Pasar al contenido principal

¿Qué tanto conoces de cine venezolano?

Querida familia barinesa, saludos y felicidad para ti, con motivo del estreno de la primera película venezolana del género "terror" La casa del fin de los tiempos, refrescamos un artículo en el que te ofrecemos información acerca del cine venezolano, concretamente del cine venezolano contemporáneo, te has preguntado ¿qué tanto conoces nuestro cine? Acompáñanos en este recorrido por el mundo del séptimo arte hecho en Venezuela.

Se sabe que en Venezuela la primera proyección cinematográfica fue un documental exhibido en Maracaibo (Edo. Zulia) el 8 de julio de 1896, pero fue en 1916 cuando se estrenó la primera película venezolana de larga duración, dirigida por Enrique Zimmerman, La dama de las cayenas o pasión y muerte de Margarita Gutiérrez; posteriormente en 1924 se filmó La Trepadora, adaptación de la novela de Rómulo Gallegos.

De esta época dorada resaltan dos películas, ambas ganadoras de sendos premios del festival de cine más importante del mundo, el Festival Internacional de Cine de Cannes, estas son La Balandra Isabel llegó esta tarde (1951, categoría “Mejor Fotografía”, actual "Cámara de Oro") de Carlos Hugo Christensen, basada en el relato de Guillermo Meneses, y Araya (1959) de Margot Benacerraf, hasta ahora la única película venezolana en lograr el Premio de la Crítica del Festival de Cannes.

Cine contemporáneo venezolano o nuevo cine  (1970-2000)

Después del arrollador éxito de La Balandra Isabel llegó esta tarde y de Araya, el cine venezolano dio un giro hacia temáticas urbanas, dejaron de filmarse películas basadas en obras literarias o de corte dramático, para exaltar temáticas de la calle, de la cruda realidad de la actualidad del país para la época. Paradójicamente, una película basada en una novela de Miguel Otero Silva inauguró el nuevo cine venezolano y es hasta la fecha una de las películas más taquilleras del cine latinoamericano, esta es Cuando quiero llorar no lloro (1973) de Mauricio Walerstein.

Le siguen una serie de películas consideradas clásicos del cine nacional como El pez que fuma (1977) de Román Chalbaud; Soy un delincuente de Clemente de la Cerda; Macu, la mujer del policía (1983), basada en hechos reales, dirigida por Solveig Hoogesteijn y Homicidio culposo (1984) de César Bolívar. Estas películas acapararon la atención del público, pero fueron ignoradas por la Academia de cine y festivales internaciones, pues se consideraba que este cine de violencia no aportaba nada al séptimo arte y que estaba convirtiéndose en una tendencia en Venezuela, al mismo tiempo, el público empezo a rechazar este tipo de cine y paulatinamente fue alejándose de las salas, poniendo en peligro el cine venezolano.

Pero entonces, en 1985, se estrenó la película venezolana que le cambió el rostro violento al cine nacional y que atrapó a la crítica internacional, el drama Oriana, dirigido por Fina Torres, esta película protagonizada por la legendaria Doris Wells, se convirtió rápidamente en la película venezolana más vista en el mundo y se consideró la mejor película latinoamericana de la época, ganadora de la “Cámara de Oro” del Festival de Cine de Cannes, fue la mejor película en el Festival de Cine de Chicago y del Festival de Cine de Cartagena, obtuvo una nominación al Globo de Oro como “Mejor película de habla no inglesa”, fue preseleccionada al premio Oscar como “Mejor película extranjera”, y Doris Wells recibió una nominación al Globo de Oro como mejor actriz, siendo la única venezolana hasta el momento en lograr la nominación al prestigioso premio, sin embargo en 1985, este premio no tenía mucha penetración en América Latina, como sí la tiene actualmente.

El éxito rotundo de Oriana le ganó prestigio al cine venezolano que en adelante se anotó varios éxitos taquilleros y se llenó de múltiples premios a nivel internacional, es el caso de Sicario (1995) de Elia Schenider y José Ramón Novoa, esta película está considerada la mejor en su estilo de América Latina y es la segunda película más galardonada después de Oriana, otra grande es Golpes a mi puerta, nominada al Premio Goya como “Mejor película extranjera de habla hispana”, con la producción ejecutiva de nada más y nada menos que Dino de Laurentis y protagonizada por Elba Escobar.

Sin embargo, el cine venezolano insistió en la corriente urbana con una serie de filmes donde se retrataba la delincuencia y la desidia en un país sin ley, así surgieron fílmicos como Huelepega (1997) y Garimpeiros (1998).

 

El cine venezolano actual

Después de 2000 el cine venezolano refrescó la temática urbana con drama y comedia, más de una década de buen cine y con reconocimiento internacional, de este periodo resaltan Manuela Sáenz (2000) de Diego Rísquez; Punto y raya (2004) de Elia Schenider; Secuestro Express (2005), de Jonathan Jakubowicz, que se convirtió en la primera película venezolana en ser comercializada por un estudio norteamericano Miramax Picture, asimismo es la película nacional más taquillera en EE. UU., ocupó el tercer lugar en la taquilla en 2005, siendo superada sólo por El hombre araña y Transformers, esta película era la favorita para llevarse el Oscar a la “Mejor película extranjera”, pero por diferencias políticas entre el director y el gobierno del fallecido presidente Chávez, le fue retirado el aval del Estado, por lo que la Academia tuvo que retirarla de las cinco seleccionadas para la ceremonia.

