Pasar al contenido principal

¿Te “cae mal” alguien sin motivo? Entérate por qué hay personas que nos caen mal

Familia barinesa, a menudo, después de conversar un par de minutos con alguien que acabamos de conocer llegamos a la conclusión de que esa persona tiene algo que no nos gusta sin saber explicar el motivo. Pues bien, eso que llamamos “primera impresión” resulta tener más valor del que creemos.

Cuando hablamos con alguien, sólo una pequeña parte de la información que obtenemos de esa persona procede de sus palabras. Los investigadores estiman que entre un 60% y un 70% de lo que comunicamos lo hacemos mediante el lenguaje no verbal. Es decir, gestos, postura, apariencia, mirada y expresión. Todo esto hace que una persona acabe cayendo bien o mal en un primer contacto. “La información no verbal de una persona nos dice muchas cosas: la manera de vestir, si es apocada, convencional, extremadamente tímida, sosa, excesivamente simpática, su olor corporal, etc., todo eso nos aporta más que la parte verbal”, explica María Dolores Avia, catedrática de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. Por este motivo es muy importante cuidar este aspecto a la hora de conocer a alguien. Pero resulta que esta “primera impresión” acerca del Otro no sólo está condicionada por el lenguaje, los gestos, la forma de vestir y el comportamiento, ¿te sorprendería saber que el caer mal o que nos caigan mal, es un proceso de nuestro cerebro condicionado por la genética? No parece posible, pero lo es, sigue leyendo.

 

“Es de sangre pesada y por eso me cae mal”

Es una frase habitual cuando se conoce a una persona y ésta no simpatizó con nosotros; pero, ¿es este componente del organismo el que determina esta situación o nuestro cerebro? Expertos señalan que es suficiente ocho segundos para determinar que una persona nos cae bien. Sugieren que esto se debe a que en sólo 300 milisegundos (medio segundo) la imagen del individuo queda grabada en nuestro  lóbulo frontal, el cual durante ocho segundos analiza los rasgos que de acuerdo a nuestra memoria, neuronas espejo y conocimiento determinan si es agradable o no.

 

Este proceso se le denomina “Neurología Empática”, y está compuesto esencialmente  por neuronas (especialmente las neuronas espejo) que se encargan de generar, expresar e interpretar las emociones propias y la de los demás. Además de ello, los científicos consideran que por miles de años el hombre ha utilizado su evolución genética como mecanismo de defensa, significa que el organismo está preparado, incluso desde el inconsciente, para rechazar a esa persona “potencialmente peligrosa” o “engañosa”, es un proceso de selección natural en el que en sólo 8 segundos las personas “deciden” con quien socializar y tener empatía, la mayoría de los casos, personas que proporcionan seguridad.  

Sin embargo, existen mecanismos que estimulan y definen si una persona nos es simpática o no:

Risa: Es la iniciación al procedo de empatía. Ésta se presenta después del tercer mes de vida y es el primer contacto para integrarnos a una sociedad.

Tono de voz: Evaluamos la manera en la que nos dicen las cosas, el énfasis de las palabras. La interpretación de ellas nos permite establecer si estamos de acuerdo con una persona o va ser desagradable para nosotros. En este punto, las mujeres hacen una interpretación más acertada, pero más caótica. Algo muy diferente en el caso de los hombres que es rápido y pero poco correcta.

Memoria: Ésta surge de la experiencia, y nos indica a base de rasgos y tono de voz lo que podemos esperar de la persona recién conocida, ya que recurrimos a los recuerdos para saberlo.

Otro factor que determina por qué nos cae bien una persona o no es la proteína Complejo Mayor de Histocompatibilidad, ésta es la encargada, a través del sistema inmunológico, de interpretar la compatibilidad genética. Las mujeres son las únicas que pueden distinguirla, por ello, en ocasiones, tienden a rechazar a otras mujeres o varones, ya que esta proteína indica que no hay compatibilidad genética, según los expertos este es el mecanismo de defensa, basado en los genes, más antiguo que se ha podido documentar, de manera familia que no tiene que haber un motivo para que alguien nos caiga mal y viceversa, simplemente nuestro organismo se encarga de aceptar al Otro. ¡Saludos!

 

___________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.periodico24.com/por-que-hay-personas-que-nos-caen-mal/noticia/35262/

http://www.taringa.net/posts/info/1548390/Por-que-algunas-personas-caen-mal.html

http://www.descubresubconsciente.com/2012/07/como-llevarse-bien-con-personas-que-te.html

Imágenes

http://www.actitudfem.com/hogar/articulo/por-que-hay-personas-que-nos-caen-mal

http://estesiok.mx/descubre-por-que-algunas-personas-nos-caen-mal/

http://fibromialgiamelilla.wordpress.com/2012/12/01/observan-una-baja-actividad-cerebral-en-pacientes-con-sindrome-de-fatiga-cronica/cerebro-humano-r/

http://blog.occeducacion.com/blog/bid/295256/6-secretos-para-lidiar-con-colegas-dif%C3%ADciles-en-el-trabajo

http://luisgarciagil.blogspot.com/2013/05/diletante-6-un-chaman-de-feria-llamado.html

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.