Pasar al contenido principal

La infección por Campylobacter es más común de lo que crees

Apreciada familia barinesa, siempre se nos ha dicho que lavar bien los alimentos previene todo tipo de enfermedades y es que, ciertamente, la buena higiene de la cocina mantiene a raya a las bacterias; sin embargo, la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA, por sus siglas en inglés) advirtió que lavar el pollo antes de cocinarlo aumenta el riesgo de propagación de la bacteria campylobacter en las manos, las superficies de trabajo, la ropa e utensilios de cocina a través de la salpicadura de gotas de agua. La advertencia ha generado sorpresa por la recomendación de no lavar el pollo, que muchas veces viene lleno de heces, aparte de la sangre acumulada.

No obstante, es importante aclarar que la recomendación se refiere a la contaminación cruzada de bacterias, significa que al lavar el pollo la Campylobacter podría estar en la tabla, en los utensilios, en el agua, en las manos, etc., y así transferirla a la carne, que si no se cuece bien, a su vez, transfiere la bacteria al organismo. Con seguridad te encuentras en una encrucijada, ¿qué hacer entonces?, una opción sería lavar el pollo y demás alimentos con agua hervida, además de asegurarse de que los utensilios están libres de bacterias. En este sentido, le damos atención a la polémica Campylobacter, una bacteria que, aunque no lo creas, es más común de lo que crees, de hecho, existe un 80% de posibilidades de que ahora mismo, mientras lees este artículo, esté en tu lavaplatos.

 

 

La bacteria Campylobacter es un género perteneciente a la familia Campylobacteraceae. Las especies de este género son bacilos gram negativo con forma de coma y móviles por la presencia de uno o dos flagelos polares. Miden entre 0,5 y 5 micras de largo por 0,2 a 0,5 micras de ancho, tomando forma cocoide en cultivos antiguos o expuestos de forma prolongada al aire. Al menos una docena de especies de Campylobacter han sido implicadas en enfermedades humanas, siendo Campylobacter jejuni y Campylobacter coli las más frecuentes. Campylobacter jejuni es ahora una de las principales causas de intoxicación alimentaria en muchos países desarrollados.

Las bacterias del género Campylobacter se encuentran en los intestinos de muchos animales salvajes y domésticos. Están presentes en sus heces, que pueden infectar a los seres humanos a través de alimentos contaminados (como la carne, sobre todo, la de pollo), el agua procedente de fuentes contaminadas (como los riachuelos y los ríos próximos a áreas de pasto) y los productos lácteos que no hayan sido pasteurizados. Estas bacterias también se pueden transmitir entre seres humanos cuando alguien entra en contacto con la materia fecal procedente de una persona infectada, sobre todo con los pañales sucios de un bebé. Los animales domésticos también pueden ser portadores de estas bacterias y trasmitírselas a sus amos, por lo que si tienes mascotas debes mantenerlas desparasitadas y en un entorno salubre.

 

Síntomas de la infección por Campylobacter

-Diarrea

-Calambres

-Dolor abdominal

-Fiebre

-Náuseas y vómitos

-Deshidratación

Algunas personas pueden estar infectadas y no presentar ningún síntoma. La enfermedad generalmente dura una semana y la mayoría de las personas se cura sin tratamiento. Generalmente, los síntomas suelen aparecer de uno a siete días después de la ingesta de alimentos contaminados. En los casos de infección por Campylobacter, la diarrea suele ser líquida al principio, pero luego es posible que contenga sangre y mucosidad. A veces el dolor abdominal parece ser un síntoma más grave o importante que la diarrea. En estos casos, esta infección se puede confundir con una apendicitis o un problema de páncreas.

Prevención

Se pueden prevenir las infecciones por Campylobacter utilizando agua que haya sido analizada y aprobada para consumo humano, sobre todo en países en vías de desarrollo, y bebiendo leche pasteurizada. Cuando salgas de excursión, evita beber agua de riachuelos o de otros orígenes próximos a áreas con pasto.

De mismo modo, se pueden eliminar las bacterias de las carnes que ingiera tu familia cocinándolas bien y comiéndolas mientras estén calientes. Siempre que prepares comida, lávate las manos a conciencia antes y después de tocar carne cruda, especialmente la de volatería. Limpia las tablas de cortar, la encimera y los utensilios que entren en contacto con carne cruda utilizando agua caliente y jabón. Lava y desinfecta los retretes después de que los use una persona con diarrea. Asimismo, si tu perro o gato tienen diarrea, lávate las manos con frecuencia y consulta al veterinario sobre su tratamiento. Recuerda, la prevención es la mejor cura. ¡Saludos!

____________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://es.wikipedia.org/wiki/Campylobacter

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/06/140616_salud_pollo_infeccion_lavar_gtg.shtml

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/campylobacterinfections.html

http://kidshealth.org/parent/en_espanol/infecciones/campylobacter_esp.html

Imágenes

http://www.avicultura.com/2012/07/26/la-vacunacion-de-los-pollos-contra-campylobacter/

http://www.wikihow.com/Prevent-a-Campylobacter-Infection

http://guardianlv.com/2013/08/food-safety-and-avoiding-food-poisoning/

http://theinfection.blogspot.com/2012/07/campylobacter-jejuni-in-food.html

http://www.laguiago.com/blogs/mascotas/page/55/

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.