También en 2005 se estrenó el drama Maroa, aclamado por la crítica internacional, triunfadora en el Festival de Sundace. En 2006 se estrenó Elipsis de Eduardo Arias-Nath, producida y dirigida por 20ht Century Fox, así como Francisco de Miranda de Diego Rísquez. En 2007 se estrenó Postales de Leningrado, de Mariana Rondón, otro éxito internacional, ganadora del Festival de Cine de Sao Paulo, fue selección oficial para el Oscar del 2008 pero, por razones que no están claras, fue retirada de la competencia. De 2010 en adelante el cine venezolano ocupó un lugar privilegiado en el mundo, se estrenó Hermano de Marcel Rasquin, ganadora del Festival de Cine de Moscú y postulada al Oscar como “Mejor película extranjera”.

Otras grandes resultaron ser Cheila, una casa pa’ maita de Eduardo Barberena, arrasó en todos los festivales que participó; En 2011 El chico que miente, de Marité Ugás, cautivó al jurado del Festival Internacional de Cine de Berlín, quien la recomendó a la Academia norteamericana para el Oscar; también en 2011 se estrenaron Reverón, de Diego Rísquez, y El rumor de las piedras, de Alejandro Bellame Palacios, ganadoras absolutas del prestigioso Festival de Cine de Mérida.

 

El cine merideño

Ya que hablamos del Festival de Cine de Mérida, hay que hacer mención aparte del cine nacional producido en el vecino estado Mérida, un cine alejado de las temáticas del cine comercial venezolano pero que ha sido galardonado en el mundo entero, estas películas han sido producidas en convenio entre la Universidad de Los Andes, el empresario turístico Alexis Montilla y el profesor universitario y director Alberto Arvelo, nieto de nuestro poeta Alberto Arvelo Torrealba. Del cine merideño destacan Una vida y dos mandados (1997), ganadora del Festival de Cine de Montreal y del Festival de Cine Latinoamericano de Nueva York, fue preseleccionada para el Globo de Oro como “Mejor película extranjera”; Una casa con vista al mar, que ganó los premios del público en Biarritz, Huelva y Friburgo, además del Premio Glauber Rocha en La Habana. También en Mérida se realizó la película Diles que no me maten, de Freddy Siso, basada en el cuento de Juan Rulfo. La última película grabada en Mérida es La ciudad de los escribanos (2006), de José Velasco, producida por la Universidad de Los Andes.

Otras películas nacionales que no gozaron del reconocimiento internacional que se esperaba son: Juegos bajo la Luna; Ifigenia; Puras joyitas; La voz del corazón; 1888, el extraordinario viaje de la Santa Isabel; Cyrano Fernández; La hora cero; Taita Boves.

Mejores películas venezolanas de la historia (Más premiadas)

 

-La Balandra Isabel llegó esta tarde (1951)

-Cuando quiero llorar no lloro (1973)

-El pez que fuma (1977)

-Oriana (1985)

-Sicario (1995)

-Una vida y dos mandados (1997)

-Secuestros Express (2005)

-Punto y raya (2004)

-Maroa (2005)

-Postales de Leningrado (2007)

-Hermano (2010)

-El chico que miente (2011)

 

Familia, aunque el cine venezolano no ha podido ser reconocido con el Oscar, el máximo galardón del cine mundial, ha coqueteado con esa posibilidad con Oriana, Secuestro Express, Hermano y Postales de Leningrado, lo que demuestra la evolución y la calidad del cine nacional, evolución que esperamos en un futuro cercano finalmente se honre con este importante galardón. Mientras tanto anímate a ver los filmes con sello venezolano. ¡Saludos!

__________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://es.wikipedia.org/wiki/Cine_de_Venezuela

http://www.visor.com.ve/interno.php?visor=dir_subc&id_sub=108&id_cat=1&t=Historia+del+Cine+Venezolano

http://es.wikipedia.org/wiki/Alberto_Arvelo

Imágenes

http://4.bp.blogspot.com/_3bVY1OMEU2Q/TUnJNYz8coI/AAAAAAAAAAY/5wLmipnADhI/s1600/IMAGEN+DE+PELICULA.JPG

http://www.rumberos.net/rumberos/images/stories/portadas/afiche2hermano.jpg

http://1.bp.blogspot.com/-9oxL_zBq1iA/TdaGxgvTDFI/AAAAAAAAAFk/0xLX1GBePHQ/s1600/Afiche+Reveron.jpg

http://diarioelprogreso.com/diario/wpcontent/themes/arrastheme/library/timthumb.php?src=http://diarioelprogreso.com/diario/wpcontent/uploads/2011/01/Cheila.jpg&w=630&h=250&zc=1

http://ciudadccs.info/wp-content/uploads/20100315-IMG_7920113.jpg

http://1.bp.blogspot.com/-DYCi4B9FxcQ/T_BWPj02s4I/AAAAAAAAF8I/Ayim0WbIIXg/s640/doris-wells.jpg

http://www.tves.gob.ve/myweb_tves/images/carrousel/ppal/Slider_CP_principal3901049.jpg

http://1.bp.blogspot.com/0Bw6FioKS6s/TZiMtxKiu9I/AAAAAAAAADc/oql3DoFroK8/s1600/Alberto+Arvelo5.jpg

http://prensaescenario.files.wordpress.com/2012/09/oriana-cine-canal-22.jpg?w=470

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.