Pasar al contenido principal

A propósito del Festival de Cine de Fantasía 2014 ¿Fantasía?

Querida familia barinesa, desde del 17 de julio y hasta el 5 de agosto se lleva a cabo en Montreal (Canadá) un festival de cine dedicado al cine de fantasía, género que abarca desde la comedia futurística al cine de horror, se trata de Festival Internacional de Cine de Fantasía, un evento que nada tiene que ver con el festival del mismo nombre que se lleva a cabo en Bruselas (Bélgica). Poco o nada se sabe en América Latina de este importante evento en el mundo del séptimo arte, esto es porque la región explora poco las estéticas que tienen que ver con lo fantástico. Pero este año, el público latino se ve sorprendido por la selección oficial de una película latinoamericana, una película venezolana, se trata de La casa del fin de los tiempos de Alejandro Hidalgo y que tiene como protagonista a Ruddy Rodríguez, el exitoso filme que arrasó en Venezuela y está sacudiendo a Colombia, intentará llevarse el galardón y así convertirse en la primera película latina en ganarlo.

Sin embargo, a propósito de la inesperada participación de esta película venezolana, compartimos con ustedes algunas reflexiones acerca de la fantasía en las artes, ¿cómo es posible si se supone que toda creación es fantástica? ¿Entonces dónde empieza la ‘verdadera’ fantasía? Bien, resulta que la ‘fantasía’ como elemento constructor en el arte está deslindado del imaginario. Para el hombre común en la vida cotidiana, ser ‘fantasioso’ es lo mismo que ser ‘imaginativo’ o ‘mentiroso’ o ‘soñador’, pero no es tan simple como parece. El término fantasía se emplea ampliamente desde una perspectiva psicológica para cubrir dos sentidos diferentes: consciente e inconsciente. La fantasía es un estado de la mente que va mucho más allá de las habilidades para ‘hacer’ o ‘crear’ cosas, se supone que la representación de lo fantástico refiere la irrupción del monstruo, se trata de trasladar al plano real, las mayores construcciones del inconsciente, que muchas veces suelen partir de las fobias.

En la primera mitad del siglo XX, los formalistas rusos, concretamente Viktor Shklovsky  (1893-1984), hizo uno de los aportes a la teoría de la literatura y del arte más notables del pasado siglo, habló del principio de “extrañamiento” en la literatura, con lo que le dio base ‘científica’ y teórica a las manifestaciones artísticas que desafiaron el realismo. De pronto la novela gótica inglesa, con sus espeluznantes historias tuvo sentido, se pudo entender en su total dimensión obras como Drácula (Bram Stoker, 1897); Frankenstein o el moderno Prometeo (Mary Shelley, 1818); Jane Eyre (Charlotte Brontë, 1847) y El hombre lobo en París (Guy Endore, 1933), novelas que se reconocen como ‘fantásticas’ con lo que el arte inauguró una estética que se extendió a otras áreas como las artes plásticas (Surrealismo) y el cine. Esto significa que no toda creación es fantástica, de las miles de películas que se realizan al año, aunque el 80% sean guiones originales, o sea, imaginario del escritor, no se catalogan como fantásticas, lo mismo ocurre con la literatura, no toda la creación literaria es fantástica, esto llevó a que a mediados del siglo pasado se estableciera el género: cine fantástico; literatura fantástica.

En América Latina no pareció florecer este género de las artes, sin embargo, en los últimos años notables investigadores han encontrado evidencia de que desde finales del siglo XIX, la región incursionó tímidamente en este tipo de estética. En Venezuela, en el ámbito de la literatura lo hizo Julio Calcaño (1840-1912), autor de inimaginables relatos fantásticos como “Las lavanderas nocturnas” (1872), “El sello maldito” (1873), “La danza de los muertos” (1873); Tulio Febres Cordero (1860-1938) con sus famosos mitos y leyendas; Manuel Díaz Rodríguez (1871-1927) con su famoso “Cuento Verde”; Julio Garmendia (1888-1977) con “El Alma”, entre otros escritores de relatos fantásticos que permanecieron ocultos por más de medio siglo. En el continente algunos nombres sobresalen, pues fueron capaces de desarrollar con brillantez este género: Jorge Luis Borges; Adolfo Bioy Casares, Juan Rulfo, Carlos Fuentes, quien tuvo el privilegio de ser el autor de uno de los relatos fantásticos más hermosos y poderosos de la historia de la literatura, Aura (1962).

 

 

En cuanto al cine, la tradición del cine fantástico en la región es tímida, algunos de los filmes fantásticos hechos en el sub continente que han tenido cierta repercusión son: Los niños invisibles (Colombia, 2001); Hasta el viento tiene miedo (México, 1968; 2007); Sudor frío (Argentina, 2011); La casa muda (Paraguay, 2011); Juega conmigo (Colombia, 2010); Baby Shower (Chile, 2011); Ahí va el Diablo (México, 2013); Más negro que la noche (México, 1975); Al final del espectro (Colombia, 2006) y La casa del fin de los tiempos (Venezuela, 2013), primera película venezolana que incursiona en el género y la primera latina que podría llevarse el Festival Internacional de Cine de Fantasía. Esta película de Alejandro Hidalgo podría sorprender porque, a diferencia de los filmes de la región, no es precisamente una historia de fantasmas tradicional, es un extraordinario relato fantástico que alude a la existencia de vórtices del tiempo, una temática que ya habían tratado Julio Verne y Jorge Luis Borges. Lo cierto es que la fantasía es una elaboración del inconsciente que no siempre sale a flote pero que si sale, es capaz de mostrar los peores monstruos de nuestra mente. ¡Saludos!

 

____________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.montrealquebeclatino.com/component/content/article/102-miscelaneo/497-festival-internacional-de-cine-fantasia.html

http://www.rcinet.ca/es/2014/07/18/comienza-el-festival-internacional-de-cine-fantasia-en-canada/

http://www.junguiana.com.ar/representacionyfantasia.htm

http://www.fantasiafestival.com/2014/en/films-schedule/22/the-house-at-the-end-of-time

http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=calcanno-julio

Referencias bibliográficas

Sandoval, Carlos (2000), El cuanto fantástico venezolano en el siglo XIX, Caracas, Universidad Central de Venezuela – CEP FHE.

_______________ (2004), Días de espanto. Cuentos fantásticos venezolanos del siglo XIX, Caracas, Monte Ávila Editores Latinoamericana.

Imágenes

http://www.siete24.mx/siete24/2013/deportes/vida-y-equilibrio/45457-deja-vu-una-mala-jugada-de-la-mente.html

http://culturacolectiva.com/bram-stoker-yo-soy-dracula/

http://www.tumbaabierta.com/newspost/fantasia-international-film-festival-2012-palmares/

http://www.lapatilla.com/site/2014/05/13/la-casa-del-fin-de-los-tiempos-presente-en-el-mercado-de-cannes-2/

http://rosawestermeyer.blogspot.com/2012/10/leyenda-mitologica-de-las-5-aguilas.html

http://www.elconfidencial.com/cultura/2013-10-08/el-sueno-del-thyssen-se-hace-realidad_38433/

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

 

 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.