Pasar al contenido principal

Somos lo que comemos

Comer es la primer necesidad a satisfacer del hombre. De nada sirve ser adinerado, tener un buen empleo o vestir siempre a la última moda, si no tenemos alimento. La comida es lo que da a nuestro cuerpo energía, y le permite realizar las distintas actividades que debe desempeñar a lo largo del día.

Las madres amamantan a sus hijos, puesto que son la única fuente de alimento y por lo tanto, de sobrevivencia que los pequeños tienen. También se les alimenta cuando están llorando, están ansiosos o enojados por algo, para aliviar su ansiedad. Es entonces cuando se establece una relación de tipo “siento ansiedad – la comida me hará sentir mejor”.

Cuando la comida ya no es utilizada como satisfactor de una necesidad, y no se distingue entre antojo o sensación de hambre, es entonces cuando se presenta un trastorno alimenticio que puede tener consecuencias tanto físicas como emocionales.

La obesidad puede deberse a diversas causas: fisiológicas, hereditarias, emocionales, ambientales, etc. Pero la obesidad mórbida se presenta en aquellas personas que comen de manera compulsiva. Estas personas tienen una relación insana con la comida; recurren a ella como medio para calmar la ansiedad y llenar un vacío emocional.

Es típico que veamos en las películas a alguien, por lo regular una mujer, sentada frente al televisor, comiéndose un litro de helado y junto a ella, papitas, dulces, palomitas, e infinidad de chocolates, pues tuvo una decepción amorosa y está en depresión. Y sí, algunas personas comen por depresión, pero las hay también que comen por ansiedad, estrés, felicidad, tristeza, coraje, etc. Todas estas personas tienen algo en común: no saben distinguir entre hambre física y emocional.

Si tú, o alguien que conoces, tiene problemas con la comida; si empiezas a comer y sientes que no puedes parar, o si has descubierto que recurres a la comida cuando sientes alguna emoción en particular, te recomendamos buscar ayuda especializada. Muchas veces no basta bajar de peso, puesto que si tus problemas emocionales siguen siendo los mismos, seguirás recurriendo a la comida o a algún sustituto de ésta, todo para sentirte mejor, aunque este sentimiento dure tan solo un momento.

La psicoterapia te ayuda a darte cuenta y reconocer si existe algún problema que sea causante de tu sobrepeso u obesidad. Anímate y busca ayuda, recuerda que somos lo que comemos.

Saludos.

Cecilia García

___________________

Si quieres conocer más, visita www.adios-obesidad.com y si tienes dudas puedes consultarlas con nuestros especialistas y puedes ver todos los artículos que ellos publican en nuestro nuevo blog www.adios-obesidad.com/blog

Acerca del autor:

Por: Lic Cecy Garcia: Licenciada en psicología, especialista en psicología bariátrica o de obesidad, trastornos alimenticios y emocionales. Egresada de ELPAC (Escuela Libre de Psicología AC).

Fuentes Informativas:

Texto:

www.adios-obesidad.com

Imágenes:

http://laiveesvida.com/era-geneticamente-cierto-somos-lo-que-comemos/

http://www.google.co.ve/imgres?hl=es&client=firefox-a&hs=OEN&sa=X&rls=org.mozilla:es-ES:official&biw=1201&bih=612&tbm=isch&prmd=imvnsb&tbnid=TC--f1xhWdb25M:&imgrefurl=http://www.pesoidealconsaludya.com/tag/lo-que-comemos/&docid=BJYf9Jf9IhOvjM&imgurl=http://www.pesoidealconsaludya.com/wp-content/uploads/2010/05/peso-ideal-con-salud-somos-lo-que-comemos.jpg&w=380&h=236&ei=X4MNUOmcOYim8QSLvtnuCg&zoom=1&iact=hc&vpx=595&vpy=189&dur=453&hovh=177&hovw=285&tx=173&ty=75&sig=107231727193628304384&page=2&tbnh=106&tbnw=171&start=21&ndsp=28&ved=1t:429,r:18,s:21,i:207

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.