120926/ciencia/abci-descubren-cometa-puede-brillante-201209261348.html

http://earthsky.org/space/comet-panstarrs-possibly-visible-to-eye-in-march-2013

http://es.wikipedia.org/wiki/Cometa

Imagen

http://lacienciaysusdemonios.com/tag/cometa/

http://earthsky.org/space/comet-panstarrs-possibly-visible-to-eye-in-march-2013

Video

http://www.youtube.com/watch?v=0X62VTYtJkE

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.