Pasar al contenido principal

Otro uso del Viagra.

Estimada familia barinesa, el fármaco contra la impotencia masculina Viagra podría ayudar a los viajeros internacionales y a los trabajadores por turnos a recuperar sus ciclos de sueño normales, según un nuevo estudio. El medicamento, de la compañía Pfizer, se desarrolló originalmente como un tratamiento para la presión alta y la angina, pero pronto se convirtió en una vía lucrativa para luchar contra la disfunción eréctil. El sildenafil es su principio activo, el conocido medicamento utilizado para tratar la disfunción eréctil. Pero ahora, según una investigación efectuada por científicos argentinos, el fármaco también podría ayudar en algo completamente diferente: el sueño.

De acuerdo a un estudio efectuado por investigadores de la Universidad de Quilmes, con apoyo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), el sildenafil podría ayudar al reloj biológico del cuerpo humano a adaptarse a los cambios de luz que suelen generar trastornos circadianos. Estos trastornos son los problemas para dormir por cambios radicales en la exposición a la luz solar, como por ejemplo al cambiar el huso horario, trabajar en turnos rotativos entre el día y la noche, o vivir en regiones polares donde hay escasa o demasiada luz solar por tiempos prolongados.

Hace algunos años el equipo logró determinar el efecto positivo del principio activo del Viagra en animales machos, y ahora lo pudo comprobar en hembras también. Los investigadores inyectaron dosis moderadas de Viagra a hámsteres, de noche, y los despertaban seis horas antes de lo habitual, con luces brillantes. Pronto se percataron de que los roedores inyectados regresaban a sus rutinas normales (a correr en sus ruedas de ejercicio en el laboratorio) a una velocidad del 25% al 50% mayor que la de sus congéneres.

El sildenafil funciona tanto en hembras como en varones, porque se trabaja sobre un proceso bioquímico que no tiene que ver con lo eréctil.

Se viene trabajando desde hace algunos años en el entendimiento del funcionamiento del reloj biológico del cuerpo humano y cómo se sincroniza. El reloj biológico es un núcleo en el cerebro que le dice al cuerpo qué hora es a través de señales neurales y se sincroniza con la luz solar. Este mecanismo es fundamental en la regulación del cuerpo para actividades fundamentales como dormir o alimentarse. Su desincronización puede causar problemas a la salud.

Se desea saber qué caminos biológicos o bioquímicos utiliza la luz solar para decirle al cuerpo humano que vaya más rápido o no. Hace algunos años se encontró que entre la luz solar y el reloj biológico trabaja una molécula llamada GMP-cíclico.  Es esta molécula la que determina, según el estudio, la sincronización del reloj biológico y por ende la adaptación a cambios de luz, como por ejemplo le puede ocurrir a una persona cuando cambia de huso horario y confronta problemas para dormir.

 

En 2007 estos científicos determinaron que al aumentar la cantidad de dicha molécula el cuerpo se sincroniza más rápido con la luz solar al introducir el sildenafil. Ahora, al profundizar en la investigación, no sólo pudieron replicar su hallazgo en hembras y varones sino que obtuvieron los mismos resultados en otros fármacos utilizados para tratar la disfunción eréctil, como el vardenafil y tadalafil, que usan otros medicamentos comercializados actualmente como Cialis y Levitra.

La dosis que se utilizó es sustancialmente más pequeña a la que se usa para tratar la disfunción eréctil, por lo que el estudio aclara que no se presentaron efectos secundarios.

La nueva investigación también logró comprobar que el efecto de dichos fármacos era el mismo si se suministra de manera oral como a través de inyecciones. También se cambió a los hámsteres con los que se obtuvieron los primeros resultados, y se utilizaron ahora ratones.

Si bien es caro llegar a esa etapa, la idea es interesar a algún laboratorio para financiar pruebas clínicas que permitan determinar si esto puede llegar a un fármaco. Pero para los científicos involucrados, lo más importante en términos de neurociencia fue que hasta el momento se sabía que la capacidad de sincronización del reloj biológico del animal tenía un límite. Es decir, al elevar el techo de sincronización la persona podría estar menos susceptible al cansancio y trasnocho que ocurre cuando se cambia severamente de huso horario.

Si se demuestra que esta terapia es efectiva en los seres humanos, podría cambiar la forma en que se recuperan millones de personas que trabajan por turnos o viajan entre zonas con diferentes husos horarios. Este estudio también indica que la fascinación por uno de los fármacos más populares del mundo no cesa. En los últimos años, el Viagra se ha usado para fines tan disímiles como levantar la moral de soldados heridos en Sri Lanka, arreglar carreras de caballos y alargar la duración de flores cortadas.

El objetivo de los investigadores es ver cuál es el efecto que puede tener la manipulación de un gen (llamado PER, por período) sobre el funcionamiento del reloj biológico, ya que este gen se encuentra en el medio de la cadena entre el efecto causado por la luz solar y el propio reloj.

Compilado por el equipo de barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas.

Referencias

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/06/120530_argentina_mujeres_viagra_trastornos_vh.shtml

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_6679000/6679849.stm

http://es.wikipedia.org/wiki/Sildenafilo

Imagen

http://www.que.es/ultimas-noticias/sociedad/201308131134-viagra-femenina-formula-magistral-deseo-rc.html

http://saludymente.com/blog/reactiva-tu-relacion-de-pareja.html

2 Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.