Pasar al contenido principal

La salud física no tiene límites de edad

Querida familia barinesa, sabemos que la salud es de los temas primordiales en la vida, y se hace un tema aun más importante cuando llegamos a la vejez, hoy tocaremos el tema para que estemos todos informados y estemos al tanto que llegar a la tercera edad no es sinónimo de aburrimiento y calma total.

A pesar del transcurso de los años, alcanzar o mantener un estado de plenitud y bienestar es posible, ya que el ejercicio físico garantiza mejoras emocionales y que diversas partes del cuerpo mantengan su masa muscular y desplazamiento.

No se debe creer que los ancianos deben de estar sujetos a una rutina donde prevalece pasar horas sentados o acostados en casa, y que ir a un gimnasio o a un parque a caminar es parte de su pasado, Sin embargo, fisioterapeutas y preparadores físicos coinciden en que los programas de ejercicio para adultos mayores deben de ser individualizados y dirigidos a trabajar habilidades propias de la edad, ya que así se minimiza el riesgo de lesiones graves y se aprovechan al máximo las rutinas.

Para Erick Salas, entrenador personal, la importancia de la práctica física es porque a las personas de la tercera edad se les mueren las células con rapidez y con ciertas prácticas físicas se logra mejorar la oxigenación y el rejuvenecimiento celular, "El metabolismo en los ancianos es muy lento y con ejercicios de gimnasia pasiva o de menor impacto se logra quemar energía acumulada, sobre todo en casos de personas que padecen de diabetes o colesterol elevado", explicó.

Asimismo, Salas consideró que a los ancianos que padecen osteoporosis el ejercicio les ayuda a fortalecer los músculos y a evitar el desgaste acelerado de los huesos, "Los ejercicios de lubricación preservan y estimulan las rodillas, codos, muñecas y dedos, puntos en los que se desarrolla más la artritis y otras enfermedades relacionadas", opinó.

Para el especialista, no es recomendable trabajar cualidades físicas que ya no son adaptables a la edad, como es la velocidad máxima, pues además de producir una sobrecarga del sistema cardiovascular también conlleva riesgos motrices. En este sentido, son preferibles aquellas actividades de ritmo libre en las que se pueda establecer personalmente la intensidad del deporte.

Enfriarse adecuadamente es determinante para no desgastar en exceso los huesos y músculos y descansar con más plenitud. Para ello se sugiere, luego de veinte minutos, realizar movimientos más leves de cadera y relajar articulaciones principales como la muñeca, los codos y rodillas.

Entonces siempre recordemos no estar en deuda con nuestra salud, a cualquier edad en la que estemos, también debemos alentar a nuestros familiares y amigos a que no descuiden su salud física.

_________________

Fuente:
Artículo y fotografía http://www.listindiario.com.do/">http://www.listindiario.com.do

Barinas.net.ve

1 Comentarios

Excelente comentario... le agregaria por ejemplo, una visita anual con el medico y seguir sus recomendaciones; cuidar la alimentacion, tenemos dos enemigos fuertes, Trigliceridos y Colesterol, mientras mas bajos, mejor y de esta manera
garantizamos una vejez mas sana y con pocas complicaciones. Adelante, a caminar, bailar, hacer ejercicios:laugh:

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.