Pasar al contenido principal

Los nuggets de pollo no son tan sanos como crees

Querida familia barinesa, el mundo globalizado nos heredó una forma de alimentarnos no tan saludable pero de ricos sabores, se trata de la llamada “comida rápida”, en el argot del venezolano también llamada “bala fría”. Estos tipos de alimentos se preparan y sirven para consumir rápidamente en establecimientos especializados (generalmente callejeros) o a pie de calle y aunque mucha gente cree que es un “invento” estadounidense surgido en la primera mitad del siglo XX, no es así, pues los orígenes de los establecimientos y/o tarantines de comida rápida se remontan a la Roma imperial, no obstante, fue en 1912 cuando se inauguró el primer “automat”, un local que ofrecía comida detrás de una ventana de vidrio y una ranura para pagar.  

Hoy en día existen cadenas de comida rápida en todo el mundo, además de ello, están los tarantines callejeros que ofrecen los mismos productos un poco más económicos, estos productos son hamburguesas, perros calientes y sus variedades. Bien, uno de los productos más populares de las cadenas de comida rápida son los llamados nuggets de pollo, un pasapalo de carne de pollo, más o menos saludable de exquisito sabor que a todos nos gusta, pero sobre todo a los niños. Hasta hace muy poco tiempo los nuggets no representaban mayor preocupación para los que se sienten culpables consumiendo “comida chatarra”, hasta que un sorprendente estudio reveló qué se esconde detrás de estos populares pasapalos.

 

Nuggets en el ojo del huracán

Lo primero que debes saber es que los nuggets no son sólo carne de pollo, de hecho, apenas el 50% de ellos, incluso menos, son realmente pollo, ¿entonces qué es lo demás? Sigue leyendo.

Dos investigadores estadounidenses seleccionaron tres nuggets al azar, los analizaron bajo microscopio. La mitad del primer nugget era puro tejido muscular, el resto era una mezcla de grasa, venas y nervios. Un análisis reveló células que recubren la piel y los órganos internos del ave, según publica American Journal of Medicine. El segundo nugget contenía sólo un 40% de músculo, junto con grasa, cartílago y hueso. En primer lugar, los nuggets fueron congelados para salvaguardar sus propiedades originales, luego los disecaron y les aplicaron diversos reactivos y sustancias para teñir tejidos. A continuación, los investigadores los sometieron a la implacable visión del microscopio y lo que encontraron les dejó “sin palabras”. Uno de los nuggets estaba compuesto en un 50% por puro tejido muscular de pollo –presumiblemente la pechuga o el muslo– mientras que el resto era una mezcla de grasa, vasos sanguíneos y nervios. Los investigadores hallaron en esta amalgama células que recubren la piel y las vísceras del ave. Más preocupante fue el resultado en la segunda pieza: apenas el 40% era músculo y el restante 60% estaba compuesto por grasa, cartílagos y trozos de huesos. Y eso sin contar el rebozado industrial, que no analizaron, pero que contiene un alto contenido en grasas debido al proceso de prefritura.

 

“En realidad, es un derivado del pollo rico en calorías, sal, azúcar y grasa muy poco saludable. Pero tiene buen sabor y los niños lo adoran”, reconoció el investigador Richard DeShazo, de la Universidad de Mississippi, quien participó en el estudio y que restó importancia a comer este producto de forma ocasional. Lo que le preocupa es que los nuggets se incorporen a la dieta cotidiana de las familias, ya que son económicos, fáciles de preparar y, sobre todo, no hay que pelearse para que los niños rebañen el plato.

El estudio ha recibido furibundas críticas del Consejo Nacional de Productos de Pollo (NCC, por su nombre en inglés), cuyos responsables acusaron a DeShazo de demonizar este alimento con “sólo dos de los miles de millones de piezas que se elaboramos anualmente”. La protesta llevó a que otros investigadores se concentren en los componentes de los nuggets para ratificar o desestimar los hallazgos de DeShazo, sin embargo encontraron gran cantidad de productos químicos sintéticos, tales como: dimetilpolisiloxano, un tipo de silicona con propiedades antiespumantes utilizado en cosméticos y en una variedad de otros productos como Silly Putty. Butilhidroquinona terciaria (TBHQ), un producto a base de petróleo con propiedades antioxidantes, no es un antioxidante natural, este producto químico evita la oxidación de grasas y aceites, extendiendo así la vida útil de los alimentos procesados. Es un ingrediente común usando en los alimentos procesados de todo tipo, pero también se puede encontrar en barnices, lacas, pesticidas, así como en cosméticos y perfumes para reducir la tasa de evaporación y mejorar la estabilidad.

El Comité Mixto FAO/WHO de Experto en Aditivos Alimenticios, determinó que el TBHQ era seguro para el consumo humano en niveles de 0-0.5 mg/kg de peso corporal. Sin embargo, recientemente, la Comisión Codex estableció los límites máximos permitidos entre 100 y hasta 400mg/kg, dependiendo de los alimentos a los que se agrega. (A la goma de mascar se le permite contener niveles más altos de TBHQ.) De acuerdo con el Consumer’s Dictionary of Food Additives, un gramo de TBHQ puede causar.

-Náuseas

-Vómito

-Zumbido en los oídos

-Delirio

-Sensación de asfixia

-Colapso

Basado en estudios en animales, los peligros de salud asociados con TBHQ incluyen:

-Efectos en el hígado en dosis muy bajas

-Resultados positivos de mutación en las pruebas in vitro en células de mamíferos

-Cambios bioquímicos en dosis muy bajas

-Efectos en la reproducción en dosis altas

-La buena noticia es que no se sospecha que sea una toxina persistente, es decir, su organismo pude tener la capacidad de eliminarlo para que no se bioacomule.

De todos modos, los fabricantes de nuggets aseguran que los químicos utilizados en la preparación están por debajo de los límites permitidos, pero no han desmentido aún que no se trata sólo de pollo sino de una mezcla de los desechos de estas aves, hay que tener claro que consumir nuggets de vez en cuando no va a repercutir en la salud, es el mismo caso de ingerir esporádicamente comida rápida, el riesgo real está en la recurrencia en el consumo de este tipo de comida que, de todas todas, no es buena para salud y es uno de los principales factores de la obesidad. Familia ¿te apetecen unos nuggets de pollo? ¡Saludos!

___________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-979738

http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=94503&tipo=AVA

http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/el-tipo-de-pollo-que-deberia-estar-prohibido.aspx

http://es.wikipedia.org/wiki/Comida_r%C3%A1pida

Imágenes

http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=94503&tipo=AVA

http://eltigre.olx.com.ve/vendo-trailer-de-comida-rapida-100-de-acero-inoxidable-iid-111807076

http://www.talcualdigital.com/nota/visor.aspx?id=79217&tipo=AVA

http://panoramaaz.com/panorama-actual/arizona/mcdonalds-prohibe-a-activista-entrar-en-sus-restaurantes-5376

http://tripirisnice.blogspot.com/2011/12/mcdonalds-no-me-encanta.html

http://www.grupomotta.com/calisa/productos.php?id=175&cat=101

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.